Viernes, 27 de abril de 2007
ANTONI GAUDI
(1852-1926)

?La originalidad es la vuelta a los or?genes ?.
Antoni Gaud?.

LA VOZ DEL LIRISMO ORNAMENTAL

Gaud? fue un verdadero genio de fin de siglo y es la m?xima figura de la arquitectura catalana. Con ?l la arquitectura se convierte en fantas?a surrealista y desenfrenada. Participa del movimiento neobarroco. Su producci?n encaja cronol?gica y estil?sticamente con el modernismo, pero con unas caracter?sticas muy personales.

Antoni Gaud? i Cornet naci? en Reus el 25 de junio de 1852. Hijo de un industrial calderero, en su ambiente familiar empez? a interesarse por la construcci?n y el an?lisis de las formas espaciales, elemento que ser? recurrente a lo largo de su obra. Desde peque?o padeci? un problema reum?tico que le impidi? jugar con los ni?os de su edad. Problema que le hizo faltar a menudo a clase. Esta enfermedad le acompa?? toda su vida y para ello, los m?dicos le recomendaron una dieta vegetariana y que paseara siempre que le fuera posible.

Estudi? con los Escolapios manifestando desde pronto una profunda religiosidad y la afici?n por los asuntos teol?gicos. Se traslad? a Barcelona para estudiar arquitectura, tard? nueve a?os en finalizar sus estudios. Fue una alumno dif?cil, al que se le atragantaron varias asignaturas. Aun as?, antes de su graduaci?n, ocurrida en 1878, ya hab?a colaborado en algunos proyectos de sus profesores.

Sus primeras obras, como la Casa Vicens, comenzada en 1883, el ?bside de la Sagrada Familia o el Palacio G?ell, albergan reminiscencias neog?ticas en cuanto a la estructura e influencias estil?sticas isl?micas. Para la decoraci?n recurre a materiales cer?micos policromados, que dan a los conjuntos gran viveza y brillantez. Al mismo tiempo, el inquieto Gaud? realizar experimentos constructivos, como el uso de arcos parab?licos, que acaban por dificultar su encasillamiento personal en ning?n estilo constructivo concreto y hacen dif?cil definir su obra a partir de ninguna corriente conocida.

En ?pocas de persecuci?n, se negaba a abandonar el uso de la lengua catalana a?n a costa de pasar una noche dentro de un calabozo y cuando, despu?s de a?os de censura, el sentimiento catalanista reivindica sus derechos, Gaud? segu?a de cerca los eventos nacionalistas como lo muestra su ingreso en la ?Associaci? Catalanista d?Excursions Cient?fiques?. La participaci?n en esta asociaci?n le permiti? aumentar su conocimiento de la hist?rica arquitectura catalana.

Caracterizado por sus contempor?neos como un personaje hosco y taciturno, de costumbres solitarias y poco aficionado a las apariciones en p?blico, sin embargo estableci? fuertes lazos con sus subordinados, trabajando estrechamente en la decoraci?n de sus edificios. Embebido en su pasi?n principal, la arquitectura, su vida fue austera y rigurosa, poco dada a los excesos. Nunca se cas? y no se le conocen amores, no hizo manifestaciones pol?ticas, no dictaba conferencias y s?lo una vez public? un escrito, un art?culo que, con el t?tulo de ?La Renaixen?a?, apareci? en 1881.Su pasi?n, su ?nica pasi?n, era la arquitectura. Gaud? falleci? en Barcelona el 10 de junio de 1926, atropellado por un tranv?a.

Casi toda su obra se halla en la ciudad de Barcelona. En su templo inconcluso de la Sagrada Familia (1883) emplea, sobre un esquema g?tico, arcos parab?licos y curvas de formas caprichosas con abundante decoraci?n vegetal. Las cuatro torres de la fachada del Nacimiento son m?s escultura que arquitectura. De los frontones, tallados en la piedra a imitaci?n de la nieve, emergen diversas estatuas de la vida de Jes?s. Otra caracter?stica de su estilo es el deseo de movimiento, que intenta alcanzar a trav?s de la ondulada masa de piedra, como en la casa Mil? (La Pedrera) (1906-1910).

La actividad de Gaud? se extiende a la jardiner?a gracias al conde de G?ell, que le encarga el parque que lleva su nombre (1900-1914). Esta obra causa verdadero asombro por sus vol?menes ondulados y atormentados y el empleo de fragmentos de cer?mica de color integrados en la masa de hormig?n. Por ?ltimo, su obra m?s avanzada, tanto estructural como pl?sticamente, es la cripta de Santa Coloma de Cervell? (1898-1914), con columnas inclinadas y una interpenetraci?n espacial interior-exterior, que le se?alan como maestro incomparable del lirismo ornamental. Tambi?n es obra de Gaud? el palacio episcopal de Astorga (1887-1893), en el que se mezclan religiosidad y simbolismo m?stico.

Otras obras de Gaud? son: villa Quijano (1883-1885. Comillas) y, en Barcelona, palacio G?ell (1885-1890), colegio de Santa Teresa (1888-1890) y casa Batll? (1904-1906).

La Pedrera fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO el 2 de noviembre de 1984, junto con el Palau G?ell, el Park G?ell y la Cripta de la Colonia G?ell.

Con el tiempo Gaud? se ha convertido en una figura puntera de la arquitectura internacional y su obra es admirada por millones de personas que contemplan sus edificios y sus construcciones. Cada vez m?s el inter?s por Gaud?, por la vida y por la persona del genio del lirismo ornamental, aumenta.? La originalidad es la vuelta a los or?genes?, repiti? muchas veces Gaud?, por eso quiso utilizar la piedra original y no la elaborada, que puede ser una obra de arte, pero no obra de la naturaleza.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Donde mora la libertad, all? est? mi patria.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 23:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios