S?bado, 26 de mayo de 2007
RAFAEL ALTAMIRA
(ALICANTE, 1866-MEXICO, 1951)

?Nuestra administraci?n sabe hallar dinero cuando lo necesita
para sostener organismos in?tiles o perjudiciales, y s?lo emplea
el argumento de la penuria cuando se habla de reforzar los gastos
relativos a ?rdenes tan fundamentales de la vida nacional como la ense?anza.?
Rafael Altamira.

LA VOZ DE UN AMERICANISTA

Rafael Altamira es un hombre de indiscutible val?a intelectual y ?tica y de posiciones sociales progresistas y comprometidas, que consideraba que la acci?n social transformadora era un trabajo colectivo. Para Altamira la falta de democracia tiene como consecuencia el atraso, la incultura y la pobreza. El diagn?stico, aunque gen?rico, parece acertado, el problema b?sico de la Espa?a del 98 es, en primer lugar, que no existe la democracia. Este aspecto debe completarse con el an?lisis del atraso y la falta de s?lida opini?n p?blica que por su atraso sufr?a el pa?s. As?, pues, Espa?a lo que necesita es una profunda Regeneraci?n. Esta Regeneraci?n tiene una primera parte fundamental, decisiva: la moral p?blica. Para conseguirlo es necesario acabar con el monopolio de la oligarqu?a y con el sistema caciquil, aislar la corrupci?n y sanear la vida p?blica impidiendo que la participaci?n en ella suponga ego?smo y lucro propios y abandono de responsabilidades ante la colectividad.

Las Leyes de Indias -era el m?ximo especialista en Derecho Indiano- constitu?an para Altamira ?el m?s alto ejemplo de legislaci?n amparadora y tutelar de los humildes e incultos?. Gracias a esta pol?tica de protecci?n se consiguieron novedades de orden social casi revolucionarias como fijar la jornada de trabajo o dar un salario a los obreros que convirtieron en pionera a Espa?a entre todas las potencias europeas.

Rafael Altamira y Crevea nace en 1866 en Alicante; ciudad en la que pasa sus primeros a?os y en la que cursa el bachillerato. En julio de 1882 se traslada a Valencia para estudiar Derecho. Realiza el doctorado en Madrid, donde entra en contacto con la Instituci?n Libre de Ense?anza, que marcar? sus ideas, sus preocupaciones educativas y su actitud ?tica. Trabaja en el Museo de Instrucci?n Primera, m?s adelante Museo Pedag?gico y escribe La ense?anza en la historia, que se publica en 1891. Dirige el peri?dico republicano La Justicia, y la Revista Cr?tica de Historia y Literatura Espa?olas, Portuguesas e Hispanoamericanas. Gana la c?tedra de Historia del Derecho Espa?ol en la Universidad de Oviedo. Contribuye a la literatura posterior al desastre del 98 con su Psicolog?a del pueblo espa?ol y participa en la Extensi?n Universitaria. Publica y traduce obras, entre las que sobresale la Historia de Espa?a y de la civilizaci?n espa?ola.

En 1909 realiz? un viaje por casi toda Hispanoam?rica de notable repercusi?n para Espa?a y los pa?ses visitados y que se encuentra relatado en su libro Mi viaje a Am?rica. A su regreso fue nombrado director general de Ense?anza Primaria. Nombrado luego profesor del Instituto Diplom?tico y Consular en 1914 gana la c?tedra de Historia de las Instituciones Pol?ticas y Civiles de Am?rica en la Universidad de Madrid.

En la Primera Guerra Mundial trabaja a favor de los aliados y publica La guerra actual y la opini?n espa?ola. En 1920 es elegido miembro de la Comisi?n de Juristas encargado por el Consejo de la Sociedad de las Naciones de redactar el anteproyecto del Tribunal de Justicia Internacional y en 1921 es nombrado uno de los nueve jueces primeros titulares del mismo, desde 1921 hasta 1940 en que deja funcionar el Tribunal. Altamira despliega una gran actividad internacional jur?dica y pacifista. En 1922 se le nombra acad?mico de la Real Academia de la Historia.

En 1929 comienza la preparaci?n de sus Obras completas en las que se incluyen, adem?s de otras ya citadas, su Historia de la civilizaci?n espa?ola, el Ep?tome de historia de Espa?a, Cuestiones modernas de historia, De historia y arte, Cuestiones obreras, Giner educador, Ideario pol?tico, etc. La guerra y el exilio le impedir?n la realizaci?n del proyecto.

Con cerca de ochenta a?os, y tras una odisea en Francia ocupada por los alemanes, Rafael Altamira llega a Estados Unidos, de paso para la ciudad de M?xico, donde se encontraban exiliados sus dos hijas, Pilar y Nela, y sus respectivas familias. Durante la traves?a mar?tima se fractur? la cadera, lo que le oblig? a dedicar sus primeros meses de estancia en M?xico a atender su padecimiento.

Altamira dicta cursos en el Colegio de M?xico y en la Universidad Nacional Aut?noma de M?xico y participa en actividades del exilio republicano.

La obra de Altamira en sus a?os de exilio hasta su muerte, tanto en Francia como en M?xico, fue la de completar trabajos ya iniciados a?os antes, como el Diccionario castellano de palabras jur?dicas y t?cnicas tomadas de la legislaci?n indiana y su estado An?lisis de la recopilaci?n de las Leyes de Indias de 1680.

M?xico le rindi? varios homenajes, que culminaron con el que le rindi? el Instituto Panamericano de Geograf?a e Historia en 1947 al otorgarle el primer premio de Historia de Am?rica por la labor que desarroll? durante su vida. Rafael Altamira muere en M?xico en 1951, no sin antes haber sido propuesto para el premio Nobel de la Paz, que no se le pudo conceder por haber muerto un poco antes del fallo del Tribunal.

El proyecto ?ltimo de Altamira es la consecuci?n de una convivencia de pueblos a trav?s de una educaci?n que fomente el entendimiento, la curiosidad y la educaci?n para la paz y sea capaz de profundizar en una sociedad abierta, participativa y solidaria. ?La Universidad debe trabajar por la paz -escrib?a Altamira-; debe, como representante de las m?s altas cualidades del esp?ritu, a la vez que afirmar el sentido racional de la lucha por el derecho, que proclam? Ihering, tratar de suprimir de las relaciones internacionales el sello de barbarie y de rapacidad que a?n tiene hoy?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


No hagamos las paces con la guerra, ni tampoco levantemos guerras con la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 19:43
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios