S?bado, 30 de septiembre de 2006
JUAN CARLOS ONETTI
(1909-1995)

?Esta sobrevida es lo primero que debo a los espa?oles.
Estos a?os de regalo, en los cuales he vuelto a escribir con ganas,
despu?s de mucho tiempo de no hacerlo.
He cre?do gracias a esta tierra generosa,
que todav?a ten?a algo que decir, un pen?ltimo grano de arena.?.
Juan Carlos Onetti.


LA VOZ DE LA AVENTURA DEL HOMBRE

El car?cter fundamental de la narrativa de Onetti es la continua proyecci?n imaginativa, la continua afirmaci?n de los poderes de la ficci?n De tal suerte, su narrativa se convierte en el ritual de rehacer el mundo a imagen de ideales inalcanzables, ficci?n que se sabe ficci?n y es, ante todo, una tentativa de transformar las desgracias cotidianas en arte.

Antes del obligado exilio de Juan Carlos Onetti en Madrid en 1975, la lectura de su obra narrativa era un privilegio de minor?as. La reedici?n de sus libros en Espa?a y el otorgamiento del codiciado Premio Cervantes en 1980, le confirieron la proyecci?n internacional que su talento de escritor ampliamente merec?a. ?Yo soy amigo ?nos dijo Onetti- de todos los del boom: Mario Vargas Llosa, Gabriel Garc?a M?rquez, Julio Cort?zar, Carlos Fuentes... Pero fui arrastrado por el boom , porque despu?s del ?xito de Gabo los espa?oles se preocuparon de buscar otros escritores latinoamericanos?.

Juan Carlos Onetti Borges nace en Montevideo el 1 de julio de 1909. Muy pronto abandona los estudios secundarios para trabajar en los m?s diversos oficios ?portero, mozo de cantina, vendedor de entradas en el Estadio Centenario, empleado de una empresa de neum?ticos- hasta desembarcar en su actividad period?stica al filo de los treinta. En 1930 se casa con su prima, Maria Amalia Onetti, y se traslada con ella a Buenos Aires, residiendo alternativamente en las dos ciudades, Montevideo y Buenos Aires. En 1934 de regreso a Montevideo vuelve a contraer matrimonio, con Mar?a Julia Onetti, hermana de su primera mujer, de la que se hab?a separado un a?o antes. Cuando en 1936, Franco se alza en armas contra la Rep?blica espa?ola, trata (infructuosamente) de enrolarse en las Brigadas Internacionales que apoyan a la Rep?blica. Fue secretario de redacci?n del semanario Marcha, de Montevideo, la publicaci?n m?s prestigiosa de Am?rica Latina y de la revista argentina Vea y Lea. En Buenos Aires trabaj? para el peri?dico Acci?n y fue corresponsal de la agencia de noticias Reuter. En 1945 contrae nuevamente matrimonio con una compa?era de trabajo de la agencia Reuter, Elizabeth Mar?a Pekelharing. A fines del a?os 1955 contrajo matrimonio por cuarta vez con la joven argentina de ascendencia alemana Dorotea Muhr (Dolly), su compa?era hasta el final. Fue nombrado director de Bibliotecas Municipales en Montevideo en 1957 y form? parte de la direcci?n de la Comedia Nacional. En 1962 obtiene el Premio Nacional de Literatura de Uruguay. Su novela El astillero fue galardonada en Italia, en 1975, con el premio al mejor libro extranjero, ese mismo a?o, llega a Madrid invitado por el Instituto de Cultura Hisp?nica y fija su residencia en la capital de Espa?a. Juan Carlos Onetti fallece en Madrid el 30 de mayo de 1994.

En 1939, Onetti public? su primera novela, El pozo, que marca un hito en la narrativa rioplatense e hispanoamericana por la renovaci?n de t?cnicas y enfoques narrativos. Su obra, que algunos cr?ticos califican como existencialista y otros como de la angustia, tiene influencias de Faulkner, C?line y Conrad y refleja el drama en que vive el individuo de la ciudad moderna, haciendo uso de un estilo denso, indirecto y opaco. Public? despu?s Tierra de nadie (1941) y Para esta noche (1943), una mirada sobre la dictadura. En esta ?ltima obra nos presenta el dram?tico ambiente de una ciudad sitiada en Europa. Onetti, con un estilo conciso y tajante, nos relata ?la historia interna de un hombre que busca escapar de la muerte, suelto y prisionero?, explic?ndonos su obra como ?un c?nico intento de liberaci?n?.

La vida breve (1950) es la novela que inicia el periodo de madurez creadora de Onetti. Es, adem?s, la matriz gen?tica de un espacio privado, la fantasmal ciudad de Santa Mar?a, con sus propias tradiciones, historias y habitantes. A partir de La vida breve, los relatos de Onetti se entrecruzan , complementan y prolongan, como si fueran fragmentos de una historia m?s vasta, y componen un ciclo narrativo ?la saga de Santa Mar?a, como ha venido llam?ndosele ?que lleg? a una admirable culminaci?n en sus principales novelas, El astillero (1961) y Juntacad?veres (1964), y se cierra definitivamente en Dejemos hablar el viento (1979), donde Santa Mar?a arde, devorada por el fuego purificador, la ir?nica ?operaci?n limpieza? fraguada por el mismo narrador. Destacan adem?s: Los adioses (1954), Para una tumba sin nombre (1959), La cara de la desgracia (1960), El infierno tan temido (1962), Tan triste como ella (1963), La muerte y la ni?a (1973), Tiempo de abrazar (1974), Presencia y otros cuentos (1986) y Cuando entonces (1987). En 1974 public? sus Cuentos completos.

Una y otra vez Onetti nos hace participes de su asombro ?de su ?triste asombro? como dice el narrador de La cara de la desgracia- frente al hostil vac?o del mundo. La representaci?n de un mundo s?rdido y corrupto, de una forma de la existencia que responde a m?viles degradantes ?la conciencia de la marginalidad, la inutilidad del esfuerzo, la imposibilidad del amor, la inevitabilidad del fracaso- determina un contexto espectral, un orden de cosas irremediables y sin sentido.

Cada novela de Onetti es un intento de implicarse, de introducirse de lleno y para siempre en la vida. El novelista uruguayo nos dej? dicho: ?Yo quiero expresar nada m?s que la aventura del hombre?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Paz, queramos paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 7:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios