Martes, 12 de diciembre de 2006
MANUEL ACU?A
(1849-1873)

?Comprendo que tus besos
jam?s han de ser m?os;
comprendo que en tus ojos
no me he de ver jam?s;
y te amo, y en mis locos
y ardientes desvar?os
bendigo tus desdenes,
adoro tus desv?os,
y en vez de amarte menos,
te quiero mucho m?s.?
Manuel Acu?a.

LA VOZ DE LA IDEALIZACI?N ROM?NTICA

Este poeta todo amor unas veces, aunque todo escepticismo hastiado por sus precoces desenga?os, otras, pero hablando siempre de Dios, en quien cree, se acuerda de que es estudiante de medicina, y se nos presenta fr?o, razonador, en sus tercetos Ante un cad?ver, hijos de un racionalismo que parece m?s bien de origen teut?nico que hispanoamericano. En ellos proclama la inmortalidad de la materia perenne en sus transformaciones; pero aliando ingeniosamente el pensamiento filos?fico con la poes?a, de la que est?n impregnados aquellos versos. Desgraciadamente, su ?ltimo amor fue la Muerte, a cuyo encuentro sali? suicid?ndose en plena juventud, a los veinticuatro a?os, lo que a?ade una emoci?n m?s a la lectura de aquella composici?n, la de mayor importancia entre las suyas.

?Y era un gran poeta ?escrib?a Jos? Mart?- aquel Manuel Acu?a. El no ten?a la disposici?n estrat?gica de Olmedo, la entonaci?n pind?rica de Matta, la correcci?n trabajosa de Bello, el arte griego de T?ophile Gautier y de Baudelaire, pero en su alma eran especiales los conceptos, se hench?an a medida que crec?an, comenzaba siempre a escribir en las alturas. Habr?n hecho confusi?n lamentable en su esp?ritu los cr?neos y las nubes: aspirador poderoso, aspir? al cielo no tuvo el gran valor de buscarlo en la tierra, aqu? se halla. Hoy lamento su muerte. No escribo su vida, hoy leo su Nocturno a Rosario, p?gina ?ltima de su existencia verdadera, y lloro sobre ?l, y no leo nada. Se rompi? aquella alma cuando estall? en aquel quejido de dolor?.

Manuel Acu?a Narro naci? en la ciudad de Saltillo, Coahuila, el 27 de agosto de 1849. Sus estudios primarios los realiza en el Colegio Josefino de la ciudad de Saltillo. Posteriormente se traslad? a la Ciudad de M?xico, para estudiar interno, Matem?ticas, Lat?n, Franc?s y Filosof?a. En enero de 1868 inicia sus estudios en la Escuela de Medicina. A su muerte solo hab?a concluido el cuarto a?o de su carrera.

Acu?a inicia su carrera literaria en 1868 con una eleg?a a la muerte de su compa?ero y amigo Eduardo Alz?a. Ese mismo a?o funda, en compa??a de varios intelectuales, la Sociedad Literaria Nezahualcoyoti, inspirada en el ideario nacionalista de Altamarino, en cuyo seno dio a conocer sus primeros versos, publicando sus poemas en la revista El An?huac y en un follet?n del peri?dico La Iberia. El 9 de mayo de 1871 se estrena, con gran ?xito del p?blico, su drama El Pasado.

Manuel Acu?a fue un apasionado de Rosario de la Pe?a, la mujer que estuvo m?s ?ntimamente ligada a sus ?ltimos a?os. Su inmenso y desenfrenado amor por ella fue la causa, o al menos la raz?n m?s fundada, de que quedara truncada su existencia. El 6 de diciembre de 1873, Manuel Acu?a, en Ciudad de M?xico, puso fin su vida, tras ingerir cianuro pot?sico. Sus amigos y compa?eros le velaron en la Escuela de Medicina y fue sepultado el 10 de diciembre en el cementerio del Campo Florido, con la asistencia de representaciones de las sociedades literarias y cient?ficas y una multitud de personas. Posteriormente sus restos fueron trasladados a la Rotonda de los Hombres Ilustres del Cementerio de Dolores. Y finalmente, a Saltillo, su ciudad natal, donde el escultor Jes?s F. Contreras hab?a realizado un notable grupo escult?rico a la memoria del poeta.

La vida de Manuel Acu?a est? presidida por dos coordenadas: el materialismo esc?ptico y la idealizaci?n rom?ntica. El desd?n que por este esp?ritu t?picamente byroniano mostr? Rosario de la Pe?a, belleza a quien hab?an cantado otros poetas como Ignacio Ram?rez y Mart? , fue la gota que colm? el vaso; pocos d?as antes de su muerte, hab?a escrito Nocturno a Rosario, pieza que junto con la esproncediana composici?n A un cad?ver, constituye lo mejor de su obra. Entre otras obras pueden escogerse: Entonces y hoy, L?grimas, Adi?s.

Acu?a, como Larra en Espa?a, por haber rebasado en sus amores los l?mites de lo humano, acab? en la desesperaci?n y el suicidio, ya presentido en los versos del citado Nocturno: ?Esa era mi esperanza... / Mas ya que a sus fulgores / se opone el hondo abismo / que existe entre los dos, / adi?s, por la vez ?ltima, / amor de mis amores, / la luz de mis tinieblas, / la esencia de mis flores, / mi lira de poeta, / mi juventud, ?adi?s!?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
Blog: http://blogcindario.miarroba.com/index.php?a=info&b=60913



En Navidad,
Paz y Libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios