Jueves, 02 de agosto de 2007
UNA GRAN CONFUSION

?Dicen
lo que dicen de ese pa?s extra?o,
que, all? detr?s del mar, llaman Espa?a
y aqu?, clavel amargo...?
Victoriano Cr?mer.

CASI SIEMPRE SE TIENE UNA IMPRESION EXAGERADA
DE LA SOCIEDAD ESPA?OLA

El espa?ol, a lo largo de los siglos, tiene una quejumbre permanente y generalizadora. Si un ciudadano de otro pa?s de la Uni?n Europea espera el autob?s, y ?ste no llega, se impacienta; es posible que murmure reniegos contra la compa??a; m?s probable que le escriba una carta de protesta; su reacci?n no va m?s all?. El espa?ol apenas se ocupa del autob?s, desde luego no de la organizaci?n de la cual depende; su comentario va m?s lejos: ?En este pa?s nada funciona?. Es muy frecuente entre los espa?oles el entusiasmo abstracto por Espa?a -?lo mejor del mundo?- unido a la hostilidad concreta a todos sus contenidos: nada espa?ol le parece bien. En estos tiempos, la generalizaci?n m?s frecuente, se expresa as?: ?Aqu? no hay nada que hacer?.

El estado de la sociedad espa?ola induce f?cilmente a confusiones. Se lo juzga con frecuencia desde puntos de vista que no se ajustan a la situaci?n real, que son utilizables en condiciones distintas. Casi siempre se tiene una impresi?n exagerada -en bien o en mal- de la sociedad espa?ola: no se encuentra lo que se espera, no se espera encontrar -y por tanto no se reconoce- lo que hay.

En nuestro pa?s, el desnivel social es muy grande; la desigualdad de posibilidades para los diversos grupos sociales, considerable; la tasa de actividad de la poblaci?n muy baja, la tasa de paro elevada y el alto precio de la vivienda que la hace inasequible para la mayor?a de los j?venes. Cuando se compara la situaci?n espa?ola con algunos pa?ses de la Uni?n Europea esto resulta evidente. Pero si se considera que Espa?a es una excepci?n, el error es mayor a?n, porque en la gran mayor?a de los pa?ses del mundo ocurre lo que en Espa?a, solo que en grado mucho m?s negativo. Espa?a pertenece a la Uni?n Europea, y dentro de ella su sociedad se cuenta entre las que est?n aquejadas de notorias deficiencias; pero est? mucho m?s cerca de cualquier sociedad europea que de las de otros continentes.

En la actualidad se ha llegado a una confusi?n tan grande sobre las condiciones normales de la vida colectiva, que se olvida la m?s importante, que es la publicidad; la vida colectiva tiene que ser vida p?blica, res publica. El tratamiento particular y ?privado? de los asuntos que por su ?ndole son p?blicos es clandestinidad. No basta con que haya posibilidades. Lo decisivo es poder contar con ellas, es decir que tengan car?cter de disponibilidad. Desde el punto de vista social y no meramente jur?dico, esto es lo que significa ?Estado de derecho?: no basta con que de hecho se puedan hacer muchas cosas -por condescendencia o lenidad, porque se lo permitan a uno-; hace falta que uno tenga derecho a hacerlas. Esto es lo ?nico que permite proyectar, lo que hace que haya programas y continuidad social, que el hombre sea due?o de s? mismo y pueda convivir activamente con los dem?s, y la sociedad se organice y tenga, a la vez, movilidad y equilibrio. Y como dijo el poeta: ?Tanto generalizar / acaba por no ser nada. / Nada de particular?.
Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Por la convivencia frente a la crispaci?n.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 6:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios