Martes, 04 de septiembre de 2007
EL AIRE QUE RESPIRAMOS

?Las cosas que se van no vuelven nunca
todo el mundo lo sabe,
y entre el claro gent?o de los vientos
es in?til quejarse.
?Verdad, chopo, maestro de la brisa?
?Es in?til quejarse!?
Federico Garc?a Lorca.

UNA AVENTURA EN TORNO AL OXIGENO

Respiramos al d?a 22.000 veces. Inspiramos y respiramos para renovar el ox?geno de nuestro organismo. Cada d?a van a los pulmones cerca de 12.000 litros de aire que es del que obtenemos la vida. Toda nuestra vida es eso: una aventura que gira en torno al ox?geno, y es una aventura a la que puede poner fin la contaminaci?n...

Podemos recordar unos datos: hoy mismo, nacen en el mundo unos 150.000 ni?os. En la grasa de los osos polares hay DDT. En el tejido adiposo de los europeos hay 20 miligramos de insecticida. Unas 235 especies de insectos ya no reaccionan ante los insecticidas conocidos. Las golondrinas han abandonado las ciudades porque les hemos hecho el aire imposible. Unas 338 especies de p?jaros est?n a punto de extinguirse. Uno de los 700 millones de coches que circulan por el mundo consume en 1.000 kil?metros el ox?geno que una persona necesita para respirar durante un a?o. De manera continua hay en vuelo alrededor de 15.000 aviones comerciales. S?lo en el despegue de uno de tipo medio se consume el ox?geno equivalente a la aceleraci?n de 7.000 turismos. El anh?drido sulfuroso de la atm?sfera ha aumentado en m?s del 10% en los ?ltimos a?os. Aparecen nuevos agujeros de ozono. En los animales del polo se han encontrado se?ales radioactivas. La tercera parte de la basura que cada uno produce o tira es nociva para la salud. Las especies marinas desaparecidas superan el 20% del total. Cada a?o desaparecen 40.000 especies en el planeta. En los ?ltimos treinta a?os, se ha destruido la mitad de toda la superficie selv?tica de la Tierra y, si prosigue el mismo ritmo de talas, dentro de menos de 50 a?os habr? desaparecido por completo. Su desaparici?n contribuye al aumento de la concentraci?n de di?xido de carbono en la atm?sfera y a la expansi?n del llamado ?efecto invernadero?, que tambi?n se ve favorecido por los incendios forestales que producen gran cantidad de di?xido de carbono y por la denominada ?lluvia ?cida?. La desertizaci?n, que hace est?ril cada a?o una extensi?n de seis millones de hect?reas en todo el mundo, avanza en Espa?a m?s que en ning?n otro pa?s europeo. Azufre, plomo, hidrocarburos cancer?genos... todo va a ese aire, a esos 12.000 litros que todos los d?as pasan por nuestros pulmones y que permiten que siga esa aventura en torno al ox?geno.

Ya es de sobra conocida la irritaci?n ocular causada por la contaminaci?n. Pero es el aparato broncopulmonar el que m?s directamente se ve afectado al reducirse sensiblemente su capacidad ventiladora. En el coraz?n tambi?n influye aunque el humo del tabaco es la agresi?n m?s directa. Igualmente, la contaminaci?n es la causante de las tasas de plomo en sangre... El problema m?s serio es que se conocen los efectos de algunos agentes nocivos; pero no de todos, ni siquiera de la mayor?a, y menos, de esa masa y esas reacciones que forman nieblas, gases, sustancias t?xicas...

Y si todo eso es lo malo de la contaminaci?n, tal vez lo peor sea, que deslumbrado por un supuesto progreso prosigamos destruyendo el mundo natural, el aire que respiramos, el agua que bebemos, los animales y plantas que nos acompa?an... Nadie tan pobre como los hijos de una generaci?n que no fue capaz de salvar ni el suelo que pisaba ni el aire que respiraba. Y como dijo el poeta: ?Se quedaron solos y solas, / so?ando con los picos abiertos de los p?jaros agonizantes.?

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


No se puede ser libre m?s que entre libres.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 20:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios