Domingo, 01 de julio de 2007
LA SOCIEDAD DUAL

?De los pobres campesinos
sin trabajo, jornaleros
del hambre por los caminos.?
Rafael Alberti.

LA DESINTEGRACION DE UNA SOCIEDAD FRAGMENTADA

El sistema social se est? escindiendo en dos, dando lugar a lo que habitualmente se llama una ?sociedad dual? o ?sociedad a dos velocidades?. La consecuencia de ello es una desintegraci?n m?s r?pida del tejido social. En lo m?s alto de la escala social hay una desenfrenada carrera para obtener uno de esos raros empleos estables y al mismo tiempo con posibilidades de promoci?n. Es lo que un lema publicitario completamente repugnante ha llamado ?la pasi?n de ganar?. La sociedad se presenta bajo el modelo de la lucha sin tregua. Aquellos o aquellas que no son vencedores o ganadores se encuentran marginados de la sociedad, de la que no tienen nada que esperar y en la que no tienen razones para reconocerse. Su violencia suscita contra-violencias, desafectos, nostalgias agresivamente regresivas o reaccionarias.

Esta desintegraci?n de una sociedad fragmentada nos remite a un problema de fondo: ?qu? debe ser una sociedad en la que el trabajo a tiempo completo de todos los ciudadanos ya no es necesaria ni econ?micamente ?til? ?Qu? prioridades, diferentes de las econ?micas, deben fijarse? ?C?mo debe organizarse para que los aumentos de productividad, la economizaci?n de tiempo de trabajo, beneficien a todo el mundo? ?C?mo redistribuir mejor el trabajo socialmente ?til, de manera que todo el mundo pueda trabajar menos y mejor recibiendo su parte de las riquezas socialmente producidas?

La tendencia dominante es dejar de lado este tipo de cuestiones y plantear el problema al rev?s, en los siguientes t?rminos: ?c?mo conseguir que pese a los aumentos de productividad, la econom?a consuma tanto trabajo como en el pasado? ?C?mo conseguir que las nuevas actividades remuneradas lleguen a ocupar el tiempo que, a escala social, liberan los aumentos de productividad? ?A qu? nuevos ?mbitos de actividad pueden extenderse los intercambios comerciales para reemplazar, mejor o peor, los empleos eliminados de otra parte en la industria y los servicios industriales?

Todos conocemos la respuesta, una respuesta cuyo camino han mostrado Estados Unidos y Jap?n: el ?nico ?mbito en el que es posible, en una econom?a liberal, crear en el futuro un gran n?mero de empleos es en el de los servicios a las personas. Podr?a no haber l?mite al desarrollo del empleo si se llegase a transformar en prestaciones de servicios retribuidas las actividades que hasta hoy la gente hab?a asumido cada uno para s? mismo. Los economistas hablan a este respecto de ?nuevo crecimiento m?s rico en empleos?, de ?terciarizaci?n? de la econom?a y de desarrollo de una ?sociedad de servicios? que toma relevo a la ?sociedad industrial?.

Pero esta manera de pretender salvar la sociedad industrial provoca problemas y presenta contradicciones que merecer?an ser el centro del debate p?blico y de la reflexi?n pol?tica. En efecto, ?cu?les son el contenido y el sentido de la mayor?a de las actividades cuya transformaci?n en servicios profesionalizados y monetarizados es actualmente evocada? Es f?cil mostrar que su profesionalizaci?n ya no responde a la misma l?gica que el desarrollo econ?mico pasado.

En efecto, en el pasado el crecimiento econ?mico ten?a como motor fundamental la ?sustituci?n productiva?: las tareas que desde hace siglos la gente asum?a en la esfera dom?stica fueron progresivamente transferidas a la industria y a las empresas de servicios, dotadas de m?quinas m?s eficaces que aquellas de las que pod?a disponer un hogar. De este modo, la producci?n industrial y los servicios industrializados han reemplazado la auto-producci?n dom?stica al encargarse los individuos de s? mismos.

Sin embargo, el problema que plantea el desarrollo presente es el siguiente: ?a?n es posible reinvertir en la econom?a el tiempo economizado gracias a la revoluci?n microelectr?nica? ?Aseguran los nuevos empleos creados en los servicios personales de manera m?s eficaz, es decir mejor y m?s r?pido, los servicios que la gente hasta ahora, se proporcionaba a s? misma?

La mayor?a de los economistas ofrecen la siguiente respuesta: la automatizaci?n hace descender los precios relativos de muchos productos. Este descenso de los precios hace aumentar el poder adquisitivo y permite a la gente pagarse servicios ?de proximidad?. Razonamiento impecable, pero que deja de lado un aspecto esencial: ?de d?nde procede el descenso de los precios relativos debidos a la automatizaci?n? Respuesta: procede del hecho de que las empresas automatizadas han reducido el ?coste salarial?, han reducido el volumen de salarios que distribuyen. El ?coste salarial? lo han reducido reduciendo sus efectivos. Aquellos que, gracias al descenso de los precios disponen de un poder adquisitivo adicional, no son, evidentemente, quienes han perdido su antiguo empleo. S?lo quienes conservan un empleo fijo, a menudo mejor cualificado, y relativamente bien pagado disponen de tal poder adquisitivo adicional. Por tanto, s?lo ellos pueden pagarse los nuevos servicios comerciales en los que se considera que deben encontrar empleo millones de asalariados.

Los servicios personales se desarrollan gracias al empobrecimiento de una creciente masa de gente, empobrecimiento constatado en todos los pa?ses de la Uni?n Europea. La desigualdad socioecon?mica entre los que prestan los servicios personales y aquellos que lo contratan se ha convertido en el motor del desarrollo del empleo. Este se funda sobre una dualizaci?n de la sociedad, sobre una especie de sudafricanizaci?n, como si el modelo colonial se asentase en el coraz?n de las metr?polis. Y como dijo el poeta: ??Qu? poco me va quedando / de lo poco que ten?a! / Todo se me va acabando / menos la melancol?a?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


La paz no se reduce a la ausencia de guerras

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 23:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios