Martes, 10 de junio de 2008
UGO FOSCOLO
(1778-1827)

 

“Los poetas no comienzan a vivir

 hasta que no mueren.”

Ugo Foscalo.

 
LA VOZ DEL MANIFIESTO DEL ROMANTICISMO ITALIANO

 

Foscolo llevó una existencia extremadamente móvil y agitada siendo  sucesivamente periodista, oficial, profesor, patriota ardiente siempre, luchando con Bonaparte o contra él  por la independencia de Italia, siempre errante y de continuo enamorado de bellezas siempre nuevas. Su carrera de poeta se detiene, sobre poco más o menos, después de los treinta años, como la de Hölderlin y Chénier. Se distingue como autor de algunos sonetos (es digno de especial mención el titulado Il propio ritratto, en que el autor se describe magistralmente a sí mismo),  de odas de una elegancia mitológica puramente clásica, pero de un arte refinado; de un poema incesantemente limado y que quedó sin acabar, Las Gracias, en que su visión de la  belleza se expresa en una forma de helenismo denso y puro, también compuso, por último, Los sepulcros (1807), cuya primera idea se ha indicado que acaso fuera debida a la elegía del poeta inglés Thomas Gray, escrita en un cementerio de aldea. El  poema Los sepulcros, considerado su obra maestra,   de doscientos noventa y cinco versos libres, dedicado a su amigo el poeta Pindemonte, demuestra  la eficacia del culto a los muertos para suscitar las virtudes cívicas. Henchido de pensamiento noble y grave de expresión, poético por el esplendor conciso y austero de estilo, era absolutamente nuevo, en el fondo y en la forma, en la literatura europea. El asunto parece ser únicamente la utilidad social, patriótica, de los mausoleos, lo que Fóscolo lamenta que no pudiera tener su amigo y maestro el poeta Parini,  que fue enterrado en la fosa común.

 

Niccolò Ugo Foscolo, nació en la isla de Zante, Grecia, el 6 de febrero de 1878 y falleció en Turnham Green, cerca de Londres, el 10 de septiembre de 1827. Hijo de padre veneciano y de madre griega, no fue llevado a Venecia por sus padres hasta los diez años de edad. No es extraño que al par que italiano se sintiera heleno, y fuera una gloria de la escuela neoclásica en que figuraron Parini, Alfieri y Monti. Más que ellos debiera hallarse él allí en su natural elemento.  Foscolo desarrolló una intensa actividad como crítico y traductor de autores clásicos, entre ellos Dante, Boccaccio y Sterne. Defensor del liberalismo, tomó parte en varias revueltas políticas, por lo que fue perseguido y obligado a exiliarse más de una vez. En 1809 fue nombrado catedrático de elocuencia en la Universidad de Pavía, para lo cual Foscolo escribiría el discurso de inauguración, Sobre el origen y el oficio de la literatura, considerado el manifiesto inicial  del romanticismo italiano. A la caída de Napoleón, los austriacos regresaron a Italia y Foscolo se exilió a Londres, donde transcurrieron sus últimos años, ensombrecidos por las dificultades económicas. Al quedar huérfana, su hija, fue atendida por el exiliado español Miguel de Riego, hermano del General Riego, que se sublevó  en Las Cabezas de San Juan contra la política absolutista de Fernando VII.

 

Cuando aún no había cumplido diecinueve años escribió la tragedia Tieste, representada con gran éxito en Venecia, y la oda A Bonaparte libertador, pero lo que le dio reputación europea fue la novela autobiográfica Últimas cartas de Jacopo Ortiz (1798), inspirada en Las desventuras del joven Werther, de Goethe, y con la que obtuvo un éxito prodigioso. Últimas cartas de Jacopo Ortiz ofrece ya típicos elementos románticos: el amor ideal imposible, el suicidio, el anhelo de libertad, la exaltación del nacionalismo, etc. Escribió las tragedias Ayax (1811) censurada por sus claras alusiones políticas, y Ricarda (1813). En Inglaterra publicó Discurso sobre el texto del poema de Dante (1925),  Ensayo sobre Petrarca (1827) y una serie de artículos en el Quartely Review y el Edinburg Review. Y como nos dijo el escritor italiano: “Cada lágrima enseña a los mortales una verdad”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

Por la convivencia frente a la crispación.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.


Tags: Ugo, Foscolo, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 23:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios