Viernes, 05 de enero de 2007
ALBERTO INSUA
(1885-1963)

?Todo un lustro sin publicar libros de imaginaci?n.
Siete a?os de periodismo activo -y aliad?filo-
en ABC y La Correspondencia de Espa?a.
Frialdad, impopularidad en torno m?o.
Se me acusaba de francofilia exagerada.
Y tal vez venal... Vendido a los franceses.
Pero yo volv?a a Espa?a con dos cosas limpias:
la bolsa y la conciencia.?
Alberto Ins?a.

LA VOZ DE UNO DE LOS PRIMEROS PERIODISTAS DE CU?O EUROPEO

Conocido novelista antes del 14, Alberto Ins?a se dedica pronto a la profesi?n period?stica, colaborando en varios peri?dicos espa?oles: El Liberal, El Pa?s, El Imparcial , Blanco y Negro, La Esfera y Nuevo Mundo. Al iniciarse la I Guerra Mundial se traslada a Par?s como corresponsal de ABC y luego de La Correspondencia de Espa?a. Fue uno de los primeros periodistas de corte europeo, apostando claramente por la democracia y la libertad y recibiendo la Legi?n de Honor, por la importancia de su labor de periodista. Este espa?ol cubano demostr? su aptitud no solo en el periodismo, sino tambi?n en la novela y en el teatro.

Analista y psic?logo, dotado de amplia cultura y de un estilo f?cil y elegante, posey? el secreto de interesar al lector. Aunque Alberto Ins?a se mostr? en sus primeras obras como un ep?gono del 98, s?lo accedi? al favor del gran p?blico con su novela La mujer f?cil (1910), casi en las lindes de lo pornogr?fico. Un retorno al costumbrismo madrile?o, entroncado con la novela galdosiana del tipo de Fortunata y Jacinta, signific? su novela Las flechas del amor (1912), que describe las peripecias de un idilio entre una modestilla y un se?orito, todo en el marco popular del Madrid de su tiempo. Su ?xito m?s sonado lo constituy? El negro que ten?a el alma blanca (1922), refrendado por varias adaptaciones cinematogr?ficas.

Alberto Ins?a, seud?nimo de Alberto ?lvarez Ins?a y Escobar, nace en La Habana, en 1885. Hijo del emigrante gallego Waldo ?lvarez Ins?a, hereda la vocaci?n literaria de su padre que hab?a fundado y dirigido El Eco de Galicia en la isla. A los trece a?os se traslad? a Espa?a. Estudia Derecho en Madrid. Alberto Ins?a muere en Madrid, en 1963.

Ins?a comienza su producci?n novel?stica con la trilog?a Historia de un esc?ptico ?En tierra de santos (1907), La hora tr?gica (1908) y El triunfo (1909)-, obra de car?cter noventayochista. La mujer f?cil (1910), novela er?tica, le proporciona un envidiable triunfo. En la misma l?nea se hallan Las neur?ticas (1910), La mujer desconocida (1911) y El demonio de la voluptuosidad (1911). Novela singular es Las flechas del amor (1912), de car?cter costumbrista y con claros ecos galdosianos. Uno de sus mayores logros narrativos lo constituye el formado por las novelas Los hombres: Mary los descubre (1913) y Los hombres: Mary los perdona (1914), en la que relata la historia de la protagonista Mary Pacheco en un ambiente de alta pol?tica y en un mundo de oscuros negocios. Otros t?tulos relevantes son: El peligro (1915), Maravilla (1921), por el ?xito obtenido destaca El negro que ten?a el alma blanca (1922), cuya segunda parte se titula La sombra de Peter Wald (1937), La mujer, el torero y el toro (1926), Humo, dolor y placer (1928), El barco embrujado (1929), El amante invisible (1930), Un coraz?n burlado (1953) y Nieves en Buenos Aires (1955). En colaboraci?n con Alfonso Hern?ndez Cat? escribi? para el teatro: Cabecita loca (1914) y La culpa ajena (1916). Otro apartado importante de su obra lo forman sus cr?nicas de acontecimientos hist?ricos, bien sobre la I Guerra mundial ?De un mundo a otro (1916)-, bien sobre el advenimiento de la II Rep?blica Espa?ola ?Ha llegado el d?a (1932)-. Sus Memorias en tres tomos fueron publicadas en 1952, 1953 y 1959, respectivamente. A Ins?a le es perfectamente aplicable, lo que dijo Gald?s: ?Estos periodistas son hoy los obreros que labran la materia prima de la Historia. Lo que llamamos hoy actualidad, el tiempo lo va convirtiendo en Ensayos o Tratados de Literatura, Filosof?a, Pol?tica, Ciencias, etc...?

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La primera condici?n para la paz es la voluntad de lograrla.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios