Viernes, 14 de septiembre de 2007
ANTONIO APARICIO

?Puse los labios,
sobre la arena:
el mar sab?a
a la otra tierra.?
Antonio Aparicio.

LA VOZ DE LA SOLIDARIDAD

El poeta sevillano Antonio Aparicio ha estado ausente, como la mayor parte de sus compa?eros de destierro, de los panoramas y antolog?as de la poes?a contempor?nea, aparecidos en su pa?s. Con la excepci?n de Jos? Luis Cano, que incluye a Antonio Aparicio y tambi?n a Pedro Garfias, Rejano y Adolfo S?nchez V?zquez en su Antolog?a de Poetas Andaluces Contempor?neos, y en su Antolog?a de la Nueva Poes?a Espa?ola iniciada con Miguel Hern?ndez, junto a Antonio Aparicio, figuran Arturo Serrano Plaja, Francisco Giner de los R?os y Tom?s Segovia. Con toda justicia figuran los poemas ?Las Tardes?, ?Recuerdo de Espa?a? y ?Esperando Patria? de Antonio Aparicio en la antolog?a El Tema de Espa?a en la Poes?a Espa?ola Contempor?nea, de Jos? Luis Cano.

Antonio Aparicio naci? en Sevilla en 1912. Su primer libro po?tico apareci? durante la guerra incivil. Junto con S?nchez Barbudo, Arturo Serrano Plaja, Emilio Prados, Juan Gil-Albert, Herrera Petere, Lorenzo Varela, Miguel Hern?ndez, Ram?n Gaya y otros escritores, redact? la Ponencia Colectiva presentada ante el II Congreso Internacional de Escritores, celebrado en Valencia en agosto de 1937. Fue colaborador de la revista Hora de Espa?a. Exiliado primero en Chile, luego en Londres, y antes de regresar a Espa?a residi? en Venezuela, viviendo varios a?os en Caracas, siendo redactor del diario El Nacional. Public? en Buenos Aires en 1946, F?bula del pez y la estrella, y en Chile, una ?plaquette? titulada Cuando Europa mor?a, y posteriormente -1952- otra en Par?s: El rayo bajo la tierra. Es autor de Los campesinos, con m?sica de Enrique Casal Chap?, nieto de Ruperto Chap?. Tambi?n fue el autor de Ardiendo en ira y de una obra dram?tica Los miedosos valientes. El resto de su producci?n anda disperso por revistas, libros colectivos, antolog?as... Colabor? en Luna, revista literaria publicada dentro de la Embajada de Chile en Madrid, en 1939-1940, por el grupo de refugiados que se encontraban all? y que fue dirigida por Manuel Andujar. Tambi?n colabor? en Espa?a Libre, peri?dico quincenal publicado en Santiago de Chile.

F?bula del pez y la estrella lleva un poema-pr?logo y un poema-ep?logo que dan unidad al conjunto, dominado por dos grandes temas: el amor y la muerte. Las cinco partes a trav?s de las cuales se distribuyen los poemas tienen una cierta unidad interna. La primera muy extensa, como su t?tulo -Canciones- sugiere, est? hecha por poemas breves, de ritmo cercano evocativo: est?n dominadas por el recuerdo de lugares o de objetos relacionados con un lugar: Sevilla. La evocaci?n se hace m?s dolorosa en la segunda parte, momento en que el poeta recuerda -principalmente- una guerra vivida con todo entusiasmo, a pesar del sufrimiento. Con frecuencia hallamos en toda esta parte un sentimiento de solidaridad hacia los otros. Como Serrano Plaja, como Herrera Petere, como tantos otros Aparicio ve en la segunda guerra mundial una continuaci?n de la guerra espa?ola y, en la victoria de los aliados, una esperanza. Poemas de la ausencia y de la nostalgia, del dolor, pero tambi?n de la fe y la esperanza humanas, y un hondo humanismo: ?Tierra lejana, / eterna y viva, / junto a mi alma?, son los pentas?labos finales del poema ?Destierro?.

En los tercetos que constituyen la tercera parte de F?bula..., los temas claves, amor y muerte, parecen estar en constante lucha: la muerte -total o parcial, es decir, muerte de una parte de s? mismo- parece vencer. Mas los dos apartados que siguen -que podr?amos ver como eleg?as con una esperanza final siempre- son un triunfo de la vida o, al menos, de ideas y sentimientos que permanecen vivos para el futuro. As?, el poeta habl?ndole a Pablo de la Torriente, dice: ?Contemplando tu muerte, te he visto ensimismado / y fundido con ella en un abrazo fuerte / te vas, pero te quedas y sigues a mi lado?. A Miguel Hern?ndez: ?Esp?ranos, espera / yacente prisionero, camarada, / muerto tu coraz?n a?n tiene cerca / para cantar la nueva primavera?. Y a Federico Garc?a Lorca: ?All? queda en el aire tu figura, / subida a las barandas de Granada, / escuchando el caer del agua pura...?

Aparicio public? en Insula, un homenaje a Luis Cernuda; en Papeles de Son Armadans, un homenaje a Picasso... Aparicio tiende cada vez m?s al poema breve y muy conciso: con frecuencia hallamos poemas de dos o tres versos. Los temas son variados, pero son abundantes los poemas dominados por su sentimiento de espa?ol desterrado y, sobre todo, dominados por su fe humana: ?Si no he perdido el hombre / el viento vencer? a la noche?. Sin olvidarse nunca de su tierra: ?He de volver a ver tu clara frente / al pie de aquella luz de Andaluc?a / que siento sobre el alma diariamente... Te sue?o con la noche y con el d?a / y enlazo mi camino hacia el recuerdo / que ni se desvanece ni se enfr?a?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs


Por esa libertad bella como la vida.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 3:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios