Martes, 24 de julio de 2007
PEDRO ESPINOSA
(1578-1650)

?Hay blancos lirios, verdes mirabeles
y azules, guarnecidos alhel?es,
y all? las clavellinas y claveles
parecen sementeras de rub?es.?
Pedro Espinosa. F?bula del Genil.

LA VOZ DEL CANTOR DE LA NATURALEZA

Pedro Espinosa publica en 1605 la mejor antolog?a de su tiempo, Flores de poetas ilustres de Espa?a, que intenta recoger lo m?s granado de la poes?a de su ?poca. Y sucede que el muestrario ofrecido (aparte del natural af?n reivindicatorio de sus paisanos el grupo antequerano) es el fiel reflejo de una realidad evidente: lo mejor cualitativa y cuantitativamente, es la riqu?sima aportaci?n de los poetas andaluces.

En la transici?n del XVI al XVII se produce un auge del romancero art?stico en el cual entra por mucho lo culto. Una ciudad como Antequera constituye, pese a su exig?idad, un importante foco de cultura. Lo peculiar del llamado grupo antequerano-granadino es la pr?ctica de un manierismo preciosista que evolucionar? estil?sticamente hacia el barroco formal. Estos poetas siguen la l?nea inaugurada por Barahona de Soto: el canto a una naturaleza exultante y plagada de las bellezas m?s exquisitas. En ello ser? maestro Pedro Espinosa, buen conocedor de todos los c?rculos po?ticos de Andaluc?a ya que ?escal? el mundo con cartas? y con viajes, para la preparaci?n de su antolog?a.

Pedro Espinosa nace en Antequera en 1578 y muere el 21 de octubre de 1650 en Sanl?car de Barrameda, donde fue capell?n del duque del Medina Sidonia. Su vida es un llamativo ejemplo de opciones sucesivas en los modos de vida que se ofrec?an a un hombre de su tiempo y de su condici?n: fervor juvenil por la poes?a, que le llev? al trato amplio de los c?rculos cultos andaluces de Antequera, Granada, Sevilla, C?rdoba como camino para la preparaci?n de su gran antolog?a cortesana de poes?a l?rica del Siglo de Oro espa?ol; vida contemplativa al pie de una sierra cercana de Antequera, en un retiro amenizado por el cultivo de la poes?a, finalmente vida cortesana en Sanl?car de Barrameda, bajo la protecci?n de don Alonso P?rez de Guzm?n, conde de Niebla y duque de Medina Sidonia desde 1615. Y paralelamente su trayectoria po?tica: versos amorosos a Crisalda (probablemente la poetisa do?a Cristobalina Fern?ndez de Alarc?n), pasando por composiciones religiosas y devotas, hasta la obra paneg?rica al servicio del protector. Dej? algunas obras en prosa, especialmente la novela sat?rica El perro y la calentura (1625) bastante influida por Quevedo.

Por encima de la diversidad tem?tica, la poes?a del poeta antequerano es sobre todo un canto exultante a la naturaleza y sus maravillas, mostrando una exquisita sensibilidad y el dominio de una t?cnica hecha de sensualidad y cromatismo. Por sus realizaciones l?xicas y sint?cticas se inscribe plenamente en el cultismo que presagia, cuando no emula, a G?ngora. Pero tambi?n es ejemplo -particularmente en la poes?a de cert?menes- de un apretado y denso conceptismo que se hace eco de una orientaci?n po?tica muy en boga en su tiempo. En el primer tercio del siglo XVII, la proporci?n de poetas de Antequera en relaci?n al n?mero de habitantes era superior, sin duda, a la de ninguna otra poblaci?n de Espa?a.

La ovidiana F?bula del Genil de Espinosa puede relacionarse con el Polifemo de G?ngora y con la Tercera Egloga de Garcilaso. Este prodigioso poema en treinta octavas reales muestra lo mejor del arte del poeta antequerano. ?Con la Tercera Egloga de Garcilaso -escrib?a Rafael Alberti- y la F?bula del Genil, de Pedro Espinosa, escritas tambi?n en esa misma estrofa, esta F?bula del Polifemo y Galatea forma el tr?o de los grandes poemas del Renacimiento espa?ol. Hay que hacer justicia a Pedro Espinosa que con su F?bula del Genil, su Soledad de Pedro Jes?s y sus Salmos Penitenciales es uno de los otros grandes poetas, andaluces, de Espa?a?.

El soneto en alejandrinos de Espinosa es notable como antecedente de ciertos sonetos modernistas. El poeta antequerano Jos? Antonio Mu?oz Rojas dice que Pedro Espinosa es un ?poeta, insigne, humilde y verdadero?. En su poes?a podemos encontrarlo tal como era: ?Cuando m?s le?a se emplea, / m?s el fuego a crecer viene; / no es pobre el que poco tiene, / sino el que mucho desea?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Paz y libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 0:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios