Viernes, 10 de agosto de 2007
ERNESTO CARDENAL

?Yo he repartido papeletas clandestinas,
gritado: VIVA LA LIBERTAD! en plena calle
desafiando a los guardias armados.
Yo particip? en la rebeli?n de abril:
pero palidezco cuando paso por tu casa
y tu sola mirada me hace temblar.?
Ernesto Cardenal.

LA VOZ SONORA CONTRA LA OPRESION

A la generaci?n que reconoce en el grupo del ?Taller de San Lucas? a sus propios maestros pertenece Ernesto Cardenal, quiz? el poeta nicarag?ense m?s conocido por su militancia pol?tica, sus acentos revolucionarios, su simpat?a hacia el marxismo, por su irreductible oposici?n a la dictadura y su condici?n de religioso.

Ernesto Cardenal ha sido calificado como el ?m?s sonoro portavoz de los ?cristianos por el socialismo?, no por dedicaci?n pol?tica, sino como toma de posici?n espiritual en cuanto a sacerdote?, en palabras de Jos? Mar?a Valverde. La pol?tica le llev?, sin embargo, al decidido enfrentamiento contra la dictadura de Somoza, pues tom? parte en la rebeli?n contra el dictador. Su poema ?Hora 0? de clara ra?z pol?tica y tono combativo, inspirado en la figura del general Sandino y constituido en un beligerante ataque a las dictaduras, se convirti? en una proclama hist?rica de singular trascendencia. La adhesi?n al sandinismo revolucionario le llev?, andando el tiempo y tras el triunfo de la revoluci?n sandinista, al cargo de ministro de Cultura de Nicaragua.

Ernesto Cardenal nace en Granada el 11 de mayo de 1925. Perteneciente a una familia culta (es pariente de Jos? Coronel Urtecho), se traslad? a M?xico despu?s de graduarse como bachiller; all? estudi? Filosof?a y Letras y despu?s ampli? estudios en Nueva York. A su regreso a su pa?s, 1950, fund? la editorial El Hilo Azul. Realiz? numerosos viajes (en Espa?a dio a conocer su antolog?a Nueva poes?a nicarag?ense). Tras diversos incidentes en su lucha contra la tiran?a en su pa?s, madura su vocaci?n religiosa e ingresa en el monasterio trapense Nuestra Se?ora de Gethseman? de Kentucky, donde tiene como maestro religioso al tambi?n poeta Thomas Merton. En 1961 se traslad? a Colombia, donde estudi? teolog?a; en 1965 recib?a en Managua las ?rdenes sacerdotales, y a continuaci?n fund? en el archipi?lago de Solentiname una comunidad religiosa que, con los a?os, tendr?a gran importancia en la vida y obra del poeta. Dirigente del Frente Sandinista de Liberaci?n, luch? contra la dictadura de Anastasio Somoza, y expulsado este (1979) fue nombrado ministro de Cultura. En 1980 recibe el Premio de la Paz por los libreros de la Rep?blica Federal de Alemania y entra a formar parte del Comit? Patrocinador del Movimiento de los Ni?os del Mundo ?Campa?a de la Paz?. Al a?o siguiente clausura el Congreso sobre la Paz y el Desarme realizado en la Universidad de Harvard.

En el ?mbito de la poes?a hispanoamericana es una voz totalmente original. Su acento fue en un principio sumamente pausado, inaugurando una tendencia definida como neorrom?ntica y que produjo ?xitos relevantes en La ciudad deshabitada y El conquistador. Entre 1952 y 1957 escribi? una serie de Epigramas, publicados en 1961, que a?n hoy figuran entre los aspectos m?s interesantes de su vasta obra po?tica. Anteriormente hab?a contribuido a difundir la poes?a de su pa?s en una obra antol?gica, Nueva poes?a nicarag?ense (1949), empe?o sobre el que volver? m?s tarde con la abundante selecci?n de Poes?a nicarag?ense (1975).

El acento pol?tico se hace denuncia dram?tica en algunas de las composiciones de Cardenal. Despu?s de los Epigramas, la l?rica de Ernesto Cardenal se vuelca hacia temas de mayor compromiso y hacia la b?squeda de una expresi?n en la cual la poes?a se manifiesta en el lenguaje aparentemente desnudo de la cr?nica. En efecto Cardenal se convierte en el cronista contestatario del mundo nicarag?ense y, al mismo tiempo, de toda la historia contempor?nea latinoamericana, en una implacable denuncia de los abusos pol?ticos y econ?micos, de la injerencia estadounidense que frena el proceso de democratizaci?n de Am?rica Latina. Los lemas y el vocabulario en general de la sociedad de consumo, los anuncios deslumbrantes de los productos norteamericanos, la vida deshumanizada y superficial imitando al cine, la propia invasi?n de la lengua inglesa son todos los factores que forman parte de una inautenticidad que se superpone de manera h?brida y dolorosa al genuino sentir del continente y que el poeta repudia duramente. Marilyn Monroe se convierte en s?mbolo de este mundo de inautenticidad y violencia, pero con un sentido profundo de verdadera piedad. En la Oraci?n por Marilyn Monroe escribe Cardenal: ?Se?or / recibe a esta muchacha conocida en toda la tierra con / el nombre de Marilyn Monroe / aunque ese no sea su verdadero nombre...?

En los Salmos el poeta levanta nuevamente su voz contra la opresi?n y la injusticia, canta al Dios omnipotente y justiciero: ?Escucha mi protesta / porque no eres t? un Dios amigo de los dictadores?.

El compromiso de Cardenal con su pa?s se manifiesta tambi?n en los libros posteriores: Homenaje a los indios americanos (1972), donde se sit?a en la tendencia neoindigenista en una poes?a apasionada y de gran poder comunicativo, y Canto nacional (1973), dedicado al Frente Sandinista de Liberaci?n, en el cual la dedicaci?n es raz?n ?ntima del alma: ?De esta tierra es mi canto. Mi poes?a de este clima?. Entre sus ?ltimas publicaciones citaremos: Evangelio de Solentiname (1974), Vuelos de victoria (1984) , Poemas indios (1992), Vida perdida (primer tomo de sus memorias, 1998), Las ?nsulas extra?as (segundo tomo de sus memorias, 2002) y La revoluci?n perdida (2003).

Especial importancia tienen los dos tomos del Evangelio de Solentiname, en los que la interpretaci?n del Evangelio se hace ?desde abajo?, o sea desde la simplicidad de la fe de los componentes de la Comunidad fundada por Cardenal en el archipi?lago Solentiname, Gran Lago de Nicaragua, posteriormente bombardeada y destruida en el ?ltimo periodo de la dictadura. Y como dijo el poeta nicarag?ense: ?Uno se despierta con ca?onazos / en la ma?ana de aviones. / Pareciera que fuera revoluci?n: / pero es el cumplea?os del tirano?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs

Se ama la libertad como se ama y se necesita el aire, el pan y el amor.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios