Mi?rcoles, 07 de febrero de 2007
VIVIR EL CARNAVAL

?Mirando mi calavera
un nuevo Hamlet dir?:
He aqu? un lindo f?sil de una
careta de carnaval.?
Antonio Machado.


EL CARNAVAL ES NUESTRA GRAN OPORTUNIDAD

Lo peor de nuestra vida es que s?lo tenemos una. El placer de vivir varias vidas, representando diferentes papeles en el teatro del mundo, eligiendo libremente el papel que nos convenga en cada momento, queda vetado por la pobre oportunidad de una sola existencia.

El carnaval es nuestra gran oportunidad para romper esa limitaci?n de una vida exclusiva. Propone, entre otras cosas, saltar las barreras de lo que se es para ser gracias al antifaz casi otro, o gracias a la m?scara de la verdad, otro. Pues el antifaz es un casi. El antifaz no nos tapa el rostro del todo, sino casi. Por eso no enga?a a los ojos del todo, como la m?scara de verdad, sino casi enga?a dando al rostro humano una casi verdad m?s mentirosa que la mentira misma verdadera, que la m?scara que lo oculta o lo tapa o lo escamotea complemente.

?Loco soy, loco he de ser ...?, dijo Don Quijote. Sin embargo, el loco en nuestra sociedad sigue siendo una amenaza, por ello, no es de extra?ar que por algunos que quisieran que el carnaval siguiera prohibido, se haya dicho que el carnaval es una fiesta de locos. Lo que pone en evidencia que el vivir sin locura no es tan cuerdo como parece.

El antifaz y la m?scara resultan una estratagema para burlar el papel que nos ha sido asignado. ??Por qu? tengo que hacer yo / el pobre en esta comedia? / ?Para m? ha de ser tragedia / y para los otros no? ?, se pregunta un personaje calderoniano.

En este mundo perecedero, el carnaval se est? ensayando todo el a?o. Todav?a suenan en nuestros o?dos las palabras de Larra: ?El mundo todo es m?scaras: todo el a?o es Carnaval?. La impulsi?n a ser otro se encuentra presente en el continuo deseo de libertad y de fuga. Libertad contra los convencionalismos, fuga contra la fatalidad de una vida ?nica. El ?xito de la moda temporada a temporada a lo largo del tiempo, se relaciona con este anhelo de escapar de nuestro papel. Cualquier reforma del ?look? persigue el mismo giro. Contra la condena de ser uno, la opci?n de ser varios. Contra el hostigamiento de una sola vida, el simulacro de la metamorfosis.

La m?scara es una simulaci?n. Pero ponerse la m?scara y vivir el carnaval revela un tremendo desaf?o. Al fin y al cabo, el carnaval se manifiesta como un tumultuoso sue?o, pero no hay sue?o sin despertar. Y el alma se despierta para volver a so?ar con el carnaval. Y es que, como dijo el poeta: ?Al fin y al cabo no tienes / en donde caerte muerto. / Por eso, al fin, no te caes / y, al cabo, sigues viviendo?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


No se debe tener m?s raz?n de la suficiente.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios