Martes, 21 de octubre de 2008

 

ISAK DINESEN

(1885-1962)

 

“Los tiempos difíciles me han ayudado

 a comprender mejor lo infinitamente rica

y maravillosa que es la vida y que muchas cosas

 que nos preocupan no tienen la más mínima importancia”.

Isak Dinesen. 

 

LA VOZ ENTRE LO NATURAL Y LO CULTURAL

 

La obra narrativa de Isak Dinesen, seudónimo de la escritora danesa Karen Blixen,  enmarcada dentro de la corriente existencialista, se caracteriza por un lenguaje simbólico con el que intentó reflejar las relaciones entre lo natural y lo cultural. Algunas de sus obras aparecieron publicadas con su nombre de soltera Karen Dinesen, o bajo el seudónimo de “Pierre Andrézel”.

 

Isak Dinesen nació en Rungsted el 17 de abril de 1885 y falleció en la misma ciudad danesa el 7 de septiembre de 1962. A los diez años perdió a su padre que se suicidó atormentado por la sífilis. Se educó en  notables escuelas suizas. Estudió literatura en Oxford y arte en Roma, París y Copenhague,  y tras contraer matrimonio,   en 1914, con su primo el barón Bror Blixen-Finecke, se traslada a Kenia, donde ambos se dedican al cultivo y comercialización del café. Padeció la temida sífilis, que le contagió su marido, del que se separó tras seis años de matrimonio. Dinesen permaneció en África, hasta la muerte de su amante Denys Finch Hatton, un cazador británico, ocurrida en 1930, debida a un accidente de avioneta. Sus experiencias personales en Kenia (enfermedad, divorcio, bancarrota) dejarán una profunda huella tanto en su vida como en su obra.

 

De regreso en Dinamarca, publica en inglés Siete cuentos góticos (1934), que le hace alcanzar fama mundial, y que junto con Memorias de África (1937), llevada al cine con extraordinario éxito, y Cuentos de invierno (1942), la convierte en una de las figuras clave de las letras danesas contemporáneas.

 

Entre los restantes títulos de Isak Dinesen figuran: El festín de Babette (1950), Sombras en la hierba (1957), Últimos cuentos (1957), llevado también a la pantalla, y Anécdotas del destino (1958). Después de su muerte vieron a la luz sus Ensayos (1965), Carnaval: entretenimientos y cuentos póstumos (1977) y Cartas desde África: 1914-1931 (1981).  Y como dijo la escritora danesa: “La cura para todo es siempre agua  salada: el sudor, las lágrimas o el mar”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias


¡Necesitamos vivir en paz!


Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm.


Gracias

 


Tags: Isak, Dinesen, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 19:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios