Domingo, 03 de diciembre de 2006
VIENTO DEL SUR

?Viento del Sur,
moreno, ardiente,
llegas sobre mi carne.?
Federico Garc?a Lorca.

EL VIENTO NO CALLA NUNCA

?El aire es aire en el aire / y el viento, viento en el viento?, nos dice el poeta gaditano Miguel Mart?nez del Cerro, y con el donaire del poeta granadino Hurtado de Mendoza, podr?a decirse: El Sur, con su buen aire, todo es viento. Y este donaire o don de aire, de gracia, de garbo, tradicional de lo andaluz, si, por una parte, es todo claridad, transparencia luminosa, sosiego, quietud, calma... por otra es arrebato, ?mpetu desatado; y ventolera que tiene su expresi?n extremada en la pintura de Picasso, como el aire en la de Vel?zquez. Expresi?n extremada y contradictoria de nuestra realidad nacional andaluza. ?Del viento contra el aire?

A Vel?zquez se le dijo justamente el pintor del aire. Como si portara en sus maravillosos silencios, una callada m?sica inaudita. Los lienzos velazque?os callan, enmudecen la pintura, como el buen aire quieto, sosegado, pasmosamente inm?vil.

Pero el viento no calla nunca. Es un escandaloso ?buscarruidos?. Grita o se queja, canta, silba, parlotea... Garc?a Lorca exclama: ??Chist silencio! / ?La noche oscila en el viento!? El viento habla a grandes voces, con voz baja murmura, susurra, entredice apenas alguna cosa. Es fuerte, poderoso, impetuoso... o delicado, acariciador, sutil?simo... Es totalizador y exclusivo; violento y caprichoso, valeroso y temeroso a la vez, como si se asustase de s? mismo. Alberti nos grita: ??A la mar si no duermes / que viene el viento!? El viento es col?rico o finge serlo. Se enfurece por todo. No para un momento, no se est? quieto. Lo revuelve todo y todo lo vac?a. Cuenta cuentos de miedo; si de pronto sonr?e es para prolongarse en mueca dolorosa, amarga... No s? si estoy hablando del viento o de su tremendo lenguaje aprisionado en las pinturas de Picasso. ?Un veloz torbellino que nos ciega?, que dijera Rafael Alberti.

?El Sur, con su bien aire, todo es mal viento? Es ese ?este- Sur, con el andar del tiempo claras estampas velazque?as y oscuras, claroscuras visiones picassianas. El viento, los vientos han roto mil veces el aire puro del Sur; han turbado su sosiego, su calma, su fin?sima transparente luminosidad. Pero no pudo nunca, no puede el viento, vencer el aire quieto, la luminosidad ext?tica de un aire que aposenta maravillosos silencios y claridades en su transparencia. Estos aires, aquellos vientos. En sucesi?n constante. En permanente pugna. Y su historia viva se teje en estas vivas oposici?n, contradicci?n.

El Sur con su buen aire y con su mal viento vive, revive en todo. Desde que lo dej? en el aire para siempre peleando su propio decir espa?ol ?desde Hurtado de Mendoza a Alberti, desde Vel?zquez a Picasso-: un decir, un pintar tan andaluz, como espa?ol. Y como nos hab?a dicho Alberti: ?Que he sido viento. / Viento quiz?s, solo viento?. Y Lorca nos dej? dicho: ?Cuando yo me muera / enterradme si quer?is / en una veleta?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


En Navidad,
Paz y Libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios