S?bado, 14 de julio de 2007
SALVADOR RUEDA
(1857-1933)

?En el pueblo andaluz, copla has nacido,
y tienes -?ave musical!- tu nido
de la guitarra en el sonoro hueco.?
Salvador Rueda.

LA VOZ DEL PRIMER POETA MODERNISTA

Considerado como un antecesor del modernismo espa?ol, la obra de Salvador Rueda se caracteriza por el predominio del ambiente andaluz, el culto a la palabra, la musicalidad y el colorido de sus versos. Sus composiciones, llenas de lirismo tienen una gran potencialidad crom?tica. Dominando el metro cl?sico del soneto, tambi?n tiene peque?as composiciones l?ricas, las coplas, que enlazan con las que m?s tarde producir? Antonio Machado. De formaci?n autodidacta, su extens?sima obra est? compuesta por novelas, relatos cortos, prosas costumbristas, teatro y poes?a.

Salvador Rueda Santos nace en Benaque, peque?o pueblo malague?o, el 3 de diciembre de 1857. Hijo de jornaleros, no lleg? a sentir el pellizco del hambre. ?Aunque de ni?o -nos cuenta el poeta-, en mi casa pobre, yo no serv?a m?s que para vagar a todas horas por los campos, pretendiendo descifrar los profundos misterios y las grandes maravillas, mi padre siempre me ampar? por desgraciado y me tuvo un sitio en su coraz?n?.

Comenz? a escribir desde muy joven. ?Aprend? ?administraci?n? de las hormigas -nos dec?a Salvador Rueda-; ?m?sica?, oyendo los aguaceros; ?escultura? buscando parecido a los seres en las l?neas de las rocas; ?color?, en la luz; ?poes?a?, en toda la naturaleza?. En cuanto a las lecturas juveniles del poeta hay que se?alar la poes?a de Jorge Manrique, Garcilaso y G?ngora, que son los poetas que influir?n de un modo especial en su obra po?tica.

Fue un estudiante de lat?n, monaguillo, jornalero, guantero, carpintero, droguero, corredor de gu?as del puerto de M?laga, pirot?cnico y oficial primero del Cuerpo facultativo de Archiveros Bibliotecarios y Arque?logos.

Como todos los poetas de provincia de su ?poca marcha a Madrid, donde Nu?ez de Arce, le proporciona un empleo en la Gaceta de Madrid.

La sonoridad de la poes?a de Rueda tiene una inmediata aceptaci?n en los pa?ses hispanoamericanos y a ellos se dirige el poeta. Las principales ciudades americanas le rindieron homenaje. Su favor por la Am?rica de habla hispana culmina en el poema ?El milagro de Am?rica? publicado en 1929. Rueda fue solemnemente coronado en La Habana en 1910 y pudo constatar en su gira la constante admiraci?n de las j?venes rep?blicas. Sin embargo, regresa a su ciudad de M?laga donde vivir? modestamente en una casa cerca del Alcazaba. En el mes de marzo de 1933 el poeta cae gravemente enfermo y muere el 1 de abril de ese mismo a?o.

Es innegable la importancia y el inter?s que representa la obra de Rueda, no s?lo como clave para comprender a las generaciones que le han sucedido, sino por el valor l?rico que signific? en su momento una aventura tan original y atrevida como la del primer poeta modernista de nuestro pa?s. El poeta malague?o parte de posiciones cercanas a la poes?a localista y se har? notar tambi?n en ?l influjo campoamoriano. Renglones cortos se publica en 1880. Noventa estrofas (1883) es prologado por Nu?ez de Arce. Car?cter espec?ficamente andaluz tienen sus Cuadros de Andaluc?a (1883), intenci?n compartida en sus muestras costumbristas: El patio andaluz (1886). El cielo alegre (1887), El gusano de luz (1889). La reja (1900). En 1988 publica Sinfon?a del a?o a la que le siguen una serie de muestras campoamorianas: El secreto (1891), Fornos (1894), El bloque (1896) e Himno a la carne (1890), una serie de sonetos en el que aparece un erotismo espiritualista que escandaliz? a Juan Valera. La publicaci?n de su breve novela La c?pula es una deuda evidente a Felipe Trigo. Esta novela est?, sin embargo, muy lejos del naturalismo que tradicionalmente se le supone. Rueda cultiv? tambi?n el teatro en La Musa, La Guitarra, Vasos del roc?o, Los ojos y La cigarrera. En 1893 apareci? En tropel, con un P?rtico de Rub?n Dar?o, que ven?a a confirmarle como la cabeza de los modernistas espa?oles. Piedras preciosas (1900), Fuentes de salud (1906), Trompetas de ?rgano (1903) o Lenguas de fuego (1908) constituyen la obra de madurez. En las Obras completas re?ne una selecci?n nutrida de su obra. En 1928 aparece Antolog?a po?tica y en 1957 su obra p?stuma Claves y s?mbolos.

Rub?n Dar?o y Salvador Rueda representaron unos ?modernismos? completamente diferentes. Quiz?s, la m?s importante diferenciaci?n va a estar en el orden ideol?gico subyacente en la obra de uno y otro. ?El modernismo, aparte de sus rasgos espec?ficos americanos -dec?a Luis Cernuda-, tambi?n ofrec?a otros comunes con el movimiento literario esteticista que se da en muchos pa?ses poco antes de fin de siglo y durante el fin de siglo?. ?Por qu? no reconocer entonces que en Espa?a hubo poetas ?modernistas? antes de que Dar?o trajera el modernismo de Am?rica a Espa?a? ?Los maestros ?coloristas? -escrib?a Juan Ram?n Jim?nez- eran Don Manuel Reina de C?rdoba, que ca?a del segundo parnaso franc?s, y Salvador Rueda, predecesor de Rub?n Dar?o, quien fue part?cipe del ?colorismo? ante de su gran gloria individual?.

M?laga supo reconocer la val?a del poeta y, fuera de toda costumbre, le consagra en vida un monumento en el parque. Y como dijo el poeta: ?M?laga que era una espina / por evoluci?n precisa / se abri? en tu mano divina / y se hizo ilustrada rosa?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Por la convivencia frente a la crispaci?n.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 21:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios