Domingo, 26 de noviembre de 2006
HACERSE EL TONTO

?Yo era un tonto
y lo que he visto
me ha hecho dos tontos: no s?
si he de acertar el camino.?
Calder?n de la Barca.

HAY TONTOS QUE LO SON PARA SIEMPRE
Raro es el listo que permanece tal. F?cil es ponerse tonto, a instancias de la petulancia o de la terquedad. Y no poco se gana, en m?s de una ocasi?n, haci?ndose el tonto: ??chame pan y ll?mame tonto?.

Hay tontos que lo son siempre, en todo y por todo, en cualquier lugar y circunstancia; m?s tambi?n nos advierten los refranes o proverbios: ?No hay tonto para su provecho?, ?es tonto, pero se mete en casa?, ?si no digo lo que pienso ?de qu? me sirve ser tonto??

Hay quienes son listos en exceso y hay tontos de remate, sin que a estos ?ltimos lo recupere nada ni nadie. Cierto tonto absoluto sufri? un accidente de autom?vil, que le fue relatado a Unamuno de esta suerte:

-F?jese, don Miguel , lo que le ha pasado al pobre hombre. Resulta que iba en un coche... Total, que como consecuencia del percance se ha quedado medio tonto.

A lo que replic? el rector de Salamanca.:

-?Pues no es nada lo que ha ganado!

La verdad, no s? bien en que raz?n y medida se reparten ahora los reinos de los listos y de los tontos. Otra cosa ser?a si hablara de antes. Digo de antes para referirme a un tiempo en que no se atisbaba esta tremenda confusi?n que hoy afecta a todos los ?rdenes de la vida. De la de todos en com?n y de la cada uno de nosotros.

El tonto causa risa. Hace el rid?culo. Pero tambi?n todos estos que act?an de acuerdo con ciertos patrones cada vez menos vigentes: lo que llaman pan al pan y vino al vino; los que proclaman en alto la bondad, el saber, la inteligencia, la destreza de otros ciudadanos; los que luchan por la justicia, la paz y la libertad; los que no se consideran con suficientes capacidades para ser ministros y act?an, para no ser se?alados; los que no adulan; los que no fingen virtudes; los que son legisladores de s? mismos, imponi?ndose mayor cargo de deberes que la establecida por la ley p?blica; los que tienen a la educaci?n y a la ?tica por antesalas obligadas del vivir ciudadan; los verdaderamente solidarios; los que no cobran comisiones ilegales ni son traficantes de influencias; los que por ser como son, no tienen otra salida que morirse... De lo que t?, como yo, podemos suponer.

Y yo me acuerdo de Giner de los R?os, Costa, Ganivet, Unamuno, Antonio Machado, Juan Ram?n Jim?nez, Ortega, Le?n Felipe, Bergam?n, Moreno Villa, Pedro Salinas, Jorge Guill?n, Garc?a Lorca, Emilio Prados, Altolaguirre, Pedro Garfias, Alberti, Luis Cernuda, Juan Rejano, Max A?b, Miguel Hern?ndez. Y de tanto otros.

Confieso que los admiro. Confieso aun a riesgo de ser llamado tonto, que admiro a todos estos hombres que han cumplido o cumplen una misi?n de ridiculez. Porque una misi?n tal es la que asign? Plat?n al fil?sofo y al poeta. Y no otra distinta la que llev? a cabo en todos sus combates, con s?lo armas del alma -las otras estaban tomadas de or?n y llenas de moho-, nuestro don Quijote. Y como dijo el poeta: ?Libertad para el preso / justicia para el pobre / respeto para el loco / y para el gobernador honrado, ?nsulas, / y palabras de miel y aros de sol / para la dulce, dulce Dulcinea?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La paz pide una oportunidad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:47
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Yo sobretodo admiro a Miguel hernandez y no me parece un tonto sino alguien que entrego su vida por la libertad y las ideas en las que cre?a
Publicado por pasion_de_vivir
Domingo, 26 de noviembre de 2006 | 21:24