Martes, 05 de diciembre de 2006
EDUARDO BARRIOS
(1884-1963)


?Tres p?blicos reciben la obra de arte; el superior,
uno de segunda y de tercera otro. S?lo deben interesarnos
el primero y el ?ltimo; pues el de primera es la sensibilidad refinada
y de conciencia, y el de tercera el de la frescura y espontaneidad.?
Eduardo Barrios.

LA VOZ DE UN NARRADOR ARISTOCR?TICO Y MUY POPULAR

Los novelistas hispanoamericanos han creado un tipo de novela social con personajes humanos bien logrados, en los que se han profundizado en los caracteres, haciendo de ellos unos estudios acabados; un novelista que en este sentido merece especial atenci?n es el chileno Eduardo Barrios, uno de los autores m?s le?dos, como lo demuestran las ediciones de sus obras. Su novela Gran Se?or y rajadiablos (1948), al a?o siguiente de su aparici?n hab?a sido editada nueve veces y agotados cien mil ejemplares. Barrios, dentro de una m?xima pulcritud art?stica, sin halagos para el lector vulgar, sabe mantener viva la atenci?n del p?blico.

Eduardo Barrios es un narrador aristocr?tico y muy popular a la vez. D?ndose con noble trabajo de escritor a la sabidur?a y a la sinceridad, logra novelas cada vez m?s perfectas. En el cuento tiene narraciones muy atractivas que figuran ya en las antolog?as de Hispanoam?rica.

Eduardo Barrios Hudtwalcheer nace en Valpara?so el 25 de octubre de 1884 y muere en Santiago el 13 de septiembre de 1963. A la muerte de su padre, con cinco a?os de edad, se establece con su madre en Lima. Donde hubo de recorrer varios centros de ense?anza. A los quince a?os regresa a Chile e ingresa en la Escuela Militar, que abandona antes de ser oficial. Recorri? toda la Am?rica Latina, realizando trabajos muy dispares como comerciante, buscador de minas, vendedor de estufas econ?micas, viaj? entre c?micos y saltimbanquis, levant? pesas en un circo, se emple? en oficinas salitreras, etc. Al volver a Santiago trabaja como funcionario de la Universidad de Chile y como taqu?grafo en la C?mara de los Diputados. En 1910 contrae matrimonio con Deifiria Passe. Cinco a?os m?s tarde es redactor del diario La Ma?ana. Colabora en Pluma y L?piz, Zig-Zag, Pacifico Magazine y otras publicaciones. En 1920 contrae segundas nupcias con Carmen Rivadeneira. Dirige la revista Atenea, de la Universidad de Concepci?n. En 1927 es nombrado Director del Servicio de Bibliotecas y Archivos Ese mismo a?o, con el gobierno de Carlos Ib??ez, accede al cargo de Ministro de Educaci?n, cartera que desempe?? hasta noviembre de 1928. Fue redactor de los diarios El Mercurio y Las Ultimas Noticias. En 1946 obtuvo el Premio Nacional de Literatura. En 1953 es nombrado nuevamente Director del Servicio de Bibliotecas y Archivos, vuelve a ser Ministro de Educaci?n e ingresa en la Academia Chilena de la Lengua.

Sus dos novelas m?s importantes, El ni?o que enloqueci? de amor (1915) y El hermano asno (1922), cuentan con un clima semejante; en la primera lo crea el diario de un ni?o hipersensitivo que a los diez a?os se enamora de una mujer; sus sufrimientos le condenan a la enfermedad y luego a la locura. El caso psicol?gico de El hermano asno lo narra un franciscano que no ha olvidado su pasado mundano ni a su amada, a cuya hermana menor encuentra ahora. La pasi?n vuelve a surgir en ?l; pero otro franciscano tenido por santo trata de violar a la muchacha en la oscuridad del locutorio. Posteriormente Barrios contempl? la realidad chilena en Tamarugal (1944) y sobre todo en Gran se?or y rajadiablos, que exalta la memoria de un patr?n agrario, cuya vida relata en la ni?ez, adolescencia, juventud, madurez y vejez; si resulta interesante el ahonde en el personaje, no lo es menos el cuadro que ofrece de Chile desde la perspectiva de un ser que pretendi? volver la espalda a su ?poca y rechazar la m?quina porque de ella deriva tristeza en la faena. Otras novelas muy interesantes de Barrios son Un perdido (1917) y Los hombres del hombre (1950). Entre sus piezas dram?ticas destacan: Mercaderes en el templo (1910), Lo que niega la vida. Por el decoro (1913) y Vivir (1916). Sus narraciones breves est?n reunidas en Del natural (1907), P?ginas de un pobre diablo (1923), de trasfondo autobiogr?fico, y La vida sigue (1925). Y como dijo el gran novelista chileno: ?Si antes la labor del campo fue mezcla de trabajo y fiesta, en lo venidero s?lo habr? esfuerzo, monoton?a, fatiga...?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
Blog: http://blogcindario.miarroba.com/index.php?a=info&b=60913



En Navidad,
Paz y Libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 7:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios