Mi?rcoles, 25 de abril de 2007
CARLOS GUIDO Y SPANO
(1827-1918)

?El flamenco nadando en la laguna,
entre el verde juncal, no es m?s gallardo;
espira un vago resplandor de luna,
tiene una fresca palidez de nardo.?
Carlos Guido y Spano.

LA VOZ DE UN ROMANTICISMO CLASICO

El romanticismo argentino tiene un florecimiento espl?ndido, aunque tard?o, ya bien entrada la segunda mitad del XIX. Por constituir un grupo hasta cierto punto homog?neo cronol?gicamente, se le suele llamar la ?segunda generaci?n rom?ntica? y se conoce tambi?n con el nombre de ?generaci?n del ochenta?.

Los generacionistas del 80 se sienten muy clavados en la realidad y tienen una visi?n bastante exacta de las cosas. Por una parte sienten que algo se les va; por otra, presagian el alborear de algo grandioso que viene a sustituir, acaso con ventaja, a lo que empieza a desaparecer. Se va la tradici?n y llega el progreso.

Esto es lo que inspira a los poetas m?s destacados del grupo: Rafael Obligado, Olegario V?ctor Andrade y Carlos Guido y Spano.

Guido y Spano public? unas Hojas al viento (1871), que recog?an la producci?n en verso de la primera mitad exacta de su larga vida. En ellas se acusaba un temperamento reposado, sereno, dotado de una voz amablemente grata. Pero su experiencia po?tica era muy amplia: como que va desde los primeros rom?nticos (pudo o?r a M?rmol cuando joven) hasta los ultra?stas, pasando por Andrade, Oyuela, Rub?n y Lugones. Poco quiso aprovechar de ninguno de ?stos; prefiri? anclar en un romanticismo ?cl?sico?, valga la paradoja, a fuerza de ser fino, sobrio y libre de gestos. No en balde hab?a traducido, o retraducido, la Antolog?a griega.

Dos vol?menes en verso, distanciados por un cuarto de siglo, recogen su no copiosa producci?n: las ya citadas Hojas al viento y Ecos lejanos (1891). En ambas es Guido Spano el poeta refinado y aristocr?tico, que escribe sin apresuramientos, por el gusto de escribir. S?lo que en el primer volumen resulta m?s sencillo y sentido; en el segundo, sin olvidar su elegancia y aticismo casi cong?nitos, m?s sonante, m?s ?poeta de ocasi?n?. Se trata siempre de una poes?a amable, con dejos de suave escepticismo, cuidadosamente elaborada, tan elaborada que muchas veces pierde en espontaneidad lo que gana en perfecci?n.

Carlos Guido y Spano nace en Buenos Aires el 19 de enero de 1827. Hijo de un general de la guerra de la Independencia. Pasa su juventud en R?o de Janeiro, donde su padre desempe?a el cargo de ministro plenipotenciario. Tras diez a?os en Brasil pasa a Francia. Larga estad?a en Par?s, con intervenci?n en clubes y asambleas. Regresa a Brasil al lado de los suyos. Sale del pa?s en virtud de una orden del Gobierno brasile?o. Realiza un nuevo viaje a Europa, ahora rumbo a Inglaterra. Vuelve a Par?s otra vez. Por fin se reintegra a su patria, contrae matrimonio y es nombrado subsecretario de Relaciones Exteriores. Va a Montevideo, de aqu? a R?o, con un negocio en que fracasa; pierde esposa y padres, y termina por recluirse en sus libros. A?n desempe?? varios cargos, hasta que definitivamente se retira a la vida privada. Muri? nonagenario en Buenos Aires el 25 de julio de 1918.

La mejor, sin duda, de las composiciones de Guido y Spano, aprendida por muchos contempor?neos de memoria es Nenia, honda eleg?a sobre la desaparici?n de un pueblo tras los horrores de la lucha: ??Llora, llora, urata?! / En el dulce Lambar? / feliz era en mi caba?a; / vino la guerra y su sa?a / no ha dejado nada en pie / en el dulce Lambar?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


El futuro se gana, ganando la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 21:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios