Mi?rcoles, 20 de diciembre de 2006
UNA TIERRA VIEJ?SIMA

?Viejos olivos sedientos
bajo el claro sol del d?a,
olivares polvorientos
del campo de Andaluc?a.?
Antonio Machado

EL ENCANTO FASCINADOR DE ANDALUCIA

La parte meridional de Espa?a, la ?Castilla nov?sima?, como se la llam? despu?s de la Reconquista en la Edad Media, es una tierra viej?sima. El r?o principal, el Guadalquivir, es un viejo r?o que desemboca cansado en el oc?ano Atl?ntico, cruzando las tierras bajas de la Andaluc?a occidental. Hist?ricamente, esta parte del mundo es tambi?n una de las m?s antiguas. La ciudad de C?diz tiene tres mil a?os; M?laga, Sevilla, han existido durante m?s de dos milenios; Andaluc?a era sumamente civilizada mucho antes de la era cristiana.

No creo que Andaluc?a pueda entenderse meramente como un pa?s mediterr?neo. Por una parte, se extiende a ambos lados del estrecho de Gibraltar, pertenece al Mediterr?neo y al Atl?ntico. Por otra parte, Andaluc?a se apoya en Castilla, las dulces llanuras son una versi?n m?s suave de las m?s ?speras mesetas, por debajo de Sierra Morena o de los picos cubiertos de nieve de Sierra Nevada, a unos cuantos kil?metros de los campos de chirimoyos o las plantaciones de algod?n.

El principal rasgo del paisaje andaluz es lo que suele llamarse el ?bosque de olivos?, all? donde ?sta es una palabra adecuada para la realidad bot?nica y esc?nica. En otros lugares de la cuenca mediterr?nea los olivos crecen en peque?os bosques; aqu?, grand?simas extensiones de terreno ?llanura, colinas, el valle del Guadalquivir- est?n cubiertas de olivos; se puede viajar durante horas entre ellos. El olivar no es propiamente un bosque, ni es ?monte?. Los olivos son peque?os, nunca densamente plantados; son ?rboles individuales, netamente erguidos, aparte, sin entremezclar sus ramas. No hay confusi?n entre los olivos, los ?rboles m?s cl?sicos del mundo. Dan solamente una sombra escasa; sus hojas son peque?as, verde p?lidas, gris?ceas, la luz del sol las hace relucir como plata; bajo la luna parecen todav?a m?s plateadas, con un halo misterioso que perder?n al amanecer, cuando las lechuzas interrumpen sus vuelos silenciosos y los p?jaros diurnos se despiertan, cantan y buscan aceitunas casi maduras.

El paisaje andaluz tiene una cualidad vibrante, una atm?sfera sensual que lo envuelve todo, lo natural y lo humano por igual. Es la regi?n m?s placentera de Espa?a, y as? lo han sentido todos los pueblos que han vivido en su suelo durante unos treinta siglos: tartesios, fenicios, romanos, ?rabes, jud?os, pobladores castellanos, esa mezcla ?nica de razas y culturas que ha hecho posible el estilo andaluz.

Andaluc?a ha ejercido siglo tras siglo, un encanto fascinador sobre los visitantes de todos los pa?ses; ha fascinado, y esto es a?n m?s sorprendente, a sus propios naturales de todas las razas, lenguas y culturas. Todo el que se acerca a Andaluc?a parece enamorarse de ella. ?Por qu??

La hermosura no basta. Hay muchos lugares hermosos en el mundo, m?s impresionante que nada que se pueda encontrar en esta vieja tierra del Sur. Hay un elemento de encanto, de seducci?n, que no puede reducirse a formas, a nada estrictamente pict?rico. Cuando se est? en Andaluc?a, se tiene la impresi?n de que las propias posibilidades aumentan; el contorno no es s?lo bello, es prometedor, seductor, amistoso, incitante: el escenario adecuado para una vida feliz. Andaluc?a es la fiesta natural de la Pen?nsula Ib?rica.

?Cu?l es la situaci?n actual? ?Cu?nto est? la naturaleza modificada por la acci?n del hombre? ?Cu?nto se conserva todav?a de la belleza de esta vieja tierra?

Recientemente, muchos parajes hermosos a orillas del mar han sido profanados por la urbanizaci?n: casas feas, rascacielos, grandes almacenes ocultan las vistas m?s hermosas; viejos ?rboles han sido talados por af?n de lucro. Lo mismo podr?a decirse de las cercan?as de las grandes ciudades. Sin embargo, Andaluc?a como conjunto todav?a est? poco afectada.

Algunos cambios en la estructura social y econ?mica tienen en?rgicas consecuencias para el aspecto f?sico de Andaluc?a. Las grandes ciudades atraen a mucha gente, los pueblos peque?os se abandonan; cada vez hay menos labriegos; en lugares donde el suelo es pobre, la lluvia escasa, la agricultura tradicional rinde demasiado poco, los campesinos emigran. Un vasto espacio estar? quiz? en el futuro pr?ximo, escasamente poblado mientras que otros espacios comienzan a estar superpoblados.

Esperemos que los andaluces cuiden la asombrosa belleza de su tierra, del valor de la expresi?n, la diversidad, la sorpresa, como remedios contra la monoton?a, la homogeneidad, la depresi?n, el aburrimiento, la peor amenaza contra la busca de felicidad en nuestro tiempo. Y es que como dijo el poeta. ?Si me pierdo por el mundo buscarme en Andaluc?a?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


En Navidad,
Paz y Libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios