S?bado, 06 de enero de 2007
FRANCISCO DE FIGUEROA
(1536-1617)

?Perdido ando, se?ora, entre la gente,
sin vos, sin m?, sin ser, sin Dios, sin vida,
sin vos, porque no sois de mi servida,
sin m?, porque no estoy con vos presente.?
Francisco de Figueroa.


LA VOZ DE ?EL DIVINO?

De tendencia petrarquista, Figueroa fue llamado ?el Divino?, distingui?ndose en la poes?a l?rica y en la pastoril por su delicadeza de sentimiento y su perfecci?n normal. Autor de sonetos, ?glogas, canciones y eleg?as, la influencia de Garcilaso, Petrarca y Horacio, es patente en la belleza y musicalidad de sus endecas?labos. A la influencia de Horacio responde, entre otras, su poes?a ?Cantada navecilla?. Especialmente recordados son sus sonetos y sobre todo uno cuyo primer verso es ?Perdido ando, se?ora, entre la gente?. Estudi? muy a fondo los modelos italianos y hasta tal punto se dejaba influir por ellos que intercalaba en sus poes?as castellanas versos escritos en aquel idioma. M?s influido por Garcilaso que por fray Luis, emplea una expresi?n sobria para la tem?tica amorosa. Sus temas son el amor y la ausencia de la amada. Dominado por la preocupaci?n del lenguaje, ser? el primero en utilizar con flexibilidad el verso libre en la ?gloga pastoril y en la que comienza ?Tirsi, pastor del m?s famoso r?o?, aunque conserva invariables los acentos r?tmicos, lo que proporciona notable armon?a a la expresi?n po?tica. En Figueroa el estilo culto, tiene por contrapeso una ?gil sobriedad cuyos elementos principales son la armon?a y una imaginativa riqueza crom?tica.

Francisco de Figueroa naci? en Alcal? de Henares en 1536. Estudi? en su ciudad natal con el humanista e historiador Ambrosio de Morales. Viaj? por gran parte de Europa y pas? una gran parte de su vida en Italia al servicio de Carlos V y de Felipe II. En Italia encontr? a su amada, a quien poetiza con el nombre de Fili, ?l ser?a Tirsi, y a quien tuvo que abandonar en 1552. Fue ?contino? del rey Felipe II desde 1561, repartiendo su residencia entre la Corte y Alcal? , adonde finalmente se retir?, junto a su esposa, Mar?a de Vargas. Poco antes de su muerte, ocurrida en 1617, Figueroa mand? a quemar sus poes?as, por lo que s?lo se conserv? la parte parcialmente recogida por Luis Tribaldos de Toledo, quien la edit? por primera vez en Lisboa en 1625, y que posteriormente descubri? y sac? a la luz Men?ndez Pidal en 1915.

Sus sonetos destacan por la riqueza del movimiento, sobre todo en el ?Epitafio a la muerte de Filis?, ?A los ojos de Filis?, ?Ay , esperanza lisonjera y vana?, etc. Redact? adem?s el epitafio de Don Diego de Espinosa, presidente del Consejo Real y obispo de Sig?enza. Sus ep?stolas son tambi?n muy interesantes porque revelan la personalidad de un hombre culto y curioso, interesado por los problemas de la lengua, entre ellas destaca la enviada en 1560 desde Chartres a su maestro Antonio de Morales, Sobre el hablar y pronunciar la lengua espa?ola. Y como dijo nuestro poeta: ?Sale mi blanca aurora, y en saliendo / coge a la obscura noche el negro manto; / mas yo, que sin dormir en tierno llanto / lo m?s bello de ella pas? triste y muriendo?.
Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
Blog: http://blogcindario.miarroba.com/index.php?a=info&b=60913
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Apostemos con el coraz?n en la mano por la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios