Viernes, 27 de octubre de 2006
LA TRAIDORA COCAINA

??Ay del gal?n sin fortuna
que ronda a la luna bella;
de cuantos caen en la luna,
de cuantos se marchan a ella.?
Antonio Machado.


LA REINA DE LA NOCHE

La llamada reina de la noche es blanca como la nieve, siniestra y mentirosa, y tal vez la m?s traidora de todas las drogas. Al principio, su consumo estaba reservado a las ?elites?, a las personas pudientes; sin embargo, su uso se ha extendido de tal modo, que las consecuencias son escalofriantes. La tasa de mortalidad entre los cocain?manos ha aumentado en un 300%; esta cifra est? en relaci?n directa con el incremento del n?mero de adictos.

Si bien en nuestro pa?s todav?a nos disponemos de estad?sticas actualizadas, seg?n el Plan Nacional de Drogas, conforme disminuye el n?mero de heroin?manos, aumenta la cantidad de personas atrapadas en las redes de la coca?na. Por otro lado, se considera que cualquier persona que prueba la coca est? expuesta al riesgo de engancharse.

?ltimamente se ha puesto de manifiesto, el aumento dram?tico del n?mero de mujeres que abusan de la coca?na. Atrapadas por el ?s?ndrome de la supermujer?, muchas de ellas pretenden ser tan eficaces en el cuidado de los hijos como en el plano profesional.

Resulta llamativo, pero los efectos euforizantes de la coca?na desaparecen varias horas antes de que su concentraci?n en sangre se haya reducido a cero; la enga?osa sensaci?n de confianza y omnipotencia dura unos pocos minutos: como m?ximo, unos diez. En cuanto se ve privado de su para?so artificial el adicto necesita repetir la dosis. Si no lo logra todo lo que le rodea se transforma en un infierno: malhumorado, irritable, nervioso y falto de energ?a, intenta dormir, sin embargo, el insomnio gana y le juega m?s de una mala pasada.

Al efecto euforizante le sigue un estado de ansiedad y depresi?n conocido con el nombre de crash. A medida que el consumo de coca?na se cronifica estos efectos residuales se vuelven cada vez m?s intensos y duraderos, de modo que no resulta nada raro que, a la larga e inevitablemente, el cocain?mano caiga en un estado ps?quico similar al que puede observarse en el delirium tremens del alcoh?lico. Por lo general, las muertes por sobredosis se deben a la fibrilaci?n ventricular y a la parada cardiaca.

Los trastornos psiqui?tricos (depresi?n, irritabilidad, sensaci?n de soledad y paranoia) se producen antes en el consumidor de crack que entre las personas que esnifan la coca?na . Por otra parte, el s?ndrome de abstinencia, tambi?n son m?s intensos en el primer grupo.

Debido a las caracter?sticas de la ?subida? de la coca, que en pocos minutos requiere otra dosis, el adicto que s?lo pretende reducir el consumo est? condenado al fracaso. En consecuencia, la primera condici?n para desengancharse de la coca es la abstinencia total y permanente.

Seg?n el testimonio de muchos ex adictos, la asistencia a un grupo de Narc?ticos An?nimos constituye una ayuda de valor inestimable para romper con la traidora coca?na y encarar una nueva vida. Y es que, como dijo el poeta: ?Los astros humanos / al parecer no han muerto. / Una estrella invisible / se ha encendido en el cielo?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:47
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios