Viernes, 28 de noviembre de 2008

 

 

CAMILO CASTELO BRANCO

(1826-1890)

 

“Una novela cuyo mérito estriba en la verdad,

 es fría, es insoportable, no sacude los nervios...”

  Camilo Castelo Branco.

 

LA VOZ DEL BALZAC PORTUGUÉS

 

Camilo Castelo Branco es un autor fecundísimo que, aunque cultivó muy diversos géneros, debió toda su reputación y popularidad a la novela de costumbres cuya fundación y propagación en la literatura portuguesa  es debida a él. A los cuarenta años llevaba ya publicados ochenta tomos, y su bibliografía, hasta el final de su vida, es interminable.

 

Castelo Branco figura entre los mejores novelistas de la moderna literatura portuguesa. De tendencia romántica, cultivador de la llamada novela pasional, ha sido llamado “el Balzac portugués”. Es un escritor fácil, sin pretensiones de artista de la forma; pero un narrador que lograba que su libro no se cayera de las manos por el tedio, al que no daba tiempo de llegar.

 

Camilo Ferreira Botelho Castelo Branco nació en Lisboa el 16 de marzo de 1825 y falleció en   São  Miguel de Seide, el 1 de junio de 1890. Hijo natural, estudió medicina y tuvo una vida novelesca en la que amoríos y sentimientos religiosos fueron causa de más de una crisis. A los dieciséis años contrajo matrimonio con Joaquina Pereira., sin haber enviudado todavía, raptó a una joven huérfana a la que también abandona. Tuvo amores pasionales con otras muchas mujeres y se enamoró locamente de Ana Plácido, que abandonó a su marido, para irse a vivir con él a Lisboa. En 1885 fue distinguido con el título de vizconde de Correia Botello y cuatro años más tarde, recibió una pensión estatal anual.

 

Su primera novela importante fue ¿Dónde está la felicidad? (1856) y algunos años más tarde publicaba Amor de perdición (1862), que se considera su obra maestra, dentro del género sentimental a que pertenece, y realmente, sabe hacerse atractiva, interesante, sin decaer, en la animada pintura que presenta de costumbres del siglo XVIII, no muy distintas en Portugal de lo que eran en otras partes. Lo que acaba de dar al libro valor de realidad es el subtítulo que el autor le puso de Memorias de una familia, y por las notas que él mismo facilita se ve que esa familia es la suya. Pero, según él escribió en uno de sus momentos de humorismo, con que quiere atenuar algo la tirantez del hilo de la narración, “una novela cuyo  mérito estriba en la verdad, es fría, es insoportable, no sacude los nervios...” Por ello cuida de sacudírnoslo continuamente, sin dejar enfriar ni un momento el interés  que los personajes hayan podido despertar en nosotros.

 

Entre sus novelas más famosas se cuentan también  Anatema (1851), Misterios de Lisboa (1854), El libro negro del padre Dinis (1851), Carlota Ángela (1858), Lo que hacen las mujeres (1858), Amor de salvación (1864), El judío, Eusebio Macario (1875) y Una brasileña de Prazins (1882). Y como escribió el escritor portugués en su Amor de perdición: “Al tiempo verán si es perdonable u odiado, o si antes no fuera mejor abrir la mano desde ahora de una historia que me puede acarrear enojos de los fríos jugadores del corazón  y de los juicios de que voy aquí a labrar contra la falsa virtud de los hombres, convertidos en bárbaros, en nombre de su honra”.

 

Francisco Arias Solis
e-mail:
[email protected]
URL: http://www.arrakis.es/~aarias

 

 

No se debe  admitir la violencia ni siquiera contra la violencia

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL:
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm

 

Gracias.

 


Tags: Camilo, Castelo, Branco, Francisco, Arias, Solis

Publicado por Franciscoariassolis @ 23:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios