Mi?rcoles, 25 de octubre de 2006
El ANDALUCISMO UNIVERSAL


?Este es el pueblo andaluz
serio, puro y desgarrado,
en las tierras de la luz.?
Rafael Alberti.

LA VOZ DEL FUTURO

Entre otras muchas definiciones ingeniosas de las diferencias que caracterizan y separan a un optimista de un pesimista destaca aquella que ante una botella, cuyo contenido no pasa de la mitad, el optimista afirma que es una botella medio llena y es pesimista que lo es medio vac?a. A medias de todo nos parece que nos estamos quedando en Andaluc?a: de todo o de casi todo.

Quien no sea andaluz es dif?cil que comprenda como la derrota ha pesado durante siglos en nuestra realidad nacional, cohibi?ndola y siendo el motivo de sangrantes quejas. Hasta el propio arte andaluz ha sido una sangrante queja.

Nos hemos acostumbrado a considerar como nuestro el genio torcido, el gesto del fracaso, la voz l?gubre de la protesta. Mas debe de haber una voz andaluza de la fe clara, del triunfo, del futuro. Una voz andaluza m?s all? de las otras.

La trascendencia est?tica universal de Andaluc?a que se ha afirmado igualmente por la poes?a de Juan Ram?n Jim?nez, de Antonio Machado, de Federico Garc?a Lorca y de Rafael Albrti, la m?sica de Falla y la pintura de Picasso, ha tenido sobre el resto de la actividad art?stica espa?ola ?ltima, una influencia radical y decisiva. Este ?andalucismo universal? ha influido tanto en poetas, m?sicos o pintores nuevos, andaluces o no, que es f?cil reconocer su huella en cualquier caso, y de todos es muy reconocida la obra de los artistas andaluces referidos como la herencia m?s positiva, quiz?s, del pasado art?stico espa?ol m?s reciente.

Sin embargo, la impresi?n fina se cierra en nuestro canto. Y el andaluz se extas?a luego en el tormento, o se pierde, tal vez en suspiros largu?simos. Pero esta violencia de despu?s no es quiz?s lo m?s andaluz, sino el aliento primero que se trunca, que es tambi?n esa pureza, ese ardor contenido que en los rostros de los jornaleros andaluces hemos visto tantas veces.

Pero en siglos de fracaso y lamentaci?n, de olvido y picard?a, nos hemos habituado ya a considerarnos a nosotros mismos como perdidos aqu? en la tierra, dif?ciles e imposibles El cante ?jondo? nace con un esfuerzo tembloroso, como una alt?sima promesa de algo que va alcanzarse y se corta luego, y surge el ?ol?!, la voz de abajo, de aqu?, el recuerdo de la tierra, que pone un manto de realismo y de humor de comentario, sobre la divina palabra sin nombre; pone iron?a y distancia para apagar el ?xtasis. Y lo andaluz as? aparece siempre a medias, partido en dos: el deseo y su sombra, lo real y lo ideal, la m?stica y la picaresca, los latifundios y los jornaleros sin tierra, dulzura y violencia, indiferencia y pasi?n, alegr?a y tristeza. Pero sospechamos que esta dualidad cl?sica es s?lo accidental y pide una s?ntesis que habr? de encontrarse un d?a, una f?rmula humana, natural y m?gica.

No hemos encontrado a?n el camino de esa gloria natural que ser? nuestro hallazgo, pero si sabemos del tormento de la busca.

Toda la Andaluc?a pintoresca y compleja de estos dos ?ltimos siglos debe dejar paso a la Andaluc?a del siglo XXI que quiere amanecer, que presiento muy cerca. Una Andaluc?a que pienso y sue?o todav?a vivi?ndola como algo que merece ser superado. Y como dijo el poeta: ?Yo no culpo a Andaluc?a, / s? muy bien que a su esperanza / le pas? lo que a la m?a?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios