Domingo, 28 de enero de 2007
MIGUEL ESPINOSA
(1926-1982)

?Es un pudor que no puedo remediar,
porque mi felicidad consiste en estar marginado.
Yo me margino porque obtengo felicidad.?
Miguel Espinosa.

LA VOZ DE UN EXILIADO DE SU TIEMPO

El escritor murciano Miguel Espinosa comenz? a publicar en su madurez y su obra se ha convertido en una de las m?s interesantes de la ?poca actual. Su obra narrativa, que obtuvo repercusi?n p?blica despu?s de su muerte, muestra la realidad espa?ola con un refinado sentido de humor. El escritor murciano nos confiesa que es como un griego de la ?poca cl?sica desterrado en el tiempo y condenado a vivir en el siglo XX.,

Miguel Espinosa Giron?s nace en Caravacas de la Cruz el 4 de octubre de 1926. Cursa la ense?anza primaria en los colegios de las monjas de la Consolaci?n y de los frailes carmelitas descalzos. Cumplido los ocho a?os se traslada con su familia a Murcia, donde prosigue sus estudios en el colegio de la Merced, de los Hermanos Maristas. Inicia sus estudios de bachillerato, en plena guerra civil, en el colegio de San Juan Bautista, y, finalizada aquella, vuelve al colegio de los Maristas. A la muerte de su padre en 1943, ha de hacerse cargo de la econom?a familiar, y se ve obligado a compatibilizar el trabajo con los estudios. En 1951 contrae matrimonio con Teresa Artero. En 1954 conoce a Mercedes Rodr?guez, estudiante de Ciencias Qu?mica en la Universidad de Murcia y con la que mantiene una especial relaci?n hasta su muerte, siendo la inspiradora del escritor, y convirti?ndose en la Azenaia de Asklepios, la Clotilde de La fea burgues?a y la Juana de La tr?bada. En 1956, Espinosa obtiene a licenciatura en Derecho, pero no ejerce la abogac?a hasta el final de su vida., antes estaba ? a lo que salta, en mil oficios... He sido empleado de japoneses, he importado cosas de China y Jap?n, he hecho escritos jur?dicos, no como abogado de los tribunales, sino como hacer una cooperativa y cosas de esas. O sea, una forma de vida sin profesi?n, absolutamente sin profesi?n?. En 1961 se traslada a Madrid, sin dinero y sin trabajo. Consigue un empleo en una multinacional de exportaci?n e importaci?n que, en 1964, le traslada a Murcia. A mediados de 1974 sufre un infarto de miocardio, lo que le hace desentenderse en buena medida de todo aquello que no sea su tarea de escritor. En la tarde de 1 de abril de 1982, participando en una asamblea de la cooperativa agropecuaria en la que trabajaba, que se celebraba en la sede de la Comunidad Aut?noma de Murcia, le sobrevino un nuevo infarto de miocardio y el escritor cay? al suelo fulminado.

Miguel Espinosa public? un libro de historia pol?tica, Las Grandes Etapas de la Historia Americana (Bosquejo de una Morfolog?a de la Historia Pol?tica Norteamericana) (1957), prologado por Enrique Tierno Galv?n, reeditado como Reflexiones sobre Norteam?rica. Hasta 1974 no aparece su primera novela Escuela de mandarines, que trata sobre las injusticias del poder y que obtuvo el Premio Ciudad de Barcelona. Esta novela de lenguaje cl?sico y lectura compleja, est? llena de humor y s?tira, y sobre todo elaborada con una consciente voluntad de estilo formal. En ella, un eremita realiza un viaje para descubrir, entre relatos de diverso g?nero, el sentido del orden social y la vida humana, del arte, la pol?tica y la religi?n. Su segunda gran obra fue La tr?bada falsaria (1980); m?xima expresi?n par?dica de las relaciones er?ticas entre cuatro personajes, tres mujeres y un hombre, se desenvuelve en una ampl?sima caricatura que recoge procedimientos par?dicos de la novela rosa y un lenguaje de alt?simo nivel culto, tambi?n par?dico. La tr?bada confusa, apareci? p?stumamente en 1984, y completa la visi?n de la anterior, haciendo tal vez m?s seria y trascendente la reflexi?n sobre el amor. De publicaci?n p?stuma fueron tambi?n Asklepios, el ?ltimo griego (1986), en la que reflexiona sobre el amargo paso del tiempo en la vida de los seres humanos, La fea burgues?a (1990), recreaci?n de la burgues?a que floreci? durante los a?os de la dictadura franquista. ?ltimamente, ha aparecido otra obra p?stuma Canciones y decires (2004). Y como dijo, el escritor murciano: ?Y, adem?s, cambiar?a la ?tica. Porque la sociedad actual se caracteriza por no tener ?tica. No es que sea inmoral, sino que no tiene capacidad ?tica?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


La violencia siempre ha sido reaccionaria.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios