Martes, 20 de febrero de 2007
MAX AUB
(1903-1972)


?A Espa?a, donde crec?
estas hojas a?n verdes
de un ?rbol desarraigado.
Amor, el viento te lleve.?
Max Aub.


LA VOZ CON VOCACI?N PROPIA

Max Aub tuvo que dedicarse, naturalmente a muchas otras actividades. Ser escritor en el mundo hisp?nico, significa ante todo tener que ganarse la vida de alguna otra manera. Fue viajante de comercio, agregado cultural en Par?s, guionista de cine y bur?crata ?ilustrado? en M?xico.

La fuerte y aut?ntica vocaci?n de escritor es la que le ha permitido a Max Aub sobrellevar todos los contratiempos que esta arriesgada profesi?n lleva aparejados, tanto en Espa?a como en M?xico. ?Lo que m?s me ha gustado ?dec?a Max ?ub- es escribir?

Max Aub naci? en Par?s por casualidad, el 3 de junio de 1903; su experiencia fundamental, formativa es toda ella aut?nticamente espa?ola, y espa?ola la parte m?s considerable y decisiva de su obra literaria. Es un ?valenciano universal?.

?Es poeta ?dec?a Rilke- el que no puede dejar de escribir poemas?. Max Aub, no puede dejar de escribir. Contra viento y marea, contra todo y contra todos, Max Aub no deja de escribir. Empieza por escribir teatro experimental, en la Espa?a de 1923-1924: El desconfiado prodigioso. Y, tambi?n, Una botella, El celoso y su enamorada, Espejo de avaricia , Narciso. Su primera novela es una novela epistolar, Luis Alvarez Petre?a. Como Francisco de Ayala comienza por la novela ?subjetiva?, en que los personajes son presentados indirectamente. Esta primera novela es una excelente novela.

Volver a empezar, borr?n y cuenta nueva: esto es lo que el sangriento borr?n de la guerra y el exilio imponen a Aub. Y volver a empezar bajo otro cielo, entregando el mensaje de espa?ol atormentado a un p?blico que ped?a otra cosa. ?Qui?n no se hubiera cansado? Pero los esfuerzos de Max se redoblan; se crece en el destierro, de su pluma sale un torrente de obras de teatro, de cuentos, de novelas, de art?culos y ensayos son los Campos, Deseada, No, Sala de Espera, Morir por cerrar los ojos, La calle de Valverde, San Juan, Josep Torres Campalans, sus estudios sobre la poes?a espa?ola, su antolog?a de poetas desconocidos o de Ciertos cuentos, Cuentos ciertos y La verdadera muerte de F.F. Aub florece en la adversidad: caso t?pico del hombre con vocaci?n. Raro es el a?o en que no publique una, dos, hasta tres o cuatro obras. Y as? hasta que el 23 de julio de 1972 su coraz?n se le par? para siempre en M?xico.

En Aub la pasi?n y el talento van unidos, no se explica el uno sin la otra. No hallamos ante un escritor serio, tr?gico incluso a veces que no dej? de ser nunca un humorista. En el mundo hisp?nico pocos han sido capaces de llevar tan lejos la broma directamente con el sentido de lo absurdo. (?Acaso no han cre?do algunos que Kafka, era ante todo un humorista?).

Max Aub sab?a arregl?rsela para que las dos m?scaras del teatro, la de la tragedia, grave y amarga, y la de la comedia, alegre y sonriente, quedaran conciliada. Pero lo importante era seguir siendo fiel a ambas, con una fidelidad propia del entusiasmo juvenil -o del hombre cuya forma de vocaci?n le impide vacilar ante los complicados problemas que plantea la vida del escritor-. Con frecuencia , el poeta juega con las palabras, a veces queriendo ocultar, tras el juego el hondo dramatismo de los sucesos. As?, en Eleg?a a un jugador de domin?. ?As, dos; seis, cuatro. / Me doblo/ (Te doblaron. / Y doblan por ti a muerto. ) / El primer cinco. / No tengo. Paso. Cierro. / Siempre se pierde por culpa / del compa?ero... Paso. Juego. Cierro?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Ser? vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 1:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios