Lunes, 30 de octubre de 2006
EL CANTAR DE SOLEDAD ANDALUZ

??Ay de m?! Por m?s que busco
la soledad, no la encuentro.
Mientras yo la voy buscando
mi sombra me va siguiendo.?
Augusto Ferr?n.

SOLEDAD DE SOLEDADES

El cantar de soledad, en el librito de Augusto Ferr?n: La soledad, que prolog? B?cquer, con p?ginas inolvidables que definen admirablemente su propia poes?a, se nos ofrece, el cantar andaluz de soledad con definitiva fisonom?a rom?ntica. Este cantar de soledad es sencillo y penetrante.

El cantar de soledad andaluz ?con B?cquer y Ferr?n- tiene acentos de ?ntima lejan?a. En estos dos poetas se juntan los primeros, y acaso m?s puros, alboreos del Romanticismo, con los ?ltimos ecos y cadencias de que ellos son, tal vez, la m?s fina y honda expresi?n. Todo lo mejor de la poes?a rom?ntica se apura y depura en sus voces. Alg?n d?a los estudiosos de la literatura juntar?n sus nombres para siempre. Para hacernos sentir mejor el sentido m?s sutil, misterioso, penetrante, de su ?ntimo y lejano cantar andaluz de soledad.

?Lo que vale en el cante- dec?a Manuel Torre, el famoso cantaor- es el gusanillo que se le mete dentro?. Esto es verdad del cante, como del baile y del toreo. Tres cosas que no se pueden separar. Y a las tres se les mete dentro ese ?gusanillo? que dec?a Manuel Torres; y al que Federico Garc?a Lorca, llam? el ?duende?.

?Las artes hice m?gicas volando?, nos dej? dicho, con ese maravilloso verso, Lope de Vega. Las artes m?gicas del vuelo; el cante, el baile y el toreo, como el toque de improvisaci?n que acompa?a al que canta hondo en la guitarra, son artes m?gicas del vuelo, sin huella o trazo literal, que se?alen su ruta para repetirse. ?xtasis del vuelo son estas m?gicas virtudes del cante, del baile y del toreo.

?Qu? bien toreado va el toro en una ?seguiriya? o ?sole?, cuando se la canta -o la baila- m?gicamente, con duende! En Andaluc?a, a ese singular?simo cantar, que se canta y se baila solo, se llama de soledad, de sole?. ?Y qu? es bailar o cantar de verdad sino bailar y cantar solos, como torear, solo con el toro? ?Yo me entiendo y bailo solo? ?dice el bailaor-. Como el cantaor o el torero, aunque no lo diga. Aunque lo haga en corro o con pareja, acompa?ado. Porque baila solo, con su sombra. Como el cantaor, canta solo, con su eco. Como nos cant? Ferr?n: ?Pas? por un bosque y dije: / Aqu? est? la soledad... / y el eco me respondi? / con voz muy ronca: Aqu? est?. Y el torero torea solo, con el toro. Como dice la copla: ?A mi me dejaron solo / como se deja en la plaza / al torero con el toro?. El que baila, el que canta, en andaluz, est? toreando en su sombra, en su eco, ese toro misterios?simo. Y como el torero quiere que le dejen solo con ?l. Para que el ?gusanillo? o el ?duende? se le meta dentro. Dentro de los vuelos m?gicos del baile y del cante, como los de un capote invisible o muleta de torear.

Don Juan, como un torero como lo que es, en definitiva, el burlador y burlado Don Juan, grita a sus espectros y fantasmas mortales: ??Dejadme morir en paz / a solas con mi agon?a!? Este es otro canto, siendo el mismo y el mismo cuento: el de la soledad. Cantar andaluz, y rom?ntico, de soledad. De humana y divina soledad. Soledad de soledades y todo soledad. Y es que, como dijo el poeta: ?A soledades del alma / no s? si voy o si vengo / cuando soledades hallo / y soledades encuentro?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Paz, queramos paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios