Viernes, 18 de mayo de 2007
JUAN REJANO
(1903-1976).

?Y ma?ana, amor, ma?ana
contigo, bajo los cielos
de la patria.

Ay, amor, amor, contigo,
bajo la paz de tus ojos,
en la paz del campo m?o.?
Juan Rejano.

LA VOZ EN LA LEJANIA

Juan Rejano es un poeta hecho fundamentalmente en el exilio. ?Nacieron estas canciones -escrib?a Juan Rejano-, que agrupo con el t?tulo de El Genil y los olivos, por una necesidad de aliviar el alma de tanto y tanto recuerdo como la embriaga, en esta lejan?a amarga de Espa?a?. Pablo Neruda, el gran poeta chileno, en el pr?logo de Memoria en llamas, primer libro de Rejano, nos dej? dicho: ?Esto es Juan Rejano lleno de melancol?a y de rumores, y ?ste es su primer ?rbol en que cada estrella, cada hoja y cada nido guardan los brillos rectil?neos de la conciencia, y los destellos insurgentes de la sangre, y la luz machacada de esta hora de las vidas?.

Juan Rejano es un poeta andaluz por los cuatro costados. Naci? el 20 de octubre de 1903, en Puente Genil, provincia de C?rdoba, donde inici? sus estudios, destacando sus atracciones por la m?sica y sobresaliendo como excelente violinista. Prosigui? sus estudios en Madrid. Sus primeros escritos aparecen en las revistas locales Ideales, B?tica y Revista Popular. Tras la guerra de Marruecos se establece en M?laga. Su generosa amistad con Emilio Prados, Manuel Altolaguirre y Jos? Mar?a Hinojosa encauza su vocaci?n literaria. En M?laga Prados y Altolaguirre editaban la revista Litoral en la que colabor? Rejano. Vuelve a Madrid y publica sus trabajos literarios en revistas como El Estudiante, Postguerra, La Gaceta Literaria y Nueva Espa?a. Durante la guerra sigui? ejerciendo el periodismo en la zona republicana. En 1939, el exilio primero en Francia, por breve tiempo, y luego en M?xico. Rejano hab?a publicado muy poca poes?a en Espa?a, hay algunos poemas suyos dispersos por revistas andaluzas de preguerra. En M?xico realiza una intensa labor literaria y editorial. All? fund? y dirigi?, con Miguel Prieto, Lorenzo Varela, Antonio S?nchez Barbudo, Adolfo S?nchez V?zquez y Jos? Herrera Petere, la revista Romance, que adquiri? resonancia continental a los pocos meses. M?s tarde fue jefe de redacci?n de la revista ARS y cre?, con sus amigos los poetas espa?oles Jos? Moreno Villa, Prados, Altolaguirre y Francisco Giner de los R?os, la revista Litoral, como recuerdo transterrado, pudi?ramos decir, de aquella otra malague?a que tanta influencia ejerci? en las corrientes po?ticas de los a?os 20 al 30. Tambi?n con el pintor espa?ol Miguel Prieto fund? y dirigi? la revista Ultramar, en la cual como en todas las anteriores, procur? difundir los valores de la cultura espa?ola e hispanoamericana, cosa que tambi?n llev? a cabo por medio de cursos especiales sobre literatura en algunas universidades mexicanas y en multitud de conferencias en centros de car?cter cultural. En 1947 se le encomienda la direcci?n del suplemento dominical literario y art?stico del diario El Nacional, que ejerce hasta 1957, reincorpor?ndose a ella en 1969. Viaj? por Norteam?rica y Am?rica Central, Europa, ?frica y Asia. Juan Rejano muri? en M?xico el 4 de julio de 1976, cuando preparaba su regreso a Espa?a.

En 1943, Rejano, a sus cuarenta a?os, ya en M?xico, publica su primer libro de poemas Fidelidad del sue?o, que realmente es un volumen compuesto por Memoria en llamas y el propio Fidelidad del sue?o.

Muchos libros de poes?a iban a seguir en los a?os siguientes (El Genil y los olivos, El oscuro l?mite, Noche adentro, Cantar del vencido, Canciones de la paz, El r?o y la paloma, Libro de homenajes, El jazm?n y la llama, La tarde, Eleg?as mexicanas...), todos ellos publicados en M?xico.

Hay que esperar hasta 1977, muerto ya el poeta, para que aparezcan en su tierra dos selecciones o antolog?as de su obra.

Como sugiere el t?tulo de su primer libro Fidelidad del sue?o en Rejano conviv?a junto al poeta comprometido y solidario, testimonial y militante, el poeta contemplativo e intimista, subjetivo y so?ador. Controvertido el destino l?rico -como la vida misma- del poeta: entre dos aguas, entre dos tierras, entre dos cielos expectantes, detr?s del mundo.

Llanto. De ausencia f?sica del hombre desterrado. Llanto del alma. Y ausencia., el gran sentimiento de Rejano. Un espa?ol, un andaluz cuya bondad y generosidad no ten?an l?mites, y a quien, en los a?os amargos del destierro, pocos ganaron en limpieza, en desprendimiento, en sentido de la amistad y de la fraternidad. Su instalaci?n en el mundo era de una perfecta elegancia. Su inocencia inteligente le procuraba el sosiego propio de las criaturas magn?nimas, la tolerancia de la compresi?n, la delicadeza, el pudor del discreto.

En endecas?labos la palabra po?tica de Juan Rejano se hace nostalgia y angustia, un desvivirse no m?stico, sino profunda y doloridamente humano. ?No vivo en ti, no vivo en m?, no vivo / sino ardiendo entre llama y luz da ausencia, / presente sobre el tiempo y la impotencia / de esa ra?z que tiene el ser cautivo?, para terminar el mismo soneto con la invocaci?n y la confesi?n expl?citas, apasionadas: ?M?rame aqu?, lejana Espa?a m?a, / devanando en tu imagen mi agon?a, / madura la pasi?n , la sangre alerta?.

Rejano en su primer libro ya expresa el deseo de morir en Espa?a, deseo que no pudo cumplirse: ?No quiero aqu? morir, que aunque la muerte / gozosa, rumorosa, de tenerte, / rosal oculto, dentro, vida llevo, / este sue?o volver quiero al regazo maternal de mi tierra y en abrazo / profundo hacerlo florecer de nuevo?. Deseo que se mantiene durante el largo, amargo y lejano destierro. En su ?ltimo e inacabado poema, Juan Rejano nos grita: ?...Espa?a, Espa?a / ac?rcame tus labios... Est?s a un vuelo de mi sed. Me muero / por besar tus olivos?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Por esa libertad bella como la vida.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:29
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios