Mi?rcoles, 23 de mayo de 2007
LORENZO LUZURIAGA
(1889-1959)

?Realidad se llama esta publicaci?n... Le hemos puesto
el subt?tulo Revista de Ideas, porque en cuanto pensamiento
y por el pensamiento interviene en lo real el escritor.?
Declaraci?n del n?mero inaugural de Realidad (Enero 1947).

LA VOZ DE LAS IDEAS PEDAGOGICAS

Luzuriaga es uno de los m?s eminentes pedagogos espa?oles de nuestro siglo, cuya aportaci?n a nuestra pedagog?a es de decisiva influencia. Debe su formaci?n intelectual a los eminentes maestros Francisco Giner de los R?os, Manuel B. Coss?o y Jos? Ortega y Gasset.

Lorenzo Luzuriaga Medina naci? en Valdepe?as (Ciudad Real) el 29 de octubre de 1889. Despu?s de cursar estudios en la Escuela Superior del Magisterio, ampli? los mismos en Marburgo (Alemania), donde conoci? las nuevas orientaciones de la pedagog?a europea, que unido a sus experiencias y estudios en las Universidades de Jena y Berl?n nos da el hombre que lleno de entusiasmo y de ciencia se entreg? por entero al engrandecimiento de la ense?anza en Espa?a.

Sus actuaciones en la Instituci?n Libre de Ense?anza, al lado de sus maestros, Francisco Giner de los R?os, y en el Museo Pedag?gico, con Manuel B. Coss?o, van destacando a Luzuriaga como el hombre sabio de grandes ideas pedag?gicas para renovar nuestras ense?anzas e incorporarlas a las nuevas corrientes europeas. Creador y director de la Revista de Pedagog?a, que tuvo una gran difusi?n y una decisiva influencia en todo el magisterio espa?ol. Tuvo a su cargo la secci?n ?Hoja de Pedagog?a e Instrucci?n P?blica?, del diario madrile?o El Sol, donde dej? brillantes muestras de su ingenio y cultura pedag?gica. Tambi?n colabor? en la Revista de Occidente.

Su labor, dentro del campo de la ense?anza universitaria, comenz? en 1933, al ser nombrado profesor del Curso de Pedagog?a en la Facultad de Filosof?a y Letras de la Universidad de Madrid, donde se destac? como un aut?ntico maestro.

Durante su destierro pol?tico fue dos a?os profesor de espa?ol en Glasgow. Requerido por Garc?a Morente y Amado Alonso, se traslad? a la Argentina, donde fue nombrado profesor de la c?tedra de Pedagog?a, de la Universidad de Tucum?n, y despu?s vicedecano de la Facultad de Filosof?a y Letras. M?s tarde pas? a Venezuela, de cuya Universidad de Caracas fue profesor de la c?tedra de Historia de la Educaci?n, que obtuvo por oposici?n. Despu?s volvi? a la Argentina siendo nombrado para la c?tedra de Pedagog?a, de la Facultad de Filosof?a y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Asume en la Editorial Losada la direcci?n de la Biblioteca Pedag?gica, donde publica obras que enriquecen el acervo de conocimientos de todo el magisterio iberoamericano. As?, divulga en Am?rica hasta su muerte, acaecida en Buenos Aires, el 23 de diciembre de 1959, la obra de John Dewey, por el que sent?a singular afinidad; de Messer, Dilthey, Kilpatrick, B?hler, Millot, Spranger, Clapar?de, Nohl y otros muchos, siendo sus propios libros: Escuelas activas, La pedagog?a contempor?nea, La educaci?n nueva, La reforma de la educaci?n, La escuela nueva p?blica, Pedagog?a social y pol?tica, Ideas pedag?gicas del siglo XX, muy celebrados entre los educadores de todo el continente, sobre muchos de los cuales ejerci? influencia directa desde sus c?tedras de Pedagog?a.

En La educaci?n nueva recoge las ideas de la escuela activa y vitalista del doctor Ovidio Decroly y de la doctora Mar?a Montesori, que llevaron nuevos aires de renovaci?n a las ense?anzas de p?rvulos, as? como a las de las Escuelas Maternales.

Su mujer, la distinguida psic?loga espa?ola Mar?a Luisa Navarro, le acompa?? en el destierro. En Espa?a trabaj? Mar?a Luisa Navarro como profesora de la Escuela de Sordomudos de Madrid. En Argentina fue profesora de Psicolog?a y colabor? con sus familiares en la creaci?n del primer jard?n de ni?os que llev? el nombre -sugerido por Alejandro Casona- de Platero.

Lorenzo Luzuriaga funda en la argentina Realidad / Revista de Ideas, de la que fueron consejeros Francisco Romero, Francisco Ayala, Eduardo Mallea, el gran matem?tico espa?ol Julio Rey Pastor y, colaboradores, entre tantos, Corpus Barga, Antonio Espina, Jos? Ferrater Mora, Jos? Gaos, Adolfo Salazar, Pedro Salinas, Claudio S?nchez-Albornoz, Ricardo Gull?n, Juan Ram?n Jim?nez y Rosa Chacel; a los que se incorporaron nuevos valores -t?pica ilusi?n esta de Luzuriaga-, que m?s tarde alcanzaron harta nombrad?a: Cort?zar, Murena, etc.

Dada su s?lida formaci?n y amplia capacidad de organizaci?n, Luzuriaga llev? a la filosof?a de la educaci?n todo el contenidos de las nuevas corrientes pedag?gicas extranjeras, si bien adapt?ndolas a la psicolog?a y caracter?sticas del pueblo espa?ol. Su libro Las nuevas escuelas alemanas es un acabado estudio de las orientaciones de la nueva ense?anza en Alemania, que ?l procura encajar, en lo posible, en los programas de la primera ense?anza de la escuela espa?ola, constituyendo el noble intento del m?s brillante ensayo de la escuela activa en nuestra naci?n.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Por la convivencia frente a la crispaci?n.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 22:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios