Martes, 06 de febrero de 2007
EL NUEVO SIGLO DEL CONSUMO


?Nunca la vieja sed ser? calmada,
el pasado comienza y no se olvida.
Hay que vivir la libertad ganada.
Hay que sufrir la sed que nos reclame,
y hay que apartar la mano que lo impida.
Hay que dejar que el vino se derrame
para encontrar la paz tan requerida.?
Enrique Badosa. Balada para la paz de los bebedores.


TODO ES HOY POL?TICA

En los albores de este siglo la pol?tica, la sociedad, la cultura, la creaci?n han emigrado de sus significados tradicionales, han perdido su antiguo contenido y funcionan dentro de un nuevo juego cuyos signos remiten hacia otros significados.

La pol?tica ha pasado de ser el cumplimiento de un proyecto ideol?gico a un simple asunto de gesti?n; la sociedad se ha convertido en una comunidad de clientes de la votaci?n pol?tica o del consumo general; la cultura ha perdido su propia categor?a para flotar en la superficie de la informaci?n; y el creador ha pasado de ser un demiurgo a hacerse productor.

El progreso en general los re?ne a todos: el progreso contin?a, pero hemos perdido la idea de lo que es. No hay proyecto ni plan que convoque a la colectividad. Este mundo nuevo es la confirmaci?n de una nueva escena donde el valor de la creaci?n pierde relevancia sin la rentabilidad de la producci?n y donde la influencias entre cultura cr?tica y sociedad discurren por tangentes de complicidad o de fricci?n inofensivas.

Dentro de esta nueva aureola de indiferencia sustancial, la cultura, la sociedad y la pol?tica flotan como ingredientes de un caldo donde, perdido los sabores fuertes, los ingredientes se permutan, se calientan, se enfr?an y se confunden, en la inconsistencia del valor. Todo es hoy pol?tica, como econom?a, est?tica o sexualidad. La est?tica se hace econom?a en las ferias internacionales del libro, en las galer?as, en las recaudaciones de las pel?culas, en las colas de los museos. La pol?tica se estetiza en el espect?culo de la pol?tica, el dise?o de las campa?as, el atrezzo de los Gobiernos y la imagen que cultiva el portavoz gubernamental. Igualmente, finalizada la econom?a pol?tica, solo existe la pol?tica econ?mica afianzada en la pornograf?a de la cantidad. Todo ello sobre una plataforma de obscenidad, ausente de secretos, transparente, expuesta al p?blico como corresponde a un punto de extenuaci?n de lo obvio, donde no hay misterio ni subversi?n que ocultar.

?La creaci?n cultural? Hasta hace unos a?os, con las vanguardias, la creaci?n se opon?a a la convenci?n establecida, la pol?tica sospechaba de ella y la econom?a la expulsaba de sus dominios. El cambio ha sido radical y sustantivo. El artista como fuerza de provocaci?n ya no provoca a nadie. M?s a?n, lo que antes era subversi?n se convierte en espect?culo y el artista m?s que introducir nuevos conocimientos se ve forzado a producir sucesos o simulacros de sucesos.

No hay actividad art?stica que pueda socavar el poder. Y no porque el poder sea hoy m?s fuerte o leg?timo, sino porque se ha convertido en difuso o casi impalpable.

Al artista se le reconoc?a la facultad de crear. Ahora lo decisivo no es crear sino producir, y el mito no est? en el saber mismo, sino en saber comunicar. ?Comunicar qu?? Emociones antes que ideas, impactos antes que reflexiones, evasiones antes que compromisos.

La cultura, la creaci?n, la clientela, la pol?tica ser?n pronto en la historiograf?a, el testimonio de las confusiones y los empachos de este nuevo siglo del consumo, coincidiendo con el alborear del siglo. Una vez que los ciudadanos se han convertido en clientes, la creaci?n se ha convertido en producci?n, la cultura en informaci?n, la pol?tica en gesti?n y el porvenir en entelequia, la sociedad no sabe de s? misma sino a trav?s de las noticias del mercado, que ha pasado a ser no una instituci?n alternativa sino la referencia dominante del valor.

Por todo ello, nos hemos ido a una bodega sanluque?a, dispuestos a consumir, para ser fieles al nuevo siglo y al dictado del poeta: ?...que no hay clave m?s sencilla / ni m?s clara maravilla / ni rito m?s singular / que beber, mirando al mar, / un sorbo de manzanilla?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


1 de marzo: D?a del m?vil ca?do.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios