Martes, 12 de diciembre de 2006
MARIANO AZUELA
(1873-1952)

?Nada importa saber ad?nde van y d?nde vienen;
lo necesario es caminar, caminar siempre,
no estacionarse jam?s, ser due?os del valle,
de las planicies, de la sierra, de todo cuanto la vista abarca.?
Mariano Azuela.

LA VOZ DE LA NOVELA DE LA REVOLUCION MEXICANA

En 1910 se producen en M?xico hechos trascendentales que marcar?n el curso de la narrativa: la rebeli?n de Francisco Madero contra la dictadura de Porfirio D?az, que comprometi? al pueblo mexicano en un seria de revoluciones y contrarrevoluciones que durar?n, en l?neas generales, hasta la llegada de L?zaro C?rdenas (1940). Durante esos treinta a?os la sangre derramada fue abundante, pero al final se logr? la primera reforma agraria del continente y una concienciaci?n pol?tica del pueblo que supuso el rechazo de la oligarqu?a y la mengua de los poderes de la jerarqu?a eclesi?stica.

La revoluci?n fue popular y cont? entre sus filas con j?venes intelectuales salidos de la clase media que, al relatar sus memorias y ambientar sus narraciones en esa ?poca, crearon un g?nero narrativo con caracter?sticas propias: la novela de la revoluci?n mexicana. Todos sus frutos tienen un valor fragmentario antes que totalizador; un valor documental antes que est?tico, por lo que emplean una t?cnica period?stica

La personalidad m?s fuerte de la novela de la revoluci?n mexicana es Mariano Azuela. A ra?z de la revoluci?n en la que se puso de parte de Madero, escribi? Los de abajo (1915), la obra maestra del g?nero. Mediante una t?cnica impresionista de vivo colorido ritmo trepidante, Azuela une cuadros por medio del protagonista, el indio Demetrio Mac?as, que generosamente se lanza al monte; su gesto ser? aprovechado por los logreros de la revoluci?n. La cr?tica quiso ver en este enfoque una novela contrarrevolucionaria; a ello alentaba la falta de ideolog?a pol?tica de Mac?as, que se hab?a limitado a echarse al monte y que como una piedra que corre monta?a abajo ?ya no se para?. Pero su postura cr?tica no va contra los principios de la revoluci?n, ?hermosa a?n en su barbarie?, sino contra sus fallos y errores. Porque Azuela, decepcionado, no canta ideales revolucionarios ?lo cual hubiera acartonado los personajes- ; se limita a narrar circunstancias vividas; desde un enfoque literario lleno de espontaneidad, de autenticidad, remata el c?mulo de aventuras con la muerte de Mac?as y sus guerrilleros.

Mariano Azuela nace en Lagos de Moreno, Jalisco, el 1 de enero de 1873 y muerte en Ciudad de M?xico, el 1 de marzo de 1952. Estudi? medicina en Guadalajara. Desde muy joven ley? a los grandes narradores franceses como Dunas, Daudet, los hermanos Goncourt, y, especialmente, a Emilio Zola su novelista favorito.

Azuela fue nombrado jefe pol?tico en Lagos y m?s tarde director de Educaci?n en Jalisco, pero en 1913, a la muerte de Francisco Madero, se incorpora como m?dico militar al ej?rcito de Pancho Villa, para apoyar la revoluci?n. Luego se exili? en la ciudad fronteriza de El Paso, Texas, donde escribi? su famosa novela Los de abajo, que comenz? a publicar por entregas en diciembre de 1915 en un peri?dico local mexicano, El Paso del Norte. Esta novela tuvo muy buena acogida en Europa, public?ndose en Espa?a en 1927. En 1917 Azuela regres? a Ciudad M?xico, trabajando como m?dico en un consultorio p?blico, mientras segu?a escribiendo. En 1949 recibi? el Premio Nacional de Literatura.

Su novela Los de abajo, sobre la revoluci?n mexicana de 1910, ha sido traducida a numerosos idiomas, y es la obra que junto con El Periquillo Sarmiento (1816), de Jos? Joaqu?n Fern?ndez Lizardi, sienta las bases de una novel?stica propiamente mexicana. El resto de las obras de Azuela refleja una visi?n de la vida bastante pesimista y una constante preocupaci?n por los problemas de su pa?s: Maria Luisa (1907), Mala yerba (1909), Andr?s P?rez, maderista (1911), Domitilo quiere ser diputado (1918), colecci?n de relatos, Las moscas (1918), Las tribulaciones de una familia decente (1918), ambientada en el M?xico posrevolucionario; La malhora (1923) y La luci?rnaga (1932), en las que trasluce la huella de las corrientes vanguardistas europeas, Pedro Moreno, el insurgente (1935), Nueva burgues?a (1941), La marchanta (1944), Sendas perdidas (1949), y las p?stumas Esa sangre y La maldici?n, ambas publicadas en 1955. En 1947 apareci? su ensayo literario Cien a?os de novela mexicana. Aunque escribi? tambi?n piezas teatrales, Azuela se halla de cuerpo entero en su novel?stica.

En Los de abajo, Azuela revela el drama de los hombres que no saben por qu? luchan y que tampoco saben como dejar de luchar. Es el mismo determinismo que impulsaba a Macias a seguir en la pelea como un canto rodado. He aqu? el final de la obra: ?Al pie de una resquebrajadura, enorme y suntuosa como p?rtico de vieja catedral, Demetrio Macias, con los ojos fijos para siempre, sigue apuntando con el ca??n de su fusil...?

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
Blog: http://blogcindario.miarroba.com/index.php?a=info&b=60913



En Navidad,
Paz y Libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 5:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios