Jueves, 28 de febrero de 2008

 

 

JUAN BAUTISTA MUÑOZ

(1745-1799)

 

“¡El mar, el mar! del universo puente

que la unidad del globo tuvo rota;

campo que nunca limitó la mente,

y que hoy el brazo de Colón acota.”

Ramón de Campoamor.

 

LA VOZ DEL HISTORIADOR DEL NUEVO MUNDO

 

La investigación histórica, aplicada concretamente a la de América, tiene un representante de primerísimo orden en un valenciano muy influido por Mayáns, Juan Bautista Muñoz.

 

Durante varios años, prevalido de diversas órdenes reales que mandaron a poner a su disposición, allí donde estuvieran, todos los tesoros documentales y bibliográficos, examinó y estudió Muñoz los más diversos archivos y bibliotecas del reino; Colegios Mayores de Salamanca, conventos del País Vasco, bibliotecas de Córdoba, Casa de Contratación de Sevilla, Biblioteca Colombina, Universidad de Granada, Archivo del Consulado de Cádiz, Archivo de Lisboa, sin contar innumerables bibliotecas y archivos particulares de las ciudades dichas y de otras muchas del país. Su tarea condujo a la creación del Archivo de Indias, depósito general donde había de agruparse todo lo concerniente a la historia americana. La Carta Magna de la creación del Archivo de Indias, fue el Memorial del 13 de marzo de 1784, que fue redactado por Muñoz.

 

Juan Bautista Muñoz y Ferrandis nació en Museros, cerca de Valencia, el 12 de junio de 1745. Estudió filosofía, teología y matemáticas en la Universidad de Valencia, donde recibió el influjo del jesuita Antonio Eximeno y de su famoso rector Vicente Blasco, que le inculcaron su peculiar aversión al escolasticismo. Graduado de Doctor, opositó en 1765 a una cátedra de Filosofía. En sus cursos de filosofía desarrolló los principios de un eclecticismo metódico, sosteniendo que ni en los antiguos ni en los modernos estaba exclusivamente la verdad.

 

En 1770 fue inesperadamente nombrado por Carlos III Cosmógrafo Mayor de Indias. En Madrid publicó Muñoz varios trabajos filosóficos que acrecentaron su renombre, y en 1779 el rey le confió el encargo, igualmente inesperado, de escribir la Historia de América. Casi a fines de 1791 concluyó Muñoz su primer volumen, que fue presentado y sometido a la censura de la Academia. En 1793 aparece el primer volumen, que se extiende desde la génesis del Descubrimiento hasta 1500. “El libro del cosmógrafo -afirma Ballesteros- puede conceptuarse como la primera obra de carácter científico moderno sobre la historia de las Indias”.

 

El segundo volumen preparado por Muñoz ya no fue publicado; los acontecimientos políticos demoraron su impresión, y con la invasión francesa quedó olvidada. Pero la magna tarea investigadora del valenciano no resultó inútil. La ingente mole de documentos, copias y extractos que había reunido, componen la fabulosa Colección Muñoz, que a la muerte del historiador americanista pasó en un primer momento a la Biblioteca Real, permaneciendo allí hasta 1817, trasladándose   a la Real Academia Española de la Historia, donde  sigue siendo cantera tan inagotable como imprescindible para los estudiosos de la historia americana.

 

Muñoz asistía regularmente a la tertulia valenciana de Mayáns, y después de su marcha a Madrid mantuvieron ambos frecuentemente correspondencia. De Mayáns adquirió Muñoz su espíritu crítico, que aplicó en sus trabajos históricos. Una vez que Muñoz fue encargado de escribir La Historia de América, pidió frecuente ayuda y orientación a Mayáns.

 

El trabajo sobre Nebrija, que completa su personalidad literaria, le fue encargada a Muñoz por la Academia de la Historia. Muñoz lo leyó bajo el título de Elogio de Antonio Nebrija, en sesión pública el 11 de julio de 1796. Esta monografía ha sido calificada de “lo más selecto que brotó de la pluma del filósofo americanista”. Sólo un gran humanista como era Muñoz podía escribir con dignidad y hondura el gran humanista que había sido Nebrija.

 

Muñoz, como se ha dicho anteriormente, no publicó otro volumen de su Historia, pues murió -el 19 de julio de 1799 en Valencia- cuando tenía preparado el segundo para la imprenta. A pesar de todo, hoy no puede escribirse de asuntos colombinos sin consultar previamente los macizos capítulos de la Historia de este humanista valenciano.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

WIKIPEDIA: http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Arias_Sol%C3%ADs

 

 

La paz no se reduce a la ausencia de guerras

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.

 


Tags: JUAN, BAUTISTA, MUÑOZ, FRANCISCO, ARIAS, SOLIS

Publicado por Franciscoariassolis @ 20:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios