S?bado, 27 de enero de 2007
MANUEL CIGES APARICIO
(1873-1936)

?Aspirar con las armas a lo que,
sin deshonra, puede conseguirse
por las artes de la paz , es insania..?
Manuel Ciges Aparicio.

LAVOZ BRUTALMENTEN SILENCIADA

El impacto asestado por la generaci?n del 98 a la vida literaria del pa?s en los primeros a?os del siglo XX hizo girar en torno a los maestros indiscutibles de ella a un n?cleo de escritores cuya calidad es muy desigual. Entre estas figuras sobresalen algunos novelistas que llegaron a gozar de cierta notoriedad, m?s bien desvanecida con el tiempo y con el olvido de sus obras, que en el caso de Manuel Ciges Aparicio ser?a de justicia revalorizar. ?gil y combativo periodista, siempre dispuesto a denunciar situaciones injustas, sus libros son, m?s que novelas reportajes de altura de marcado car?cter period?stico Ciges dedic? gran parte de su vida a luchar por los principios republicanos, siempre solidario con los que sufr?an, denuncia los males de su tiempo (la corrupci?n, la compra de votos, los abusos o cerraz?n pueblerina...). Sus novelas no la motivan alardes esteticistas, sino el deseo de fustigar una sociedad cuyos defectos conoc?a como pocos y a cuya erradicaci?n quer?a contribuir.

Manuel Ciges Aparicio nace en Enguera, provincia de Valencia, el 14 de enero de 1873. Desde muy joven tuvo que trabajar para ayudar a la econom?a familiar. En 1893 fue llamado a filas, como soldado. Como militar se bati? en Marruecos y en Cuba y tuvo que abandonar el ej?rcito porque sus cr?ticas a las actuaciones del general Weyler en la isla caribe?a le valieron una desagradable estancia en la prisi?n militar La Caba?a (La Habana): Repatriado a Espa?a entre los ?ltimos evacuados de la isla fue testigo del regreso de los desmovilizados enfermos, mutilados, andrajosos, abandonados a su suerte al pisar suelo espa?ol. El libro de la vida tr?gica del cautiverio (1903) relata la estancia en la prisi?n colonial y fue un aut?ntico ?xito, de forma que se reimprimi? cuatro veces m?s, con ?l inici? una tetralog?a autobiogr?fica formada adem?s por El libro de la vida doliente del hospital (1906), El libro de la crueldad de cuartel y de la guerra (1906) y El libro de la decadencia del periodismo y la pol?tica (1907). Seg?n Rafael Cansinos Assens, Ciges, era un ?T?cito convertido en novelista?, y fue este escritor quien le puso en contacto con la editorial Aguilar, de la que ser?a traductor durante el resto de su vida. Ciges transit? del republicanismo al socialismo y se vio obligado a exiliarse a Francia varias veces por sus posiciones pol?ticas y sus concepciones antimilitaristas. Colabor? en peri?dicos y revistas como L?Intransigeant, El Pueblo, Vida Nueva, El Pa?s, El Progreso, El Radical, El Socialista, El Mercantil Valenciano... Fue adem?s director de El Progreso de Zaragoza. ?Se caracteriz? ?escribe Trapiello- por llevar el periodismo a la literatura?. Entre 1911 y 1914 Ciges fue director literario de la secci?n espa?ola de la casa editorial Michaud. Contrae matrimonio con Consuelo Mart?nez Ruiz, hermana de Azor?n, de esta relaci?n nace el actor Luis Ciges, en el 1921. Durante un breve tiempo vuelve a Zaragoza para ser director de La Voz de Arag?n, en 1928.

Militante de Izquierda Republicana y hombre de confianza de Aza?a, durante los primeros a?os de la Rep?blica, fue gobernador civil de Baleares, donde destac? persiguiendo la pirater?a y el contrabando. En 1935 cambi? su puesto de gobernador civil por el de Santander y luego por ?vila, donde le sorprendi? la sublevaci?n militar del general Franco del 18 de julio. Detenido al d?a siguiente, se le mantuvo prisionero hasta el 5 de agosto de 1936, en que es asesinado de un tiro en la cabeza, camino del cementerio de ?vila.

Entre sus obras destacaremos las novelas Los vencedores (1908) y Los vencidos (1910) que refieren la lucha obrera en una zona minera y la historia de una represi?n patronal; El vicario (1905), en la que presenta por primera vez en nuestra literatura moderna, la problem?tica del sacerdote que ha perdido la fe. Su ?ltima novela, Los caimanes (1931), repite el tema de la frustraci?n de un personaje animado por prop?sitos regeneracionistas, al que un medio cerril y sin escr?pulos conduce al fracaso. La novela, vigorosa e inteligentemente escrita, es rica en tipos humanos y en penetraci?n cr?tica. Otras obras suyas son la biograf?a Joaqu?n Costa, el gran fracasado (1930) y el estudio hist?rico Espa?a bajo la dinast?a de los Borbones, 1701-1931. Y como dijo la voz brutalmente silenciada: ?He escrito lo que he sentido y prefiero faltar a los deberes militares, que nada me importan, a dejar de cumplir con mi conciencia?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

?Necesitamos vivir en paz!

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 11:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios