Domingo, 24 de septiembre de 2006
LA RAZON DEL NI?O

?Canto y cuento es la poes?a,
se canta una viva historia
contando su melod?a.?
Antonio Machado

PENSAR ES PARA EL NI?O JUGAR

El ni?o no puede empezar a aprender las letras del alfabeto, no puede empezar a leer y escribir hasta que no empieza a tener eso que se llama uso de raz?n. No es que el ni?o no tenga raz?n antes de usarla -no se puede usar lo que no se tiene- es que tienen una raz?n intacta, una raz?n pura. La raz?n del ni?o es una raz?n puramente espiritual: po?tica. El ni?o a?n antes de vocalizar su pensamiento y cuando lo empieza a vocalizar grita. Y empieza a entender de viva voz el nuestro, mucho antes de usar, de utilizar, su raz?n pura: de impurificarla.

?Y qu? hace el ni?o con su raz?n, si no la usa, si no la utiliza? ?Que qu? hace? Pues lo que hace con todo: jugar. Juega.

El pensamiento es todav?a en el ni?o, mientras es ni?o, un estado de juego. Y el estado de juego es, siempre, en el ni?o, un estado de gracia.

Si el ni?o juega porque es ni?o o es ni?o porque juega, pensar es para el ni?o, jugar, poner en juego, graciosamente, las im?genes de su pensamiento: las cosas; poner que es lo que hacen los ni?os todas las cosas en juego. Toda raz?n po?tica o raz?n puramente espiritual, es una raz?n que pone, infantilmente, todas las cosas en juego, pero en juego tambi?n puro, de racionalidad intacta.

Los pueblos, como los ni?os, piensan y creen simult?neamente, jugando: porque su nacionalidad es pura o po?tica, es decir, divina.

La raz?n pone todas las cosas en juego de palabras. Las palabras son cosas de juego. Poner en poes?a las palabras es sencillamente ponerlas en juego, como hace el ni?o o el pueblo. Por eso, el estado po?tico es un estado de a?oranza infantil o popular: una a?oranza paradis?aca del estado del hombre puro. El poeta a?ora la infancia, la inocencia, es lo que Nicol?s de Cusa denominaba una ignorancia docta, una ignorancia doctrinal y as? escribi? su tratado ?De docta ignorancia?, que es una perfecta doctrinal matem?tica del analfabetismo.

Por orden alfab?tico no se puede formar la palabra, la palabra viva: porque la vida es por la palabra, pero no la palabra por la vida, como la verdad es por la palabra, y no al contrario.

Un gran maestro del pensamiento puro, don Miguel de Unamuno, dijo que en Andaluc?a es donde se habla mejor el castellano de toda Espa?a. Y es porque el lenguaje popular andaluz es todav?a el m?s puro, el m?s po?tico. Por eso el lenguaje popular andaluz es precisamente el m?s verdadero o verdaderamente el m?s preciso. En la profunda sombra del cante ?hondo? luce de un modo incomprensible la precisi?n de la verdad; como en la poes?a m?s pura: la verdad que refleja, o en la que resuena -por la palabra, por la voz, por el grito- esa divina espiritualidad popular o infantil de Andaluc?a. Y es que el cante andaluz est? en la palabra, no en la m?sica: como lo est? toda poes?a, que es por definici?n de Carlyle cante hondo, pensamiento profundizado hasta el canto.

Cuando el pueblo canta o cuenta lo que se figura, que es lo que simult?neamente piensa y cree, lo hace divinamente. Las cosas que se hacen divinamente son siempre cosas po?ticas. Lo que sustenta el juego espiritual del pensamiento es la poes?a.

El pensamiento puro y creador de los pueblos es lo que los pueblos tienen de ni?os, de infancia permanente. Y m?s en Espa?a, donde la historia de la cultura espa?ola en sus valores m?s puros, est? formado en el pueblo espa?ol, en el esp?ritu creador de un pueblo: su poes?a y su pensamiento. Y es que, como dijo el poeta: ?Todo lo que es vida es sue?o. / Y lo que es sue?o lo es / porque ante fue pensamiento?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 17:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios