Martes, 24 de abril de 2007
DULCE MARIA LOYNAZ
(1902-1997)

??Qui?n toca el arpa de la lluvia
Mi coraz?n mojado se detiene a escuchar
la m?sica del agua
Mi coraz?n se ha puesto a escuchar sobre una
rosa....?
Dulce Mar?a Loynaz.

LAVOZ DE LA VIOLA DEL AMOR

?Orquesta de c?mara ahora -escrib?a Juan Ram?n Jim?nez- de hermanos Loynaz, leves, balbucientes en la hora dudosa (...), entre los cuales Dulce Mar?a sale de la cuerda del viol?n o quiz? de la viola del amor?.

Dulce Mar?a es una de las voces m?s altas del idioma castellano. Como poetisa ha ganado, sin propon?rselo, los lauros m?s dif?ciles. A sus 94 a?os, ella prestigia el hemisferio de las Letras, con su figura solitaria, due?a absoluta del magisterio que representa su pensamiento. M?s de una vez lo ha puesto a prueba. Ejemplo de ello es Premio de Periodismo que en 1991 obtuvo en Espa?a con su ensayo El ?ltimo rosario de la Reina sobre Isabel la Cat?lica.

Dulce Mar?a Loynaz naci? en La Habana, el 10 de diciembre de 1902 y falleci? en la capital cubana el 27 de abril de 1997. Su historia personal es en parte la historia de la isla que la vio nacer. Dulce Mar?a representa, con su imagen, ceremoniosa y aut?nticamente cubana, el ?ltimo miembro de una familia fundadora: la del general Enrique Loynaz del Castillo, h?roe de Cuba.

Es considerada por la cr?tica como una de las poetisas fundamentales de la lengua castellana del siglo XX. Tambi?n es autora de obras notables en el campo de la novela y el ensayo. Posiblemente ella posee el poderoso misterio de un lirismo americano, y as? pudo lograr no s?lo viajar a Espa?a en compa??a de su esposo, Pablo Alvarez de Ca?as, sino triunfar en la tierra de sus m?s lejanos ancestros. Dulce Mar?a ama el pueblo espa?ol, y a sus gentes de letras, con los cuales siempre mantuvo una entra?able amistad: Federico Garc?a Lorca la visit? en 1930, Juan Ram?n Jim?nez y Zenobia Camprub?, en 1936... En las visitas que realizara a Espa?a desde 1947 hasta 1958, Dulce Mar?a fue haciendo muchos y buenos amigos, en una Espa?a a la que dedic? gran parte de su mejor literatura.

En Cuba recibi? el Premio Nacional de Literatura, la Orden F?lix Varela y el doctorado honoris causa en Letras por la Universidad de La Habana. Desde 1959 es la Directora de la Academia Cubana de la Lengua, y es miembro de la Real Academia Espa?ola. Dulce Mar?a ha cumplido su hora de gloria m?s destacada con el Premio de Literatura Miguel de Cervantes del a?o 1992.

La obra publicada por Dulce Mar?a Loynaz comprende varios libros de poes?a: Versos, 1920-1938, Juegos de agua, Poemas sin nombre, Obra l?rica, Ultimos d?as de una casa, Poes?a escogidas y Bestiarium. Su novela Jard?n, logro literario de primer orden, fue publicada en 1951; y su libro Un verano en Tenerife, editada en 1958, es una de las obras m?s importantes de cuantas se hayan publicado sobre las Islas Canarias.

Dulce Mar?a, con la cuban?a se?orial que la caracteriza, ha vivido su existencia en la atm?sfera recoleta de un jard?n. Ese jard?n real, rodea una casa de El Vedad, el barrio de La Habana que la vio nacer, en el que ha transcurrido casi la totalidad de su vida y por el que han pasado ilustres personalidades hispanoamericanas en ?pocas sucesivas. Adem?s del t?tulo de su ?nica y l?rica novela, Jard?n es emblema del mundo imaginario en que se desenvuelve la obra po?tica de Dulce Mar?a. Una obra en la que germinan las semillas de la memoria, proliferan las flores nocturnas del sue?o, se entrelazan las lianas del sentimiento y, a veces, acallando el drama apenas presentido, una m?stica calma se adue?a de todo y se abisma en el abrazo del ser con los otros, con la naturaleza, con los objetos.

Gabriela Mistral le escribe a la poetisa cubana: ?Estoy gozando el Jard?n. Rara vez en mis a?os de vagabundaje yo puedo gozar de un jard?n ajeno. Empec? y no segu? m?s biograf?as... de plantas. Esto le dice como he disfrutado de su jard?n, casi toc?ndolo. Lo m?s probable es que nunca lo vea; as? y todo, me sirve el imaginarlo y hasta le sonre?, como persona presente; al leer sus palabras?.

?Un poeta es alguien que siempre va m?s all? del mundo circundante -dec?a Dulce Mar?a- y m?s adentro en el mundo interior?. Y tal vez, por ello se quer?a recluir en el silencio del estanque: ?Yo no quisiera ser m?s que un estanque / verdinegro, tranquilo, limpio y hondo. / Uno de esos estanques / que en un rinc?n obscuro / del silencioso bosque, / se duermen a la sombra tibia y buena / de los ?rboles?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs

Apostemos con el coraz?n en la mano por la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 23:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios