Viernes, 26 de octubre de 2007
ASUNTOS URGENTES

?Al fin de la batalla
y muerto el combatiente, vino hacia ?l un hombre
y le dijo: ?No mueras; te amo tanto!?
Pero el cad?ver ?ay! sigui? muriendo.?
C?sar Vallejo.

UNA COMUNIDAD ENTERA SE VE AMENAZADA DE EXTINCION

En las afueras de lo que se suele llamar, con eufemismo nada encantador, zona afectada -regiones del globo terrestre donde las matanzas, el hambre, la peste y todos los jinetes del Apocalipsis imaginables, m?s algunos inimaginables, han cabalgado sin freno, sembrando desgracias por centenares, miles, millones-; el resto de los humanos contempla, cuando se entera, esos azotes de muy diversas maneras y con muy diversos ?nimos. De todo hay: curiosidad, conmiseraci?n, indiferencia, muchas ganas de ayudar, pero c?mo lo vamos a hacer o qu? podemos hacer nosotros, env?os de trigo y vacunas, abstenci?n de intervenir para no herir susceptibilidades, conferencias de organizaciones mundiales sobre los mejores modos de resolver el problema, editoriales en cadena.

Es cierto que mucho de lo que hacemos pod?amos muy bien dejar de hacerlo y convendr?a hacer cosas que no hacemos, sobre todo si con ellas podemos hacer ?tiles a alguien, pero hay montones de cosas, incluyendo la satisfacci?n de algunos de nuestros intereses y apetitos que no hay por qu? abstenerse de hacer.

Tranquilic?monos: no porque sucedan en alguna parte cosas espantosas, las otras partes han de cesar de hacer lo que hacen y de ser lo que son. Pero hay un segundo punto. Aunque el mundo se compone de muchas cosas y asuntos, unos tienen, cuando menos en ciertos momentos, prioridad sobre otros. Cuando nos llegan las noticias de la nueva oleada humana de damnificados por el terremoto del Per?, del reguero de masacres en Irak y Territorios Palestinos, resulta menos urgente de lo que hab?a parecido imaginar aquella exposici?n de cer?mica de la que se hab?a hablado tanto; no hay m?s remedio que canalizar muchas energ?as para salvar lo que se pueda, y a quien se pueda. Si cabe hacer ambas cosas, tanto mejor, y si una, adem?s, sirve de auxilio a la otra, aunque s?lo sea para aliviar los ?nimos, albricias. Pero no siempre se puede hacer todo, y en estos casos hay que atender a lo m?s urgente, a lo m?s indispensable, a lo que no admite espera porque de ello depende todo lo dem?s. Por supuesto que no siempre resulta claro qu? es lo m?s urgente; prueba de ello es lo mucho que se disputa al respecto. Sin embargo, en casos extremos, cuando el barco se hunde, lo urgente salta a la vista: es hacerlo reflotar. Tambi?n hay que tener las ideas m?s claras, respecto a c?mo salir de la tremenda guerra de Irak. Y despu?s respecto a c?mo evitar el volver a caer en ella.

Hay asuntos urgentes en el mundo y uno de ellos es cuando una comunidad entera se ve amenazada de extinci?n. Esto tiene, pues, prioridad sobre muchas otras cosas. Bien, pero entonces, una vez m?s, ?qu? podemos hacer nosotros, cada uno de nosotros?

Individualmente, poco o nada. Colectivamente, mucho o todo. Ahora bien, la acci?n colectiva no se ejecuta, aparte la individual, como si hubiera unos ?todos? que no fueran nadie en particular. Los individuos pueden hacer algo a trav?s de la comunidad; pero esto quiere decir intervenir en la comunidad de tal suerte que ?sta adopte las medidas que se estimen necesarias. Esta acci?n individual en la colectividad se llama pol?tica, y hace que la pol?tica no sea, o deba ser, una mera ocupaci?n circunstancial, o un privilegio de unos cuantos. Los asuntos urgentes son, en el fondo, los asuntos pol?ticos. No s?lo para casos extremos, como cuando una comunidad se ve amenazada de extinci?n o bien ocurre alguna sonada cat?strofe, sino en todos los casos en que se trata del tan ajetreado, pero poco atendido bien com?n. Y es que, como dijo el poeta: ?Mi madre, mi pobre madre / me dijo m?s de una vez: ?No basta que no hagas mal; / es preciso que hagas bien?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs
BLOG: http://lacomunidad.elpais.com/aarias/posts


La primera condici?n para la paz es la voluntad de lograrla.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 18:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios