S?bado, 14 de junio de 2008
?

 

 

GEORGE ELIOT
(1819-1880)

 

“Bendito sea el hombre que no teniendo nada qué decir,

se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras.”

George Eliot. 

 

 

LA VOZ DE UNA DE LAS MEJORES NOVELISTAS

 

Las novelas de George Eliot la sitúan en primera fila entre los novelistas de su época y actualmente está considerada una de las más grandes novelistas inglesas de  todos los tiempos. En su obra supo retratar con agudeza las complejidades de la sociedad inglesa  y abogó por una moral basada en la autenticidad. Sus mejores obras tienen como escenario el campo inglés, y sus héroes son gentes sencillas, observadas con delicadeza y simpatía. Sus sentimientos aparecen tratados con un arte vigoroso y veraz, orientado hacia los problemas del alma, un arte frecuentemente patético y discretamente elocuente.

 

George Eliot, seudónimo de  Mary Ann Evans, nació en Arbury Farm, Warwischshire el 22 de noviembre de 1819 y falleció en Londres el 22 de diciembre de 1880. Hija de un agente inmobiliario, estudió en la escuela de Nuneaton y posteriormente en un internado de Coventry, pero a partir de los diecisiete años fue autodidacta. De formación evangélica que muy pronto abandona influida por el pensamiento racionalista tradujo a Spinoza, Feuerbach y Strauss, y trabajó como editora del Westminster Review (1851-1854). En 1854 conoció al periodista y crítico George Lewes, con quien convivió hasta la muerte de este en 1878, relación que resultó escandalosa para los preceptos de la moral victoriana. Fue admirada por David Herbert, Lawrence, mejor conocido por D.H. Lawrence, y Henry James. A los sesenta y un años se casa con el gestor de sus inversiones  John Walter Cross, veinte años más joven que ella. Su matrimonio solo duró poco más de siete meses al fallecer la novelista que fue enterrada en el cementerio de Highgate de Londres, al lado del que siempre consideró su marido George Lewes.

 

George Eliot tardó bastante en empezar a escribir novelas: primeramente, Escenas de la vida clerical  (1857), narraciones breves que alcanzaron un rápido éxito; luego Adam Bede (1857), obra en que los tipos y sentimientos aparecen pintados con tanta finura como realidad; El molino junto al Floss (1860), cuya primera parte es celebrada por su frescura y su vida, y que contiene numerosos recuerdos personales; Silas Marner (1861); Romola (1863), ambientada en la Florencia del siglo XV,  refiere la obra y la vida del predicador y reformador Girolano Savonarola; Middlemarch  (1872), considerada su obra cumbre, y Daniel Deronda (1876). La gran novelista inglesa nos dejó dicho: “Debe uno ser pobre para conocer el lujo de dar”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

Por la convivencia frente a la crispación.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.


Tags: George, Eliot, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 22:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios