Domingo, 24 de septiembre de 2006
DOMINGO LOPEZ TORRES
(1910-1937)

?De noche ya, gritando mis ausencias,
buscaba yo en las playas las formas
que dejaban las chicas en la arena.?
Domingo L?pez Torres.

LA VOZ BRUTALMENTE APAGADA

??C?mo atreverse a destacar un nombre de esta inmensa selva de nuestros muertos!?, escrib?a el enorme poeta Pablo Neruda. Pero es que el nombre que voy a pronunciar est? tan atravesado de tantas significaciones que al pronunciarlo se pronuncian los nombres de todos los que cayeron en Canarias defendiendo la materia de sus cantos. Si la barbarie franquista hubiera buscado por todos los rincones de las Islas Canarias a quien sacrificar, como se sacrifica un s?mbolo, para intentar poner fin a la poes?a, como si ello fuera posible, no se hubiera hallado, en nadie ni en nada como en este ser escogido. Estar? muerto ?l, ofrecido como una azucena, bajo el mar en que sus enemigos le arrojaron, pero su voz estar? por siempre viva, en la memoria de los hombres.

No s? como precisar su recuerdo, realmente del gran poeta canario Domingo L?pez Torres tenemos muy pocos datos y la mayor?a se los debemos al poeta Andr?s S?nchez Robayna, pero sus poemas ya empiezan a aparecer en las antolog?as de la generaci?n del 27. Una vez le?do un poema de L?pez Torres, no lo olvidaremos, ni perdonaremos nunca el asesinato de quien consideramos uno de los m?s altos exponentes del surrealismo espa?ol y uno de los escritores espa?oles m?s comprometido con las po?ticas de las vanguardias. He querido traer ante vosotros el recuerdo del m?s joven de los vanguardistas canarios, del que dijo su amigo y escritor Eduardo Westerdahl, que era ?la ternura de un surrealista al servicio de la revoluci?n?.

Domingo L?pez Torres nace en Santa Cruz de Tenerife en 1910. Sus escasos medios econ?micos le obligan a dejar sus estudios y tiene que trabajar desde muy joven, primero de orfebre y posteriormente en un servicio consignatario. En 1935 ya dispon?a de una librer?a-estanco, llamada ?N?mero Cinco?, donde se celebraba una tertulia pol?tica y literaria. A los diecis?is a?os publica su primeros poemas en la revista H?sp?rides, en la que tambi?n colaboran los que ser?an sus compa?eros de generaci?n Eduardo Westerdahl, Pedro Garc?a Cabrera, Domingo P?rez Minik... En el verano de 1929 escribe Diario de un sol de verano , que no ser?a publicado hasta 1987. En 1930, fue uno de los impulsores de la revista Cartones, de la que se edit? solo el primer n?mero, al sufrir L?pez Torres un grave accidente de barca en la bah?a de Santa Cruz de Tenerife, en el que perdieron la vida, sus compa?eros Jos? Antonio Rojas y Julio Antonio de la Rosa. Colabora en el semanario Altavoz, dirigido por Garc?a Cabrera. Con Eduardo Westerdahl contribuye a la aparici?n de la revista Gaceta de Arte, en 1932. Revista que estuvo dirigida por Westerdahl y de la que L?pez Torres fue un redactor muy activo. Al a?o siguiente, Andr? Breton y Paul Eluard solicitan la colaboraci?n de L?pez Torres para una encuesta en la famosa revista francesa Minotaure.

El 4 de mayo de 1935, llegaron a Tenerife Andr? Breton, Jacqueline Lamba y Benjamin P?ret, invitados por el grupo de la Gaceta de Arte, el d?a 11, del mismo mes, se inaugura la Exposici?n Surrealista en la capital tinerfe?a. Los surrealistas franceses regresan a Par?s, el d?a 27, tras una larga actividad art?stica e intelectual. De esta experiencia nace el N? 2 del Bulletin International de Surr?alisme en el que se incluye el Manifiesto Surrealista firmado por Breton, Domingo L?pez Torres, Agust?n Espinosa, Benjamin P?ret, Pedro Garc?a Cabrera, Eduardo Vesterdahl y Domingo P?rez Minik. L?pez Torres en su art?culo ?Andr? Breton y Tenerife?, publicado en la Gaceta de Arte, propon?a un nuevo mapa ?el de los pa?ses con una misma preocupaci?n espiritual?. De todos los poetas canarios, L?pez Torres es sin duda el m?s comprometido con el ideario bretoniano, tanto en lo propiamente po?tico como en las posiciones ideol?gicas. L?pez Torres edita, por otra parte, la revista Indice, de la que solo se publica el primer n?mero. L?pez Torres se distingu?a en esos momentos tanto por sus actitudes est?ticas cuanto por su ideolog?a socialista radical, expresada en diferentes art?culos y ?muy activamente- en la vida pol?tica de Tenerife. Fue un divulgador del socialismo, sindicalismo y surrealismo, dispuesto a ?sacrificarlo todo por el ?xito de nuestras ideas?.

Cuando se produce la sublevaci?n militar de 1936 es apresado y conducido a la prisi?n de Fyffes , en la que escribi? los poemas de su libro Lo imprevisto (in?dito como tal hasta 1981). El escritor exiliado Jos? Antonio Rial, gaditano que vivi? desde su ni?ez en Gran Canaria y que estuvo relacionado con el grupo surrealista de Gaceta de Arte, public? en Venezuela, en 1969, el libro La prisi?n de Fyffes en el que se describe con rigor el ambiente s?rdido del lugar. ?resultaba dif?cil superar la prueba de lo escatol?gico humano?, un ?vivir en cloacas? en un recinto inadecuado para encerrar en ?l al elevado n?mero de personas que all? tuvieron que enfrentarse a muy duras condiciones f?sicas y morales.

En febrero de 1937, Domingo L?pez Torres fue arrojado al mar con otros compa?eros enfundados en sacos. No olvidaremos ni perdonaremos tan horribles asesinatos. No podremos olvidar nunca estos cr?menes, ni perdonarlos. Nunca. Y como le dijo al mar, su amigo el poeta Pedro Garc?a Cabrera ?... si quieres quedarte con la verdad de sus sonrisas, / devu?lveme su muerte al menos, / su muerte es m?a y no te pertenece?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 21:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios