Domingo, 25 de mayo de 2008

 

 

MANUEL DURAN 

 

“La última oleada de desterrados que salió de España

 me interesa especialmente. Salió de su patria al triunfar

 la rebelión de Franco contra la República establecida

 democráticamente. En 1939 abandonaron España,

 muchos para siempre, casi medio millón de españoles,

 y yo fui parte de esa oleada, junto a toda mi familia,

 en un largo viaje sin regreso. Todavía recuerdo

 aquellos días terribles, en que dejábamos un país

 bajo la dictadura franquista para pasar a una Francia

 que pronto caería bajo el avance imparable de los ejércitos nazis.”

Manuel Durán.

 

LA VOZ REBELDE DE UN NIÑO EXILIADO

 

Al margen del grueso del exilio, hay que tomar en consideración aquellos que eran niños en 1939 y, por tanto, no tenían voluntad política propia. En su mayoría salieron acompañando a sus padres, aunque luego corroboraran con su libre decisión la voluntad paterna. Sin embargo, se sienten españoles, han hecho causa común con las de sus padres y muchos de ellos –por su bagaje cultural y por la importancia de su obra intelectual- han constituido una avanzadilla de la “conciencia española” en tierras americanas. Entre el grupo más importante de éstos está incluido Manuel Durán.

 

Manuel Durán Gili nació en Barcelona en 1925. Su padre era un ilustre abogado miembro de la Generalitat en  el cargo de Procurador General de Catalunya. En 1939 su familia emprende el camino del exilio marchando primeramente a Francia. “Salir de aquel "callejón sin salida"  que era la Francia de Vichy –nos cuenta Manuel Durán-, cada vez más sometida a los caprichos de los nazis, nos llevó primero de Montpellier a Marsella, y de allí a Casablanca, y finalmente a nuestro puerto de salvación, Veracruz”. Estudió en México donde algunos de sus mejores maestros fueron también exiliados españoles. Colaborador destacado de las   famosas  revistas del exilio español publicadas en México Las Españas, Presencia y Hoja. También colaboró en Cuadernos de Ruedo Ibérico, revista publicada en París, que desde su primer momento quiso ser “radicalmente libre y radicalmente rigurosa”.  Durán obtuvo en Princeton University, con una tesis dirigida por Américo Castro, el doctorado en Lenguas y Literaturas Romances. Después de seis años de enseñanza como profesor adjunto en el Smith College, en Northampton, Massachussets, pasa a la Yale University, en 1960, de la que ha sido catedrático, jefe de estudios graduados y jefe del Departamento del Español y Portugués.

 

Con curiosidad intelectual desconocedora de fronteras, Manauel Durán mezcla en su abundantísima producción crítica intereses por diversas literaturas y épocas. Es poeta, aunque no se exhiba como tal. Publicó su primer libro poético  Labios del presente en 1948, al que siguieron Ciudad asediada (1954), La paloma azul (1959) y El lugar del hombre (1965), en España, en 1970, La piedra en la mano, Cámara oscura (1972) y El lago de los signos (1978). Su poesía expresa la dialéctica de la vida en la ciudad. Una gran hondura, un deseo de explorar los problemas humanos –colectivos y personales- una búsqueda de innovaciones formales... caracterizan su obra. Le debemos estudios importantes sobre El superrealismo en la poesía española contemporánea (1952), La ambigüedad en el Quijote (1960), Francisco de Quevedo (1978), dos estupendas antologías de textos críticos, Lorca: A Critical Anthology (1962) y Rafael Alberti (1976) y numerosos libros misceláneos, como  De Valle-Inclán a León Felipe (1974).  Recientemente ha publicado un libro de gran éxito, Diario de un aprendiz de filósofo (2007).

 

Durán tiene el estilo de la sencillez, de la vivacidad de quien se interesa vitalmente y no sólo estéticamente, sea de Valle o de Paz. Ha leído mucho, y se le nota, como se nota el movimiento y la pasión de su prosa, la de un crítico que cuando escribe está disfrutando del hecho mismo de escribir. Y como dijo nuestro escritor que se marchó siendo un niño “ a un largo e interminable exilio”: “La gran literatura de nuestra época –lo sabemos- es una literatura rebelde. El momento privilegiado del escritor de hoy es el de la crítica  y el desafío”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

No disparar donde haya niños. Stop.

En la gloria no necesitamos más ángeles.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.


Gracias

 


Tags: Manuel, Durán, Arias, Solis, Francisco

Publicado por Franciscoariassolis @ 17:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios