Domingo, 28 de octubre de 2007
GASPAR NU?EZ DE ARCE
(1834-1903)

?El tiempo imposible y fr?o
va empujando tu memoria
que brilla un punto en la Historia
y se pierde en la memoria.?
Gaspar Nu?ez de Arce.

LA VOZ DEL ADALID DE LA POESIA POL?TICA

El vallisoletano Gaspar N??ez de Arce integra, junto a Campoamor y B?cquer, la triada capital en el aprecio del p?blico y popularidad indiscutida a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, ?poca en la que se inscribe su poes?a plenamente y en cuyo seno hemos de entenderla. Fuera del contexto en que surgi? y se desenvolvi? esta obra aun sin carecer de notables valores po?ticos acr?nicos y universales, pierde su valor esencial, representativo, quedando un poco lejos del gusto po?tico actual, causa quiz? por la que N??ez de Arce no goza en nuestros d?as del puesto de privilegio de que disfrut? en su siglo. Sin embargo, tanto Estrofas como Tristezas figuran en la colecci?n de Men?ndez Pelayo ?Las cien mejores poes?as l?ricas de la lengua castellana?.

Gaspar Nu?ez de Arce nace en Valladolid el 4 de agosto de 1834.Trasladada su familia a Toledo, pasa all? parte de su infancia y adolescencia. A los diecisiete a?os estrena en Toledo su obra teatral Amor y orgullo, con la que obtuvo un ?xito notable.

Poeta, periodista y pol?tico de ideas liberales. Progresista, primero; despu?s de la Uni?n Liberal. M?s tarde y disuelta esta, del partido constitucional y miembro de la Junta Revolucionaria de Barcelona (1868).

En 1851, tentado por la aventura pol?tica y literaria, abandona el hogar y se traslada a Madrid, donde nada m?s llegar logra un puesto de redactor en uno de los m?s importantes peri?dicos de aquel tiempo El Observador. M?s tarde es redactor de La Iberia y cronista de la guerra de ?frica. Dedicado a la pol?tica, fue diputado, gobernador de Barcelona, senador, secretario de la Presidencia de Gobierno y ministro de Ultramar. Tambi?n fue presidente del Ateneo de Madrid y miembro de la Real Academia Espa?ola. Nu?ez de Arce muere en Madrid el 19 de julio de 1903.

Nu?ez de Arce escribi? varias obras teatrales, entre ellas Justicia providencial, Deudas de honra y Quien debe, paga. La que mayor resonancia alcanz? es El haz de le?a. Trata en ella de la muerte de pr?ncipe Don Carlos, hijo de Felipe II. Pero no es por el teatro ni por su circunstancial labor period?stica por lo que Nu?ez de Arce es recordado. Su mayor notoriedad se debe a su obra en verso l?rica o narrativa.

Entre sus obras de poes?a narrativa destacan: Raimundo Lulio, que vio la luz en Madrid en 1875, La selva oscura, La ?ltima lamentaci?n de Lord Byron, El v?rtigo, Un idilio y La pesca

La poes?a l?rica de Nu?ez de Arce est? representada especialmente por sus libros: Gritos de combate, Versos perdidos y Poemas cortos. En Gritos de combate, su obra capital en la producci?n po?tica, con tono grandilocuente ataca la sociedad de su tiempo y se muestra esc?ptico ante ella, porque seg?n ?l, en vez de crear libertad, crea libertinaje. N??ez de Arce se halla convencido de que la poes?a ha de ser algo m?s que un juego est?tico, convirti?ndose as? en un medio id?neo de la misi?n del poeta, parad?jicamente, extrapo?tica y apost?lica. Esta concepci?n de la poes?a y la naturaleza pol?tico-c?vica de su mejor obra, han hecho que la labor po?tica del vallisoletano haya sido marginada por cierto tipo de cr?tica finisecular, atenta exclusivamente a sus composiciones de tipo l?rico. Otra nota distintiva de la poes?a de este poeta c?vico es su propensi?n hacia tonos grandilocuentes y ampulosos que enmascaran las m?s de las veces una verbosidad carente de contenido. Sus escritos te?ricos, muestran a Nu?ez de Arce buen conocedor del hecho po?tico, bien informado tanto de la poes?a cl?sica espa?ola como en general de la que se escribe fuera de Espa?a. A poco m?s de un siglo de su muerte, podemos decir que quedar? pr?cticamente como un valor de su ?poca.

El verso de Nu?ez de Arce es efectista y f?cil, generalmente prosaico pese a la buscada elecci?n del tono y a la trascendencia que quiso darle. La oratoria se destaca m?s que la verdadera poes?a. Como sucede en estos versos: ?Salve a esta sociedad desventurada / que bajo el peso de su orgullo mismo / rueda al profundo abismo / acaso m?s enferma que culpada?.

Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


Siempre podemos hacer algo por la paz y la libertad.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.
Publicado por Franciscoariassolis @ 1:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios