S?bado, 12 de julio de 2008

VASCO PRATOLINI

(1913-1991)

 

“¡Estaba más viva! Y su pasado había muerto.

 Pero no porque ella hubiese querido matarlo

 sino porque había muerto espontáneamente,

 adentro, en su espíritu y en su cerebro.”

  Vasco Pratolini.

 

LA VOZ DEL NEORREALISMO ITALIANO

 

Con Vasco Pratolini, Alberto Moravia y Cesare Pavesse, surge un momento de gran auge artístico social. Inician el famoso neorrealismo italiano, cuyas traducciones cinematográficas de Visconti,  Vittorio de Sica y Rosellini, entre otros guionistas y directores, se han divulgado con verdadero éxito a través de todo el mundo. Este movimiento, junto con el de los “beats” angloamericanos, significa la más honda evolución de nuestro tiempo, culminando así el primer paso, fuera de la saturación humanística. El mundo asentado sobre la lógica aristotélica empieza a ser sustituido por el de la dialéctica, la estatua por la fotografía, el teatro por el cine, y la vieja novela de “pasatiempo” por la búsqueda filosófica y literaria de una cultura útil para lo cotidiano.

 

Vasco Pratolini nació en Florencia el 19 de octubre de 1913 y falleció en su casa de  Roma, por paro cardíaco, el 12 de enero de 1991. Hijo de una familia muy pobre, es un autodidacta que hizo de todo en su vida, camarero,  mozo de cuerda, vendedor de bebidas,  y vivió en los barrios más pobres de la ciudad, que inspiraron sus mejores obras. Debido a sus privaciones, mientras iniciaba sus colaboraciones literarias tuvo que ser internado en un sanatorio. Colaboró en el periódico Il Bargello  y en 1938 fundó, junto a Alfonso Gatto, la revista Campo di Marte.

 

Sus obras reflejan el contexto histórico-social que le tocó vivir: la vida en los barrios populares de Florencia bajo el fascismo. Entre ellas destacan: El tapete verde (1941), en la que recrea su infancia, Vía de Magazíni (1941), en la que relata su adolescencia en las calles y los barrios de Florencia, Las amigas (1943), El barrio (1945), Crónica familiar (1947), Crónica de los pobres amantes (1947), que posiblemente sea su obra más conocida, en la que narra la lucha de los obreros contra la dictadura, Un héroe de nuestro tiempo (1947), Las muchachas de San Frediano (1949). Con Metello (1955), y Lo scialo (1960), inicia la trilogía Una historia italiana (1955-1966), que se completa con Alegoría y escarnio (1966). Metello es la historia del proletariado italiano desde 1845 y 1945. Sus luchas, huelgas y difíciles avances sociales forman el telón de fondo. Metello, el protagonista, constituye el centro de referencia de una novela multitudinaria. En 1963 publica La constancia de la razón y en 1967 Mi ciudad tiene treinta años.

 

Pratolini destacó además como guionista de cine y autor de textos teatrales. En 1985 se publicó una recopilación de “crónicas en verso y en prosa”  titulada  El manojo de Natascia. Y como nos dijo el escritor neorrealista italiano: “Fue una infancia vivida en un acuario, sin arañazos en las rodillas, sin juguetes destrozados ni la cara sucia de barro, sin secretos ni descubrimientos. Y sin amigos, en el gran silencio de la villa...”

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

La paz no se reduce a la ausencia de guerras

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.

 


Tags: Pratolini, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 10:53
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios