S?bado, 28 de junio de 2008

 

EN EL 150º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE

SELMA LAGERLÖF (1858-1940)

 

   “Los sentimientos agotados del hombre

  encuentran  su único placer en martirizar

 a otros seres humanos y a los animales.”

Selma Lagerlöf.

 

LA VOZ DE LA PRIMERA MUJER GALARDONADA

CON EL NOBEL DE LITERATURA

 

En 1891 se dio a conocer con su primera obra, titulada La saga de Gösta Berling, la novelista Selma Lagerlöf, cuya fama recorrió después toda Europa. Es una de las grandes figuras de la literatura sueca, y parece significar una reacción romántica y religiosa donde tanto se ha combatido la religión. Su arte tiene algo de lo que en pintura el impresionismo, procediendo por manchas de color más o menos sueltas y más o menos desordenadas. Su obra total es rica, de tendencias épicas y de un bello nacionalismo. De formación naturalista, intentó buscar en el paisaje y las tradiciones suecas la armonía entre realidad y fantasía, propiciando el resurgimiento del romanticismo sueco.

 

Selma Otilia Lovisa Lagerlöf nació en Marbacka, provincia de Värmland, el 20 de noviembre de 1858 y murió en su ciudad natal el 16 de marzo de 1940. Cursó estudios en la Escuela Normal Superior de Estocolmo en la que se graduó de profesora. Desde 1885 imparte clase en el Liceo de Niñas de Lanskrona, cesando su actividad diez años después para dedicarse exclusivamente a la literatura, gracias a la pensión vitalicia que le fue concedida por la Corona sueca. En 1907 la Universidad de Upsala la doctoró “honoris causa”, recibiendo dos años más tarde el Premio Nobel, siendo la primera mujer en obtener el galardón en literatura. En 1911 defiende, en el Congreso Internacional de Derecho del Sufragio Femenino de Estocolmo, la igualdad de los derechos de las mujeres. En 1914 fue admitida por la Academia Sueca  que en sus dos siglos de existencia,  abría  por primera vez sus puertas a una mujer. Selma Lagerlöf se convirtió en miembro de la organización que otorga el Premio Nobel de Literatura. Feminista y pacifista convencida dedicó gran parte de su vida a la defensa de los derechos de la mujer y de la paz. En el I Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, celebrado en el Palais de la Mutualité de París entre el 21 y el 25 de junio de 1935, se creó la Asociación Internacional de Escritores  para la Defensa de la Cultura, cuyo Comité Internacional estará compuesto por  los escritores antifascistas Thomas Mann, y su hermano Heinrich, Romain Rolland, André Gide, Forster, Aldous Huxley, Bernard Shaw, Valle-Inclán, Ricardo Baeza, José Bergamín, Máximo Gorki, Sinclair Lewis y Selma Lagerlöf, la única mujer que formaba parte del Comité Internacional.  Cuando Finlandia hubo de enfrentarse, durante la Guerra de Invierno, que estalló el 30 de noviembre de 1939, a la agresión soviética, Selma Lagerlöf  donó su medalla de oro del Premio Nobel para ser subastada con la finalidad de recaudar fondos para la resistencia finesa. La escritora sueca ocupó los últimos años de su vida en apoyar a los intelectuales alemanes que sufrían la persecución nazi.

                       

En su producción narrativa destacan, entre otros títulos: La saga de Gösta Berling (1891),   su primera obra que está inspirada en leyendas populares y fue su novela de mayor éxito, Lazos invisibles (1894), Los milagros del Anticristo (1897), Jerusalén (en dos volúmenes, 1901-1902), El dinero del señor Arne (1904), Saga sobre una saga (1908), El carretero de la muerte (1912), llevada al cine por V. Sjöström, El proscrito (1920), novela pacifista, y Anna Svärd (1927). Destacan, además, el libro para niños El maravilloso viaje de Nils Holgersson a través de Suecia (1906-1907), pensado originalmente como manual escolar de geografía, que es para muchos su obra más madura, y los relatos recogidos en El mundo de los trolls (1915-1921). Escribió además obras autobiográficas, como Marbacka (1922),  El niño duende (1930) y  El diario de Selma Lagerlöf (1932).

 

Los tres mejores libros de Selma Lagerlöf son, en opinión del crítico francés Maurice Muret, que los ha estudiado a fondo, La saga de Gösta Berling; Jerusalén y Los milagros del Anticristo, en conjunto tres epopeyas novelescas o tres novelas épicas en prosa. La saga de Gösta Berling es una epopeya nacional; Jerusalén, una epopeya nacional al par que religiosa; Los milagros del Anticristo, una epopeya principalmente religiosa, ya que el elemento milagroso ocupa en ella la mayor parte. De estos tres libros, el de menos valor es el tercero, en el que la autora pretende describir una Sicilia que su alma septentrional y romántica dista mucho de haber comprendido.

 

Recientemente ha salido a la luz la correspondencia inédita entre Selma Lagerlöf   y su madre. A su paso por  Tierra Santa, tras haber permanecido una semana en Jerusalén, refiriéndose a los representantes de las distintas religiones, escribe la escritora sueca: “Todos se odian entre sí y a pesar de la profusión de templos y conventos que hay de varias creencias, da miedo comprobar la aversión que se respira en el aire”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


 
Será vano el intento de humanizar las guerras. Lo humano es evitarlas.


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.


Gracias


 

 


Tags: Selma, Lagerlöf, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 9:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios