Martes, 18 de septiembre de 2007
JOAQUIN ARDERIUS
(1885-1969)

?A mi juicio, en Espa?a no ha comenzado
a publicarse la aut?ntica novela social.
Pero esto para m? tiene una explicaci?n rotunda:
la de que en Espa?a no se ha hecho a?n
la revoluci?n social, ni siquiera la pol?tica.?
Joaqu?n Arderius

LA VOZ DE LA NOVELA SOCIAL

El tipo de novela de Arder?us difiere esencialmente de las que por lo com?n ?se llevaban? en su ?poca, y en raz?n de esa diferencia marca en el alma el primer distintivo de una originalidad indiscutible.

En 1931 apareci? su novela Campesinos, de la que Jos? D?az Fern?ndez dijo: ?Quiz? por primera vez se intenta en nuestra literatura una verdadera novela sobre campesinos, donde el sufrimiento del hombre espa?ol aparece desnudo y severo, como una s?ntesis del eterno dolor del mundo. Porque nuestras novelas rurales fueron hasta hora novelas rurales s?lo por lo bastas, desma?adas y agrestes?.

La vida tal cual es, sin previa elaboraci?n en la fantas?a del escritor, no admite m?s que una clase de traslado a la narraci?n novelesca. Ni tal vez m?s que variaciones de puro estilo en la interpretaci?n personal. Esta fidelidad a los modelos vivos y a los ambientes reales tomados con la menor dosis posible de subjetivo capricho, cuidando de mantener una neutra impasibilidad en el an?lisis de cuanto se ve y se observa, ha producido la parte m?s numerosa e interesante de la novela moderna.

Arder?us no se detiene ante ninguna audacia. Sus personajes son almas que se mueren furiosamente. Para los cr?ticos clasicistas, enemigos de la fusi?n de g?neros y de la insumici?n a las reglas diferenciales, la novela de Arder?us constituye un verdadero esc?ndalo. Por dos cosas. Primero, porque carece casi en absoluto de arquitectura material. Segundo, porque se encuentra situada precisamente en la fronteras de la etopeya, en la zona misma que separa a ?sta del poema.

Joaqu?n Arder?us Fort?n nace en Lorca, provincia de Murcia, el 5 de abril de 1885. Curs? sus primeros estudios en un colegio religioso de Madrid. M?s tarde realiz? aprendizajes de ingenier?a en Lieja, B?lgica. Pero los abandon? muy pronto, dedic?ndose por entero a la literatura y al periodismo. Participante activo de todos los movimientos revolucionarios durante la dictadura de Primo de Rivera, fue encarcelado repetidas veces entre 1923 y 1929. El 30 de enero de 1930 el mismo d?a en que ca?a la Dictadura de Primo de Rivera, aparec?a dirigida por Jos? D?az Fern?ndez, Antonio Espina y Adolfo Salazar, la revista Nueva Espa?a. La revista ten?a la intencionalidad de cubrir ?todo el ala ideol?gica de las izquierdas? y de mantener una l?nea de periodismo pol?mico. M?s tarde se incorpor? a la direcci?n Joaqu?n Arder?us. En un principio Nueva Espa?a tuvo una periodicidad quincenal; a partir del n?mero catorce, hasta su desaparici?n se convirti? en semanario. Entre los colaboradores pueden destacarse: Mar?a Zambrano, Azor?n, Miguel Angel Asturias, Mauricio Bacarisse, Corpus Barga, Juan Gil-Albert, Benjam?n Jarn?s, Ram?n J. Sender y C?sar Vallejo. Arderius, Araquist?in, Ferrater Mora, Madariaga, S?nchez-Albornoz, Sender, Francisco Ayala, etc. colaboraron en la revista Cuadernos del Congreso por la Libertad de la Cultura, cuyo primer n?mero apareci? en Par?s, en mayo de 1953.

Arder?us siempre se mantiene aparte de todo grupo o tendencia particular dentro del movimiento de vanguardia y desarrolla una t?cnica y estilo propios, mezcla de humor negro y de fantas?a surrealista, con ecos de G?mez de la Serna. Aprovecha la t?cnica surrealista como veh?culo de s?tira pol?ticosocial. En Los pr?ncipes iguales (1928) pretende demostrar la bancarrota de un ag?nico mundo burgu?s, mediante una estructura aleg?rica y visiones paranoicas que s?lo encontrar?an su equivalente en ciertos cuadros de Dal?.

Arder?us estuvo muy ligado al Socorro Rojo Internacional, presidiendo en diversas ocasiones las actividades de la secci?n espa?ola. Fue uno de los promotores en nuestro pa?s de la Uni?n Internacional de Escritores y Artistas Revolucionarios. Los ochenta fundadores de la secci?n espa?ola de la Uni?n Internacional eligieron para su presidencia a Joaqu?n Arder?us, Ricardo Baroja, Pedro de R?pide y Antonio Espina. La organizaci?n no pas?, sin embargo, de tener car?cter nominal, y fue suprimida al a?o siguiente al de su constituci?n (1931), por consigna del partido comunista de la U.R.S.S. Arder?us fue uno de los novelistas sociales m?s destacados durante la Rep?blica. Se exili? en 1939, primeramente en Francia y m?s tarde en M?xico, al producirse la invasi?n de Par?s por las tropas del III Reich. En la capital azteca ejerci? funciones de agregado de Prensa, en la embajada del Gobierno republicano que representaba Nicolau d?Oliver y logr? despu?s un modesto empleo en el Ministerio de Educaci?n Nacional. Falleci? en M?xico el 20 de enero de 1969, tras treinta a?os de exilio en los cuales abandon? completamente la literatura.

Todo lo que se llam? ?nueva literatura? se hallaba infiltrado en el arte de Arder?us y en sus obras: Mis mendigos, Yo y tres mujeres, La duquesa de Nit, El ba?o de la muerta, La espuela, Los pr?ncipes iguales, Justo el Evang?lico, El comedor de la pensi?n Venecia, Lumpemproletariado, Campesinos, Vida de Ferm?n Gal?n (en colaboraci?n con D?as Fern?ndez) y Crimen. Arder?us es original y conceptual. Radical como nadie las p?ginas de sus libros, en los que desarrolla su tesis sociol?gica, exasperada y rebelde, plantean los problemas esenciales que hoy inquietan a la inteligencia avanzada. Y como dijo Jos? D?az Fern?ndez: ?La novela de Arder?us tiene valores indiscutibles para encabezar un tipo de novela social espa?ola?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs

Ser? vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias
Publicado por Franciscoariassolis @ 0:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios