Lunes, 16 de abril de 2007
EL BENEFICIO DE LA SIESTA

?Todo es de brasa y de cristal, en esta
hora de paz. Un v?rtigo indolente
nos va paralizando lentamente
bajo el c?lido enjambre de la siesta.?
Francisco Villaespesa.

UNA SALUDABLE Y PRODUCTIVA COSTUMBRE

Algunos tienen una idea anticuada de la modernidad y est?n dispuestos a despojarnos de algo tan nuestro como es la siesta. Una vez m?s, nos hemos puesto a la cola de todo el mundo, en lo que a siesta se refiere.

Efectivamente, la siesta es un lujo que aqu? ya no nos podemos permitir; precisamente cuando los pa?ses avanzados acaban de descubrir que dormirla es de despabilados, que ese sue?ecito que nos ech?bamos despu?s de comer no s?lo no es enemigo del progreso, sino que puede ser un magn?fico impulsor de la productividad. La siesta seg?n los especialistas japoneses y norteamericanos adem?s de proteger contra el estr?s y las enfermedades cardiovasculares, estimula la creatividad, relaja las tensiones laborales y aumenta el rendimiento de los trabajadores. En el Jap?n, las principales empresas han instalado en sus edificios salas de reposo con tumbonas para que sus empleados las utilicen despu?s de comer, y algunas multinacionales de la inform?tica han acondicionado las sedes de sus filiales en Europa para que sus trabajadores puedan reponerse con un sue?o despu?s de comer. Los empresarios nipones han llegado, incluso, a cuantificar el beneficio que la siesta representa para sus compa??as y aseguran que la productividad de los trabajadores que se echan la siesta, aumenta en un 20% en relaci?n con la de los que no lo hacen.

Hemos sido los descubridores de la siesta y sin percatarnos de sus ventajas, hemos cargado sobre ella buena parte de la culpa de nuestro secular atraso al vincularla a la pereza, cuando la realidad demuestra que es inteligente diligencia. ?Puede alguien pensar que son unos vagos Benjam?n Franklin, Napole?n Bonaparte, V?ctor Hugo o Thomas Edison que sesteaban a diario?

?L?stima que hayamos perdido tan saludable y productiva costumbre! Nos queda el consuelo de que somos los descubridores del ahora tan beneficioso h?bito. Siesta es un t?rmino que hemos aportado al lenguaje universal. Y aunque hayamos renunciado a ella por mor de una mal entendida modernidad, todav?a podemos presumir de que de siesta sabemos m?s que nadie.

El descubrimiento reciente de que dormir la siesta nos hace m?s eficaces, viene a confirmar las sospechas de algunos de nuestros pensadores que intuyeron que el defecto que caracteriza a los espa?oles no es tanto la indolencia como nuestra asincron?a con la historia, esa eterna incapacidad nuestra para acompasarnos a los vaivenes de los tiempos. En la siesta nosotros estamos de vuelta cuando otros van, y en muchas otras cosas no llegamos cuando los dem?s vienen. Y como dijo el poeta: ?Lo que tu sabes de sobra / es que una siesta que se pierde / ya nunca m?s se recobra?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Cuando hay libertad, todo lo dem?s sobra.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios