Mi?rcoles, 11 de junio de 2008
FRANÇOIS-RENÉ DE CHATEAUBRIAND

(1768-1848)

 

“La justicia es el pan del pueblo,

siempre está hambriento de ella.”

François-René de Chateaubriand.

 

 

 

LA VOZ DEL PRECURSOR DEL ROMANTICISMO

 

Chateaubriand fue como una fuerza rival de la de Madame de Staël (que pensaba por el estilo de los filósofos del siglo XVIII), y llega a obscurecer su nombre. Comenzó él también a escribir bajo la influencia de esas doctrinas filosóficas del siglo XVIII, y su primer libro combate al catolicismo; pero luego se convirtió a él, y acabo siendo el jefe del movimiento religioso cuya expresión fue El genio del cristianismo. El fervor religioso del pueblo, contenido a lo largo del siglo XVIII, renació con esta obra, aunque su mayor importancia reside en la renovación literaria: ruptura con la norma clásica, liberación de la imaginación, sentimiento de la naturaleza, búsqueda de nuevas fuentes de inspiración (la epopeya, la Edad Media, el sentimiento nacional, etc.). Todo ello anuncia ya el Romanticismo.

 

François-René, vizconde de Chateaubriand nació en Saint-Malo, Bretaña, el 4 de septiembre de 1768 y murió en París el 4 de julio de 1848. Perteneciente a una familia noble bretona venida a menos, su infancia fue solitaria y soñadora; estudió en los colegios de Dol y Rennes antes de entrar en el ejército francés. Su vida estuvo ligada a los acontecimientos históricos y políticos de Francia y tuvo que exiliarse en alguna ocasión. Se opuso a la Revolución de 1789. Viajó por América, donde conoció a George

Washington. Regresó a Francia al  conocer la detención del rey Luis XVI e ingresó en el ejército contrarrevolucionario. En febrero de 1792 contrajo matrimonio con Céleste Buisson de la Vigne. Se exilió de nuevo a Bélgica y desde allí marchó a Londres.  donde vivió de 1793 a 1800. En la capital inglesa publicó Ensayo sobre las revoluciones (1797). Después de sufrir una vida de azares y de miserias en países extranjeros, regresó a su patria, donde publicó la obra que le dio inmediata notoriedad,  El genio del cristianismo (1802), escrita tras las muertes de sus seres más queridos: su madre y su hermana. Fue enemigo acérrimo de Napoleón y partidario de la Restauración monárquica, aunque ésta le defraudara en parte. En 1811 Chateaubriand fue nombrado miembro de la Academia Francesa, en donde realizó un discurso a favor de la libertad que, una vez más, hizo encolerizar a Napoleón. Después de la restauración de los borbones fue nombrado par  de Francia en 1815, embajador en Gran Bretaña en 1822 y ministro de Asuntos Exteriores en 1823-1824. En 1830 se negó a jurar lealtad a Luis Felipe lo que supuso el final de su vida política. Su vejez,  más sosegada  y tranquila, la dedicó a la literatura, acabando de redactar las Memorias de su vida, comenzadas hacia 1848, con el nombre de Memorias de ultratumba, evocación de su vida en el convulsionado periodo histórico que le tocó vivir. Chateaubriand murió en París el 4 de julio de 1848.

 

Además  del Genio del cristianismo, Chateaubriand compuso Atala (1801), René (1802) y la epopeya Los mártires (1804), especie de gran poema en prosa escrito para poner en parangón el mundo pagano y cristiano, y deducir la superioridad estética del segundo contra el primero. Otras obras famosas tiene, como, el Itinerario de París a Jerusalén (1811), modelo de libro de viaje, lleno de ideas y de aspectos del mundo completamente nuevos, expuestos en bello y muy cuidado estilo, El último Abencerraje (1826), inspirada en su recuerdo de España, Les Natchez (1826) y Vida de Rancé (1844). En su última obra, Memorias de ultratumba, el autor nos habla del “yo” y se vuelve a su pasado, tratando de situarse en el Más Allá e inmortalizarse con su arte. Nos muestra también el tipo del joven decepcionado y enfermo del llamado “mal del siglo” (angustia, decepción, ensueño, etc.) que es asimismo una actitud precursora del espíritu del romanticismo. Y como nos dijo el gran escritor francés: “Casi todos los crímenes que castiga la humanidad se deben al hambre”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

Apostemos con el corazón en la mano por la paz.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.

 


Tags: Chateaubriand, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 18:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios