Domingo, 31 de diciembre de 2006
PEDRO HENRIQUEZ URE?A
(1884-1946)

?La grandeza que hay en nuestros pueblos
quiz? sin ellos saberlo: eso es lo que quiere
descubrirles nuestra literatura.?
Pedro Henr?quez Ure?a.

LA VOZ DEL GRAN ESPIRITU HUMANISTA DE AMERICA

Henr?quez Ure?a es una de las figuras m?s relevantes de la cultura y las letras hispanoamericanas en el siglo XX y el intelectual dominicano m?s universal. Era conocido por sus camaradas como ?nuestro hermano mayor?, expresi?n acu?ada por Alfonso Reyes en honor a su mente preclara y su permanente iniciativa y entusiasmo. Educador y gu?a de varias generaciones Henr?quez Ure?a dej? una huella honda en los intelectuales m?s importantes de la primera mitad del siglo pasado e hizo renacer el esp?ritu de las humanidades en muchos pa?ses hispanoamericanos. Profesor universitario, profundo pensador y humanista, sus trabajos sobre la historia de la literatura hispanoamericana son fundamentales. ?Tengo la impresi?n de que Henr?quez Ure?a ?claro que es absurdo decir eso- de que ?l hab?a le?do todo-escribe Jorge Luis Borges-, todo. Y al mismo tiempo, que ?l no usaba eso para abrumar en la conversaci?n. Era un hombre muy cort?s, y ?como los japoneses- prefer?a que el interlocutor tuviera raz?n, lo cual es una virtud bastante rara, sobre todo en este pa?s ?no??.

Pedro Henr?quez Ure?a nace en Santo Domingo el 29 de junio de 1884 y muere en Buenos Aires el 11 de mayo de 1946. Descendiente de una familia intelectual. Su madre era Salom? Ure?a, una gran poetisa, su padre Francisco Henr?quez y Carvajal, m?dico, abogado, escritor, pedagogo, pol?tico y presidente de la Rep?blica Dominicana; comenz? interes?ndose por la literatura. Tambi?n dos de sus dos hermanos, Max y Camila, fueron dos grandes intelectuales. Despu?s de la escuela de ense?anza primaria Pedro Henr?quez continu? los estudios en el Liceo Dominicano, donde recibi? el t?tulo de Bachiller en Ciencia y Letras (1901).

La infancia y adolescencia de Henr?quez Ure?a transcurren en los a?os de la dictadura Hereaux. Henr?quez Ure?a recuerda sus aflicciones de adolescente acosado por la persecuci?n pol?tica y por las contradicciones con el medio que le rodeaba. Refugiado en s? mismo y en la literatura lleva una ?vida exclusivamente intelectual?. Finalizado sus estudios secundarios, march? a los Estados Unidos, comenzando as? un largo periplo que lo alejar?a de su pa?s, casi durante todo el tiempo que le restaba de existencia. Un largo exilio iniciado en 1901, y que s?lo interrumpe en dos breves ocasiones durante algunos d?as en 1911, y en 1931, cuando regresa a Santo Domingo para ocupar por dieciocho meses el cargo de Superintendente General de Ense?anza. Vivi? en Cuba y Espa?a, donde tom? parte activa en la redacci?n de la revista Filolog?a Espa?ola. Fue profesor universitario en M?xico, donde vivi? de 1906 a 1913, Estados Unidos, donde estuvo entre 1915 y 1916, Argentina, donde se vincul? a la revista Sur, de Victoria Ocampo y fue acad?mico de Letras, Estados Unidos otra vez, Rep?blica Dominicana y vivi? la ?ltima etapa de su vida en Argentina. Se gradu? de abogado en la Universidad Nacional de M?xico y de Doctor en Filosof?a y Letras en la Universidad de Minnesota. Los afanes de Pedro Henr?quez fueron su permanente deseo por educar y descubrir vocaciones. Alfonso Reyes, su amigo de toda la vida escribi?: ?ense?aba a ver, a o?r y a pensar, y suscit? una verdadera reforma de la cultura?. Muy lejos del totalitarismo y de la ideolog?a trujillista se encuentra el proyecto democr?tico contenido en su utop?a, cr?tico de la mendicidad espiritual y econ?mica en la que medran las dictaduras y que, sobre todo, procur? rescatar lo popular como parte integral de la cultura.

Entre los t?tulos m?s relevantes de su extensa obra po?tica, cr?tica y filos?fica, citaremos: Ensayos cr?ticos (1905), El nacimiento de Dionisios (1906), Horas de estudio (1910), Seis ensayos en busca de nuestra expresi?n (1928), La utop?a de Am?rica (1925), En la orilla: mi Espa?a (1922), Comienzo del espa?ol en Am?rica (1932), La cultura y las letras coloniales en Santo Domingo (1936), La versificaci?n irregular en la poes?a castellana (1933), Espa?a en la cultura moderna, Cultura espa?ola en la Edad Media y Las corrientes literarias en la Am?rica Hisp?nica (1945 y 1949). Y como dijo el gran humanista dominicano: ?No debe haber alta culttura, porque ser?a falsa y ef?mera, donde no haya cultura popular?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

En Navidad,
Paz y Libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 7:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios