Jueves, 29 de marzo de 2007
EN EL 85? ANIVERSARIO
DEL CONCURSO DE CANTE JONDO DE GRANADA

?Ay, petenera gitana!
?Yayay petenera!
Tu entierro no tuvo ni?as
buenas.?
Federico Garc?a Lorca.

EL AUTENTICO CANTE

No hace mucho, se realiz? una encuesta en Espa?a para recoger opiniones de personas relacionadas con el arte flamenco (?Cantaores?, ?tocaores?, aficionados, etc.) sobre el papel de Falla en la expansi?n y revitalizaci?n del cante, y solamente ocho de cincuenta interrogados supieron contestar con precisi?n, es decir, s?lo el diecis?is por ciento de los encuestados conoc?a la relaci?n Falla-flamenco. Para los restantes, Falla era ?nicamente un gran m?sico espa?ol; incluso algunos -bien es verdad que los menos- ignoraban la existencia del genio. La encuesta no pudo ser m?s desoladora ya que todos los encuestados, como se ha dicho, estaban, directa o indirectamente, relacionados con el mundo flamenco.

Nunca se ha subrayado suficientemente la influencia de Manuel de Falla en el flamenco ni se ha reconocido la trascendencia que tuvo su decisi?n de celebrar aquel primer concurso del ?Cante Jondo? en Granada, para restituir ?a la canci?n andaluza toda su belleza?.

Desde muy peque?o, el gran m?sico gaditano sent?a un enorme entusiasmo por ?el cante jondo? y en ?l busc? su fuente de inspiraci?n, llevando al pentagrama aquellos sones que le impresionaron en su infancia. No es extra?o que as? le sucediera siendo C?diz, su ciudad natal, la cuna del cante. Sin olvidar la tendencia que desde peque?o mostr? hacia lo gitano y lo flamenco. En C?diz escuch? y aprendi? los mejores cantes. Luego, como dijo Juan Ram?n Jim?nez, ?Falla se fue a Granada por silencio y tiempo, y Granada le sobredi? armon?a y eternidad?.

En Granada, Falla medit? sobre aquellos cantes que hab?a escuchado en C?diz y temi? su desaparici?n. Una tertulia entra?able se forma alrededor de aquel hombre sencillo, cordial, austero, especialmente respetuoso con todos. Y, naturalmente, entre aquellos Federico Garc?a Lorca. Con ?l, con Andr?s Segovia, con Jofr?, Manuel Angeles Ort?z, Miguel Cer?n se organiza aquel famoso concurso de Cante Jondo. Fue un intento de purificar y descubrir lo que todav?a quedaba de aut?ntico en el flamenco, cuya preocupaci?n no solamente rondaba por la mente de Falla, sino de algunos m?sicos rusos, desde Glinka a Strawinsky.

Manuel de Falla y Federico Garc?a Lorca prestan el inapreciable servicio de buscar para darle nueva luz, el aut?ntico cante. Junto a ellos, toda una pl?yade de artistas y escritores con inquietudes, y en primer?sima fila, Manuel Angeles Ortiz. Federico y Angeles Ortiz recorren pr?cticamente toda Andaluc?a y especialmente su tierra granadina en busca de aquellos que cantasen con pureza de estilo. De esta forma, y con la inapreciable ayuda de Falla, sale a la superficie todo un inmenso caudal l?rico folkl?rico que vegetaba y, lo que es peor, se iba perdiendo y adulterando.

En el Corpus de 1922, en la plaza de los Aljibes de la Alhambra, ten?a lugar el concurso de Cante Jondo. Fue el d?a de San Antonio, es decir, un d?a 13 de junio, sin temor a mal-fario. Llegaron Zuloaga y Rusi?ol. Los cuadros del pintor vasco decoraron la plaza. Estuvieron Juan Ram?n Jim?nez, Federico Garc?a Sanchiz, Turina, Mauricio Legendre, Ram?n G?mez de la Serna, Adolfo Salazar, Enrique D?ez Canedo, los duques de Alba, Edgar Neville, Ram?n P?rez de Ayala, Kurt Schindler, director de la Schola Cantorum; Leig Henry, director de la revista musical Fanfare; John Brandle Trend, enviado especial del Times y Music and Letters, etc.

Participaron en el c?lebre concurso Antonio Chac?n, Manolo Caracol, Diego Bermudez ?el Tenazas?... Fuera de concurso, cant? Manuel Torre, del que dec?a Garc?a Lorca que era ?el hombre de mayor cultura en la sangre que he conocido?. Escuchando al propio Falla su ?Nocturno del Generalife?, Manuel Torre dijo esta espl?ndida frase: ?Todo lo que tiene sonidos negros tiene duende?. Y no hay verdad m?s grande.

Hubo una verdadera pol?mica en la prensa en torno al concurso. Se vocifer? contra ?l y se le alab?; ambas cosas desenfrenadamente. La realidad es que fue un intento -el de m?s envergadura- para salvar los cantes primitivos andaluces. Garc?a Sanchiz, recordaba luego las saetas de un sobrino de ?el Gallo?, el torero; G?mez de la Serna se acordaba del tama?o y color de la falda de ?la Macarrona?, que se aten?a a la medida antigua y de su baile hondo, ?nico, inimitable. Manuel de Falla estaba satisfecho.

El nombre de Falla estar? por siempre, unido al mundo del flamenco. Investigador ?de punta? en aquellos tiempos, trat? de encontrar los or?genes del cante y su influencia en el arte musical europeo; compositor e int?rprete innegable, inmortaliz? obras de enorme sabor flamenco; promotor y revitalizador del cante luch? contra viento y marea para llevar a buen fin aquel Gran Concurso de Granada del a?o 22. Y como dec?a el gaditano universal: ?Muchas obras espa?olas deben su existencia -y en muchos casos su gloria- al empleo m?s o menos directo de la m?sica propia del pueblo andaluz o a las sugestiones motivadas por ella?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Por esa libertad bella como la vida.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 23:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios