Jueves, 21 de septiembre de 2006
ESCUELA Y SOCIEDAD

?Y todo un coro infantil
va cantando la lecci?n:
mil veces ciento, cien mil;
mil veces mil, un mill?n.?
Antonio Machado.

EL SABER APRENDER ES EL MEJOR FRUTO DE LA ESCUELA

Vivimos inmersos en un diluvio de datos. La dificultad de asimilarlos crece en la medida que aumenta la diversidad y complejidad as? como la de los canales por medio de los cuales se vierten. El nivel de datos disponibles puede llegar a bloquearnos totalmente.

Estamos hablando de datos y no de informaci?n para poner de relieve una caracter?stica muy especial de nuestra ?poca: La confusi?n entre datos e informaci?n y entra esta ?ltima y el conocimiento.

El nivel medio cultural que se requiere para la compresi?n de un texto es cada vez m?s elevado. Estamos en la era de la informaci?n y sin embargo el nivel de confusi?n parece estar creciendo. De ah? la importancia del papel de la escuela para contribuir al logro del cambio de la informaci?n en conocimiento y de la tecnolog?a en comunicaci?n.

Los alumnos han de encontrar en la escuela todo aquello que est? presente en la sociedad y la cultura en la que viven; la escuela ha de ser la circunstancia dinamizadora de la vida individual en el seno de la propia sociedad. En una sociedad del conocimiento y de la comunicaci?n la misi?n de la escuela es la de ofrecer los elementos que permitan el desarrollo y la capacidad de aprender: a la escuela vamos a iniciar el aprendizaje de aprender. El saber aprender es el mejor fruto que puede ofrecer la escolarizaci?n.

En este sentido, en la escuela deben estar presentes todos los medios que la sociedad tiene para ofrecer informaci?n: libros, peri?dicos, radio, televisi?n, ordenador... nada puede ser ajeno a la escuela porque nada es ajeno a la vida del alumno.

En cualquiera de las ?reas en las que est? dividido el panorama acad?mico no importan que se trate de lenguas, idiomas, matem?ticas, f?sica, ?tica o m?sica, en todos ellos se puede realizar el ejercicio de adiestramiento en la b?squeda de informaci?n o de unos datos adecuados al planteamiento de un supuesto o de un contexto real. Esto supone, por parte del profesorado, un cambio en la perspectiva desde la que contempla su funci?n; en ofrecer m?s elementos de b?squeda que soluciones previas; en proponer actividades m?s que en presentar ejercicios escol?sticos descontextualizados y anacr?nicos. No es sencillo, pero s? estimulante, al intentar el equilibrio entre lo estricto y convencionalmente acad?mico y estas nuevas maneras de hacer.

Por otra parte el desarrollar actividades comunicacionales, el contactar con otros grupos en escuelas geogr?ficamente distantes, es una actividad que merece especial atenci?n si se pretende que los alumnos y alumnas vivan y conozcan como algo real la virtual presencia de culturas distintas, tal y como puede constatarse en los programas de todo tipo que nos ofrece indiscriminadamente los medios audiovisuales de difusi?n.

Conscientes de estas caracter?sticas de nuestro tiempo es preciso descubrir nuevas sendas por las que caminar para poder ense?ar nuevas actividades valoradas con un alto potencial de aprendizaje para el alumno. Y como dijo el poeta: ?Aprende a diferenciar / las cosas que son mentira / de las que cosas que son verdad?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Paz, queramos paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 5:56
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios