Domingo, 20 de enero de 2008
STENDHAL
(1783-1842)

?Todo el que se suicida,
se suicida por falta de imaginaci?n.?
Stendhal

LA VOZ MAS VERDADERAMENTE ROM?NTICA

La obra narrativa de Stendhal es de capital importancia para la historia de la literatura universal. Fue considerado por Nietzsche el mejor novelista de su siglo, juicio que la cr?tica contempor?nea no considera desorbitado. Escribi? m?s para la posteridad que para sus contempor?neos (?l mismo dijo que no ser?a comprendido hasta 1860 ? 1880), y su obra, si bien fundamentalmente rom?ntica, anticipa el realismo y psicologismo de la primera mitad del siglo XX.

Stendhal es una de las figuras decisivas para hacer una historia de lo que ha sido la educaci?n sentimental . Por muy varios motivos. En un sentido es uno de los autores m?s verdaderamente rom?nticos que han existido. Por otra parte vivi? la plenitud de la vigencia rom?ntica y llev? al asunto del amor una dedicaci?n triple: la de su vida personal en primer lugar; la te?rica o ?ideol?gica? y escribi? un famoso libro de pensamiento sobre la realidad amorosa; finalmente, la literaria, la de invenci?n o recreaci?n del amor de sus personajes de ficci?n, en las extraordinarias historias que compuso con un maravilloso talento de narrador.

Stendhal, seud?nimo de Henri Beyle, nace en Grenoble el 23 de enero de 1783 y muere en Par?s el 23 de marzo de 1842. De origen burgu?s, qued? hu?rfano de madre a la edad de siete a?os. Desde su adolescencia dio muestras de ser un esp?ritu inquieto y deseoso de aventuras. Fue admirador y partidario de Napole?n, a cuyos ej?rcitos se incorpora muy joven y con ellos fue a Italia, que tanto hab?a de condicionar su vida, y en particular su experiencia amorosa. Cuando cae Napole?n reside en Mil?n, dedic?ndose a la m?sica y la pintura y all? conoce a Angiola Pietragrua y m?s tarde a, Matilde Vicontini-Dembowski, con quienes mantiene relaciones amorosas. Considerado sospechoso de carbonerismo, regresa a Par?s en 1821. Colabora como cr?tico de arte y m?sica de algunos peri?dicos y, tras el ascenso al poder de Luis Felipe es nombrado c?nsul en Trieste (entonces bajo dominio austriaco), no consigui? ser aceptado y fue c?nsul en Civitavecchia, en los Estados Pontificios.

Stendhal se sinti? disidente de la Francia de la Restauraci?n y tambi?n de la monarqu?a de Orle?ns, tras la revoluci?n de 1830; despreciaba el mundo en que ten?a que vivir, pero era irremediablemente franc?s. Estaba, en cambio, enamorado de Italia, y un poco irrealmente tambi?n de Espa?a. Estaba apasionado por la pasi?n, que encontraba en Italia y en Espa?a, frente a la estimaci?n francesa del dinero y la vanidad. Espa?a se le presenta concentrada en Andaluc?a y vista por su amistad con Prosper M?rim?e, que lo acerc? a la condensa de Montijo y sus dos hijas, todav?a ni?as. La vida de Stendhal estuvo absorta en dos ocupaciones ?y preocupaciones-: por una parte, la mujer y el amor; por otra, la literatura. ?Se trata de un hombre que ni verdaderamente am? ?escribi? Ortega y Gasset-, ni, sobre todo, verdaderamente fue amado. Es una vida llena de falsos amores?. En 1835, Stendhal da una lista de doce mujeres (y una de ellas aparece dos veces), que, dice, ?han ocupado, literalmente, toda mi vida. Despu?s de ellas, mi obras?.

Antes de escribir sus novelas, Stendhal escribe un libro Del amor (1822). Este libro, que inicialmente no tuvo ning?n ?xito, ni apenas resonancia, fue luego famoso. El libro comienza clasificando cuatro amores diferentes: El amor-pasi?n, el amor-gusto, el amor f?sico y el amor de vanidad. Y al final del cap?tulo a?ade: ?Por lo dem?s, en lugar de distinguir cuatro amores diferentes, se pueden muy bien admitir ocho o diez matices?.

Stendhal inicia su carrera literaria con obras de car?cter ensay?stico relacionadas con sus intereses musicales y con sus viajes: Vidas de Haydn, Mozart y Metastasio (1815) e Historia de la pintura en Italia (1817). Us? por primera vez el nombre de Stendhal para publicar Roma, N?poles y Florencia (1819). Su estudio Racine y Shakespeare (1823-1825), contiene una defensa del Romanticismo. En 1827 aparece Armance, su primera novela, a la que sigui? Vanina Vanini (1829). En 1830 publica una de sus dos obras maestras Rojo y negro y en 1836 La cartuja de Parma, en el que muestra tanta genialidad como en el libro anterior. Tambi?n hay que se?alar Victoria Accaramboni (1837), Memoria de un turista (1838), La abadesa de Castro (1839), as? como las obras p?stumas Lamiel (1889), Lacien Leuwen (1894) y las autobiogr?ficas Vida de Henry Brulard (1890) y Recuerdos del egotismo (1892).

Las novelas y sobre todo las dos capitales, son fundamentalmente historias de amor. Es el amor lo que hace vivir a los personajes y les da relieve. Acaso las novelas fueron la realizaci?n virtual imaginaria, de lo que le falt? en su vida. En todo caso, hay que incluirlas, y con pleno derecho, entre sus trayectorias, porque la vida no es solo lo que hacemos, sino tambi?n lo que no hemos hecho pero hemos deseado fervientemente. Y como dijo el m?s verdaderamente rom?ntico de los novelistas: ?Todos los amores que se pueden ver en este mundo nacen, viven y mueren, o se elevan a la inmortalidad, seg?n las mismas leyes?.


Francisco Arias Solis
e-mail: [email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

Paz, queramos paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus p?ginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.

Gracias

Tags: STENDHAL, FRANCISCO, ARIAS, SOLIS

Publicado por Franciscoariassolis @ 22:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios