Domingo, 03 de agosto de 2008

SAMUEL JOHNSON  

(1709-1784)

 

“La libertad, por lo que respecta a las clases sociales

inferiores de cada país, es poco más que la elección

 entre trabajar o morirse de hambre.”

Samuel Johnson.

 

LA VOZ DEL MEJOR CRÍTICO DE SU TIEMPO 

 

            Los clásicos ingleses hallan su último representante en el poeta, escritor, lexicógrafo y crítico  Samuel Johnson, conocido simplemente como Dr. Johnson.  Fue hijo de un librero, y empezando su vida en extrema pobreza, logró convertirse en uno de los dictadores literarios de Londres, después de la publicación de un poema que tituló London y de un Diccionario famoso que apareció  hacia la mitad del siglo XVIII. Pocos años después le otorgó el Estado una pensión. Religioso, moral, gran conversador y amante de la sociedad, pero brusco y franco hasta llegar a ser brutal e insultante, poseía un sentido común a toda prueba, una seguridad inconmovible en sus juicios, expresados en voz o estilo tonante, y un modo tan original de defenderlos, que parecían aún mejores de lo que eran.

 

Poseedor de una gran cultura clásica e inglesa, llegó a dominar la vida literaria inglesa de la segunda mita del siglo XVIII hasta el punto que este periodo en que vivió se suele llamar “época de Johnson”. Considerado el mejor crítico de su tiempo, su vida nos es perfectamente conocida por la biografía que de él escribió su amigo y fiel admirador James Boswell. Aunque escribió muchísimo, su mayor autoridad estriba en la crítica hablada, sarcástica y certera, que ejercía una gran influencia entre sus contemporáneos.

                  

Samuel Johnson nació en Lichfiel, Staffordshire, el 18 de septiembre de 1709 y falleció en Londres el 13 de diciembre de 1784. Hijo del librero Michael Johnson, desde muy pequeño tiene una gran afición a los libros. En 1731 abandonó los estudios que cursaba en el Pembroke College Oxford. Dotado de una prodigiosa memoria, se traslada a Londres y colabora como redactor en The Gentleman’s Magazine, donde empieza su polifacética labor. Fue editor de los periódicos  The Rambler (1750-52) y The Idler (1758).

 

Sus obras principales son un Diccionario de la lengua inglesa (1755), que introduce citas de grandes autores para ilustrar el sentido de los vocablos y Vidas de los poetas (1779-1781), obra monumental en diez volúmenes, que comprende desde Cowley hasta Gray, y que muestra una buena conjunción de vida y obra para comprender ésta mejor, y en la que su labor crítica es un ejemplo de rigor y de método científico.  Escribió además poemas satíricos (La vanidad de los deseos humanos, 1749), la tragedia Irene (estrenada en 1749), un libro sobre un viaje a Escocia, la novela  Rasselas: príncipe de Abisinia (1759) e innumerables ensayos y críticas. Y como dijo el escritor inglés: “Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

La primera víctima de la guerra es la infancia.

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

Gracias.

 


Tags: Samuel, Johnson, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 19:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios